Rajoy y Sánchez dialogan durante tres horas en su primer encuentro en Moncloa

Concluye la reunión tras casi tres horas de entrevista

Sánchez le anuncia una "oposición activa" y pide una reforma constitucional urgente

Coinciden en la ilegalidad de la consulta catalana

El socialista reclama una prestación para desemplados con hijos a su cargo

nacional

| 28.07.2014 - 16:21 h
REDACCIÓN

La reunión en el Palacio de la Moncloa entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha concluído tras casi tres horas de encuentro. Ambos han estado reunidos desde las cinco de la tarde, en el primer encuentro que mantienen después de que Sánchez fuera ratificado como líder del PSOE en el congreso federal del pasado fin de semana.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha recibido esta tarde al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa para mantener la primera reunión entre ambos, días antes de su encuentro con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas .

El vehículo en el que se ha trasladado Sánchez ha llegado al Complejo de la Moncloa a las cinco de la tarde, y al detenerse en la puerta de acceso al edificio en el que se celebra la entrevista, Rajoy ha descendido los peldaños de las escaleras de entrada al mismo y ha saludado al líder socialista con un apretón de manos.

Ambos, mientras conversaban distendidos y sonrientes, han posado para los informadores gráficos repitiendo el saludo ante sendas banderas de España y de la Unión Europea.

A continuación, han accedido al edificio en el que se desarrolla la reunión, en la que la situación de Cataluña es uno de los ejes de la entrevista.

Rajoy había avanzado previamente en la reunión el Comité Ejecutivo Nacional del PP que iba a pedir a Sánchez que no fuera "equidistante" entre la defensa de la Constitución y la independencia. Por su parte, Sánchez, por su parte, había reiterado su intención de ofrecer al jefe del Ejecutivo la vía federal, la reforma de la Constitución al tiempo que había anunciado que le iba a proponer un plan para que los parados que no reciban prestaciones puedan recibir algún tipo de ayuda.

"MÁS DIFERENCIAS QUE COINCIDENCIAS"

Con posterioridad a la reunión, Pedro Sánchez comparecía ante los medios en la sala de ruedas de prensa del Palacio de la Moncloa.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado que en su reunión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha habido "más diferencias que coincidencias". No obstante, ha señalado que la entrevista ha sido cordial y en ella le ha trasladado su disposición a un diálogo leal y abierto pero con una "oposición activa" por parte del PSOE.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, han coincidido hoy en que la consulta sobre el futuro de Cataluña que pretende el presidente de al Generalitat, Artur Mas, no se puede celebrar porque es ilegal.

Pese a ese criterio compartido en torno a la consulta, el líder del PSOE le ha trasladado a Rajoy su posición favorable a una reforma de la Constitución y, para ello, abrir una ponencia en la comisión Constitucional del Congreso.

Sánchez, en la conferencia de prensa que ha ofrecido en el Palacio de la Moncloa tras la reunión, ha informado asimismo de que ha pedido a Rajoy que garantice un ingreso al mes a los parados con hijos que ahora no reciben ninguna prestación.

Considera que hay dinero para ellos en los Presupuestos del Estado, y ha censurado "el optimismo que rezuma el Gobierno" con respecto a las perspectivas económicas. El secretario general del PSOE aseguraba ser conciente de que eso no resolvería el problema pero que serviría para "paliar el sufrimiento de muchas familias".

Sanchez ha comunicado también a Rajoy su rechazo a plantear ahora, a "cinco minutos de acabe la legislatura", una reforma electoral sobre la elección directa de los alcaldes y le ha pedido que busque el acuerdo con el PSOE, pero también con el resto de formaciones que se verán afectadas por los cambios.

Sánchez ha calificado el encuentro de cordial y positivo. Ha asegurado que no ha tratado con Rajoy el voto en contra decidido por él contra el nuevo presidente de la Comisión Eurpoea, Jean-Claude Juncker, y que ambos han compartido la necesidad de que el Banco Central Europeo desarrolle una política más expansiva.