Repatriados los nueve militares franceses muertos en accidente de Los Llanos

La base aérea de Los Llanos homenajea y despide a los dos pilotos griegos fallecidos

Las diligencias judiciales del accidente están a la espera de informes de autopsias

nacional

| 29.01.2015 - 15:28 h
REDACCIÓN

Los restos mortales de los nueve militares franceses que fallecieron en el accidente del lunes en la Base Aérea de Los Llanos (Albacete) han sido ya repatriados a Francia en un avión Hércules del Ejército Español.

El avión ha despegado de la Base Aérea Los Llanos de Albacete en torno a las 16.30, después de un sencillo acto de despedida que se ha celebrado en el hangar número 5 de la base aérea, situado a unos 500 metros del lugar donde se produjo el accidente, presidido por el Jefe del Mando Aéreo de Combate, teniente general Eugenio Miguel Ferrer Pérez.

Además de muchos alumnos del curso del Programa de Perfeccionamiento de Pilotos (TLP) de la OTAN al que asistían los fallecidos, el acto también ha contado con la presencia de diversas autoridades regionales y del embajador de Francia en España, Jérome Bonnafont.

La Casa del Rey ha confirmado hoy que don Felipe telefoneó tras el accidente tanto al presidente de Francia, François Hollande, como al de Grecia, Károlos Papulias, para expresarles su pesar y su solidaridad por la muerte de los militares franceses y griegos fallecidos en esta catástrofe.

PILOTOS FRANCESES

Durante el homenaje en Los Llanos, en el que compañeros de diferentes países del TLP han portado los nueve féretros al compás de la marcha fúnebre, se ha leído una oración en inglés, francés y castellano, se ha cantado 'La muerte no es el final' y se depositado nueve coronas de flores a los pies de los restos mortales de los militares franceses.

Asimismo se han leído sus nombres: el capitán francés Gildas Tison, de 35 años; el capitán Mathieu Bigand, de 30 años; el sargento Régis Lefeuvre, de 25 años; el sargento Nicolas Dhez, de la misma edad; el sargento jefe Gilles Meyer, de 27 años; el asistente Thierry Galoux, de 41 años; el asistente François Combourieu, de 37 años; el teniente Arnaud Poignant, de 26 años, y la teniente Marjorie Kocher, de 29 años.

En la ceremonia se ha entonado el himno nacional de Francia antes de que los compañeros del TLP hayan portado de nuevo los féretros a hombros hasta el avión.

Está previsto que el avión llegue en torno a las seis de la tarde, a la base aérea de Nancy-Ochey, unidad donde estaban destacados siete de los nueve fallecidos.

La Base Aérea y el TLP hicieron un acto similar anoche, antes de la repatriación de los dos oficiales griegos fallecidos en el accidente.