Rosa Díez urge a Zapatero a reunir a los partidos ante la crisis de deuda

nacional

| 12.07.2011 - 16:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La líder de UPyD, Rosa Díez, ha pedido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que reúna urgentemente a todas las fuerzas políticas para tratar de remontar la situación económica cada vez más grave, con la crisis de deuda, y ha emplazado a los partidos a que aparten por ahora sus intereses.

Ante la subida de la prima de riesgo, que ha llegado a alcanzar los 371 puntos básicos -ahora se sitúa en los 343 puntos- la portavoz de UPyD cree que la situación es de tal emergencia que se requieren medidas extraordinarias y hablarlas entre todos los que tienen responsabilidad política.

Díez hablaba en un rueda de prensa en el Congreso, en la que también ha instado a los partidos a apartar ahora sus objetivos partidistas "legítimos", por otro lado, y a "dejar de contar" quien gana más o menos con la crisis.

En este contexto, no le ha parecido nada acertado que la presidenta de Castilla La Mancha, María Dolores de Cospedal, haya introducido más dudas sobre la economía al asegurar ayer que el déficit de su comunidad es mayor del que se había dicho.

Tampoco entiende, según ha explicado, que el Gobierno esté "enmascarando" la realidad con datos "ficticios" de manera que esta tarde se vaya a aprobar el techo de gasto de 2012 con baremos, que según ella, están por ver, ya que se aprueba en base a previsiones que hace el Gobierno sobre el crecimiento, el empleo o los ingresos.

"Esto no se arregla con maquillaje" ha insistido Rosa Díez, quien no piensa que haya mucho más margen de tiempo para actuar y aportar tranquilidad tanto a los mercados nacionales como internacionales.

Además de la responsabilidad que Rosa Díez atribuye al Ejecutivo en esta situación, también ha opinado que la Eurozona se ha mostrado "incapaz" de frenar el contagio de la crisis de la deuda soberana debido a que existen muchas presiones "nacionales" que impiden una política común "imprescindible".