Todo a punto para el gran debate entre Rajoy y Rubalcaba

El cara a cara durará dos horas y tendrá una pausa publicitaria de diez minutos

nacional

| 06.11.2011 - 13:02 h
REDACCIÓN

Los candidatos del PP a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, y del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, protagonizarán mañana su primer y único duelo televisivo antes de las elecciones del 20N, en medio de una gran expectación y con la mirada puesta en los indecisos, en el caso de los socialistas.

El debate, cuya preparación ultiman hoy los candidatos con su más estrechos colaboradores, comenzará a las 21.45 horas en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, durará dos horas y tendrá una pausa publicitaria de diez minutos.

El moderador será el presidente de la Academia de Televisión, Manuel Campo Vidal, quien ya se encargó de moderar uno de los dos debates que en 2008 mantuvieron Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero (el otro lo dirigió Olga Viza), y el primer "cara a cara" de la democracia, que tuvieron en 1993 Felipe González y José María Aznar.

El líder del PP será el primero en llegar al Palacio de Congreso y, al igual que ocurrirá después con Rubalcaba, será recibido por el presidente de la Academia de Televisión, organizadora del debate y que distribuirá la señal a las televisiones.

Rajoy acudirá al plató acompañado previsiblemente de la responsable de campaña del PP, Ana Mato, y del vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, mientras que Rubalcaba lo hará con su número dos, Elena Valenciano.

El debate, que de acuerdo con el sorteo abrirá Rajoy y cerrará Rubalcaba, estará dividido en tres bloques: uno dedicado a economía y empleo, otro a políticas sociales y un tercero a democracia, seguridad y política exterior.

A diferencia de otros "cara a cara", en esta ocasión no habrá tiempos tasados, sino que serán "corridos", de manera que cada candidato dispondrá de un tiempo determinado que podrá utilizar en función de su interés.

Dos árbitros de baloncesto cronometrarán los tiempos de las intervenciones del debate, cuyo operativo tendrá un coste estimado de entre 530.000 y 550.000 euros, que sufragarán las televisiones en función de la audiencia que tengan ese día.

Se espera que este nuevo formato, que han consensuado los asesores de los candidatos hasta el más mínimo detalle, será más flexible que el utilizado en 2008 entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

El líder del PP, a quien las encuestas vaticinan una holgada mayoría absoluta, dedicará la mayor parte de su tiempo a defender sus propuestas económicas, insistirá en que, pese a la situación económica y a los cinco millones de parados que dejan los socialistas, España puede salir de la crisis.

Rubalcaba, por su parte, centrará su discurso en explicar a los españoles, y especialmente a los indecisos, que la candidatura que encabeza es la que garantiza las políticas sociales, haciendo hincapié en el trabajo que han hecho en este sentido en los últimos años.

Y es que los socialistas ven el "cara a cara" como una oportunidad para convencer a muchos indecisos que están "deseando votarles" pero que están defraudados e incluso enfadados con las políticas que ha llevado a cabo José Luis Rodríguez Zapatero, según han asegurado fuentes de esta formación.

En el PP, por el contrario, dan una importancia relativa al debate, ya que no creen que incluya en el resultado electoral, según las fuentes consultadas, que aseguran que Mariano Rajoy hará, durante sus intervenciones, continúas llamadas a la unidad, a la concordia y al entendimiento.

El debate que protagonizarán los aspirantes, el quinto cara a cara de estas características en la historia de la democracia, será el más importante, aunque no el único puesto que dos días después tendrá lugar otro en el que participarán representantes de cinco fuerzas políticas.

650 PERIODISTAS DE TODO EL MUNDO, ACREDITADOS PARA EL DEBATE

El número de periodistas acreditados para seguir en vivo el "cara a cara" entre Rajoy y Rubalcaba es de 650, lo que supera todas las expectativas de los organizadores, más aún teniendo en cuenta que decenas de canales de televisión lo emitirán en directo, algunos de ellos internacionales, como la italiana Sky Telegiornale.

Al interés suscitado en la cadena italiana citada, que pertenece al grupo de Rupert Murdoch, se suma el que ha despertado el debate en la agencia china de noticias xinhua, también acreditada, por citar dos ejemplos señalados por los organizadores.

Ellos se añaden a los canales internacionales de TVE y Antena 3 y a cuatro televisiones generalistas españolas, once canales de TDT, siete canales autonómicos, once canales de internet o cinco televisiones por satélite, además de la señal para personas discapacitadas de la Academia.

A todos ellos hay que añadir centenares de periodistas de radio, prensa y agencias, algunos de cuyos medios emitirán el debate en sus webs (Campo Vidal citó como ejemplos a periódicos, como 'El País' o 'El Mundo', y agencias, como Efe -en 'youtube'-, mientras que no le consta que lo vaya a emitir por internet la web de ningún partido).

Son suficientes medios como para que hoy la periodista Concha García Campoy, portavoz de la Academia de Televisión, organizadora del evento, se mostrara orgullosa y satisfecha porque "va a poder ser visto en prácticamente cualquier punto del planeta".

La Academia de Televisión, que ha realizado hoy en el salón de actos del Palacio Municipal de Congresos un ensayo general, se mostraba no solo satisfecha del interés internacional suscitado, sino también segura y agradecida por haberse consolidado como organizadora de grandes debates electorales televisados.

El presidente de la Academia añadió, en este sentido, que el coste de "un gran evento internacional", los 550.000 € previstos, es muy discreto, teniendo en cuenta que disponen del mejor plató posible.

Este dinero es más o menos el que cuesta un capítulo de una serie de máxima audiencia, que rara vez alcanza un 30% del "share", dijo, mientras que se espera mucho más para estas tres horas de televisión electoral que comenzarán cinco minutos antes de las 21.00 horas.

La llegada de los dos (primero Mariano Rajoy, el líder popular, después el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba) y, antes, de sus equipos, conducirá a las cámaras, en medio de imágenes de ambiente, hasta el momento del saludo en el plató, previsto para las 21.38 horas.

Ese será el último instante que los fotógrafos tendrán para captar a los candidatos, quienes luego quedarán solos con el moderador y unos pocos técnicos y cámaras, para que comience el debate a las 22.00 horas.