Rajoy a Zapatero: ya nadie le cree, "el único camino" es convocar elecciones

Zapatero dice que la mejoría del paro es tan débil que no es irreversible

Rajoy: "No inspira confianza, ni dice la verdad, ni reconoce los hechos, ni facilita las soluciones"

La oposición reprocha a Zapatero su "nefasta" gestión en la lucha contra el paro

El Consejo de Ministros estudia este viernes el nuevo plan de reformas

nacional

| 18.11.2010 - 19:22 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, advirtió de que la mejora del empleo es "tan débil" que no asegura un cambio "irreversible de tendencia" y anunció que el Consejo de Ministros estudiará un calendario para las reformas económicas pendientes hasta 2012. Durante el debate extraordinario sobre empleo celebrado en el Congreso, Zapatero defendió que "no habrá marcha atrás" ni en la reforma laboral ni en ninguna de las otras reformas propuestas: de pensiones, negociación colectiva, políticas activas de empleo y energética. El líder del PP, Mariano Rajoy,le rebatía asegurandole que ya nadie le cree y que "el único camino" es convocar elecciones.

"Un gobernante que fracasa tiene la obligación moral de renunciar a seguir imponiendo sus errores. Un gobernante democrático sabe que, cuando se equivoca tanto como usted lo ha hecho y con tan graves consecuencias, debe retirarse aunque la ley no le obligue", ha asegurado Rajoy en el Pleno monográfico sobre empleo que se celebró en el Congreso.

Previamente, Zapatero presentó los proyectos económicos para los próximos quince meses que este viernes estudiará el Consejo de Ministros y pidió el respaldo del líder de la oposición, Mariano Rajoy.

Rodríguez Zapatero, durante su discurso, destacó la reducción del desempleo en el tercer trimestre del año en 71.000 personas, "por primera vez desde que comenzó la crisis", aunque dijo que valora estas cifras con "máxima cautela" y "preocupación". La mejora del empleo es "tan débil" que no asegura un cambio "irreversible de tendencia" y que el número actual de desempleados sigue siendo "inasumible".

Ante este panorama, defendió como prioridad económica el desarrollo de la reforma laboral y de las pensiones, ésta última, apuntó, que estará en el Congreso en el primer trimestre de 2011. Asimismo, dijo que la otra prioridad del Ejecutivo es la reforma de las políticas activas de empleo, "eje de la nueva agenda social" y cuyo objetivo será reorientar los recursos disponibles para la formación continua.

Para ello, avanzó que en el Consejo de Ministros del 26 de noviembre se creará una comisión interministerial, presidida por el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, con el fin de coordinar los esfuerzos de todos los ministerios y administraciones públicas.

En cuanto a la reforma de la negociación colectiva, avisó a empresarios y sindicatos de que el 20 de marzo acaba el plazo para presentar una propuesta y fue tajante al asegurar que si no lo hacen ellos, lo hará el Gobierno.

En el mismo sentido, dijo que si Gobierno y PP no llegan en breve a un pacto para reducir el déficit tarifario, el Ejecutivo presentará las próximas semanas sus líneas de reforma del sector energético.

Respecto al déficit público, Zapatero adelantó que el Consejo de Política Fiscal y Financiera se reunirá este mes con el objetivo de que las comunidades autónomas presenten sus ejecuciones presupuestarias y poder garantizar el compromiso de reducción del gasto porque "no admite más alternativa".

RAJOY LE PIDE QUE SE RETIRE PORQUE NO PUEDE SEGUIR IMPONIENDO SUS ERRORES

La respuesta de Mariano Rajoy a Zapatero fue pedirle que renuncie a su cargo para "no seguir imponiendo sus errores". Estima Rajoy que sólo la convocatoria de elecciones generales permitirá que se recupere la confianza y la credibilidad. "Un gobernante que fracasa tiene la obligación moral de renunciar a seguir imponiendo sus errores. Un gobernante democrático sabe que, cuando se equivoca tanto como usted lo ha hecho y con tan graves consecuencias, debe retirarse aunque la ley no le obligue".

"Déjese de ensoñaciones", aseguró el lider del PP, "la cosa es tan seria" que, aunque se propusiera rectificar "en todos los frentes, nadie le creería" porque se ha ganado a pulso una desconfianza inmensa como pocas e irreparable como todas".

Consideró que sin unas elecciones será "imposible" devolver la confianza y mejorar la inversión y recordó la elevada tasa de paro de los jóvenes, que calificó de "vergonzoso", así como haber puesto en macha medidas "ruinosas". Rajoy ha subrayado que el índice de paro de España es el doble de Francia y más del triple que Alemania, cuando "hubo un tiempo" que este país era "un modelo para Europa" porque creaba más empleo que todos sus socios juntos. Pero ahora, ofrece "un lamentable espectáculo millonario de parados" y tiene "el dudoso honor de encabezar el ranking de paro de la UE", algo que es "mérito personal" de Rodríguez Zapatero.

"El único camino para que el Gobierno de España recupere el crédito es hacerlo nuevo y eso, aquí y en cualquier lugar del mundo, pasa por unas elecciones generales. Sin ellas será imposible que se recupere la confianza", ha asegurado Mariano Rajoy a quien, a su vez, Zapatero replicaba acusándole de ser un "irresponsable" por dudar de la solvencia de la economía española y calificando de "obsceno" que Rajoy "sólo hable de elecciones", ante lo que le avisó que "no ganará".

LOS DEMAS GRUPOS REPROCHAN A ZAPATERO SU "NEFASTA GESTIÓN" EN LA LUCHA CONTRA EL PARO

Los portavoces de los diferentes grupos parlamentarios de la oposición han aprovechado el Pleno monográfico sobre empleo en el Congreso de los Diputados para criticar la "nefasta" gestión en materia laboral del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y le han advertido de que la reforma laboral no va a contribuir a crear empleo, como apuntan todos los datos que se han conocido desde su entrada en vigor.

Los grupos centraron sus intervenciones en lo que consideraron el fracaso de la política económica y laboral del Gobierno, salvo el PNV -socio presupuestario del Ejecutivo-, cuyo portavoz, Josu Erkoreka sólo mostró sus dudas respecto a que la reforma laboral pueda contribuir a la creación de empleo, aunque reconoció que aún es pronto para hacer una valoración.

El portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, ha expresado su "decepción" por el discurso del jefe del Ejecutivo, al que ha acusado de reaccionar tarde y mal a la pérdida diaria de empleo, y ha añadido que la reforma laboral aprobada ha sido una "oportunidad perdida", de la que ha culpado al anterior ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho.

El portavoz de ERC Joan Ridao reprochó a Zapatero que los fondos para políticas activas de empleo estén mal distribuidos y consideró que para su reforma hay que hacer un "buen lavado, no sólo de chapa, sino de los bajos".

También los portavoces del BNG, CC, UPyD, UPN y Nafarroa Bai criticaron que la reforma laboral no haya favorecido los contratos de fomento del empleo indefinido.