Rivera se erige como el único futuro presidente capaz de unificar consensos

nacional

| 05.07.2015 - Actualizado: 21:46 h
REDACCIÓN

El presidente de Ciudadanos (C's) y candidato a la Presidencia del Gobierno de España, Albert Rivera, ha reivindicado los sucesivos retos electorales superados por su partido, que demuestran a su juicio, que está en condiciones de "salir a ganarles el partido" al PP y al PSOE en las próximas elecciones generales.

En su primer discurso tras ser proclamado candidato, Rivera ha hecho un repaso de los resultados cosechados por su partido en las urnas, primero en Cataluña, luego en el Parlamento Europeo y, por

último, en las pasadas elecciones autonómicas y municipales. "Nos dijeron que aquello era imposible", pero "sí era posible", ha subrayado en el Teatro La Latina ante cientos de militantes y simpatizantes.

Tras recordar que los sondeos sobre intención de voto sitúan a C's a tres o cuatro puntos del PP y del PSOE, Rivera ha asegurado que no solo pueden acortar esa distancia: "Tenemos que salir a ganarles el partido". A quienes "no quieren verlo", les ha aconsejado que "tomen nota del recorrido" que ha hecho el partido en estos diez años, durante los cuales otros les dijeron "tantas veces que no se podía".

El presidente de Ciudadanos ha señalado que la nueva etapa política en España solo podrá ser encabezada por quienes creen en ella, una etapa en la que además "hace falta alguien en el Gobierno que pueda sentar a la mesa a todos". Según ha explicado, lo que quiere es una España "diversa y unida" donde "todo cambie" pero "sin romperlo todo".

Rivera ha expresado las ganas que tenía de que llegara este momento tras "muchos años luchando" desde el Parlamento catalán y preparando la expansión nacional de C's. Ahora "toca mojarse, dar un paso al frente", ha afirmado antes de agradecer a los militantes los avales recibidos, que hicieron innecesaria una votación en primarias para elegir al candidato.

Cientos de personas han aplaudido su discurso, incluidos miembros de la Ejecutiva del partido; la candidata a la Generalitat de Cataluña, Inés Arrimadas; el coordinador del programa económico y social, Luis Garicano; y cargos electos como Begoña Villacís, Ignacio Aguado, Xavier Pericay o los eurodiputados Javier Nart y Juan Carlos Girauta.

El líder de C's ha incidido en las diferencias respecto a Podemos -aunque sin nombrarlo-, indicando que él no propone "soluciones inviables", que quiere repartir riqueza, no "miseria", y que su programa reformista es "claro" para no tener que "hacer referendos cada cuarto de hora". Igualmente, ha reprochado al partido de Pablo Iglesias que apueste por "generar bandos" en vez de buscar la "reconciliación".

Asimismo, ha insistido en la importancia de no "romper con todo" al reformar y modernizar España. En su opinión, es necesario conservar la Constitución -aunque se hagan modificaciones-, el Estado del Bienestar, la economía de mercado y la pertenencia a la UE.

"El objetivo", ha dicho, "no es inventar nada nuevo, sino reconstruir el proyecto común español, coger los cimientos de la Transición y recomponerlos", defendiendo valores como la unidad, la igualdad, la libertad y la solidaridad entre españoles.

Por último, Rivera ha marcado distancias respecto al PP y al PSOE, mencionando por ejemplo que su partido es "libre" y tiene "las manos limpias". Además, ha resaltado que en Ciudadanos defienden "lo mismo en cualquier rincón de España" y que son capaces de exigir pero también de dialogar y llegar a acuerdos.

En el acto en el Teatro La Latina también ha tomado la palabra Luis Garicano, que ha apostado por acabar con las "viejas políticas" de los partidos tradicionales y "también de algunos nuevos" que crean "un Estado clientelar" y hacen "promesas que no se pueden pagar".

Frente a esa opción, ha defendido la que ofrece "un equipo de personas de primera línea" que tienen "las soluciones que España necesita". A su juicio, con C's "se puede elegir otro camino" que lleva a "un Estado del