Rajoy y Rubalcaba escenifican su rechazo a la consulta catalana

nacional

| 18.12.2013 - Actualizado: 16:38 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, han escenificado este miércoles en el Congreso de los Diputados su coincidencia en el rechazo a la consulta que quiere hacer la Generalitat de Cataluña, si bien han discrepado de plano sobre la situación económica y de derechos que atraviesa España.

Durante su intervención en la última sesión de control al Gobierno del año, Rubalcaba ha aprovechado una pregunta en la que pedía un balance sobre el estado de los derechos de los españoles para hablar también del "problema territorial", agravado tras la convocatoria de la consulta por parte del presidente de la Generalitat, Artur Mas.

El secretario general del PSOE ha querido dejar clara la "posición inequívoca" de los socialistas contra el derecho de autodeterminación y ha reiterado su llamamiento al diálogo para "consensuar y actualizar" la Constitución, como forma de abordar la "situación difícil" que atraviesan las relaciones entre Cataluña y el resto de España.

"Sé que no es una tarea fácil, pero creo que la tenemos que emprender si queremos continuar por el camino que hace 35 años todos los españoles en circunstancias mucho más difíciles fuimos capaces de empezar a recorrer y que nos ha conducido al periodo más largo de la historia de nuestro país de convivencia, de progreso y de libertad", ha recalcado.

RUBALCABA RESUME ESTOS DOS AÑOS: MENOS DERECHOS

Rajoy ha respondido asegurando que "nunca" ha "puesto en tela de juicio" que el PSOE esté en contra del derecho de autodeterminación, que "no existe" en ninguna Constitución. Y

dicho esto, sin referirse a la petición de diálogo ni a la reforma de la Carga Magna, ha pasado a discrepar con el resto de la intervención del líder socialista, que ha resumido los dos primeros años de gobierno del PP en más desempleo, más impuestos, más deuda, menos derechos laborales y sociales y más desigualdad.

Para el presidente del Gobierno, "el mayor golpe a los derechos de todos fue la política económica del Gobierno" anterior. Además, Rajoy ha apuntado que ya se empiezan a ver "aunque de manera tímida", resultados a los "esfuerzos" que se han tenido que hacer y ha defendido que "hoy los españoles pueden ver el futuro con mucha más seguridad y mucha más esperanza que hace dos años", cuando el PP llegó a La Moncloa.

Rajoy ha defendido que cuando llegó al Gobierno la situación "no era fácil", porque hubo que "superar una crisis financiera, una crisis de deuda, evitar el rescate y al tiempo corregir graves desequilibrios de la economía para crecer y crear empleo", para lo que se tenía que "acabar con el descontrol de las cuentas públicas y hacer reformas estructurales". Según el presidente, esta tarea se ha hecho "de manera equitativa, preservando lo esencial e intentando ayudar a quien estaba en una situación más delicada".

Sin embargo, Rubalcaba ha discrepado de este análisis y, para ello, se ha referido a "tres noticias" de este martes. Así, se ha referido a la información que apunta a que el año pasado hubo 20.00 becarios menos en España, lo que supone, a su juicio, "menos igualdad de oportunidades y restricciones al estudio a quien no puede pagarse sus estudios".

También ha denunciado la retirada de la tarjeta sanitaria a los españoles que estén tres meses fuera de España. "Primero fueron los inmigrantes irregulares, después los que no habían cotizado a la seguridad social, ayer quien va a buscar un puesto de trabajo fuera... *Cuál es el siguiente colectivo?", ha preguntado Rubalcaba a Rajoy, a quien ha acusado de "romper el principio de universalización de la sanidad", de manera que "cada vez hay más españoles con dificultades para acceder a la sanidad pública".

Y, además, ha recordado que este martes se conoció que, por cuarto trimestre, han bajado los salarios "más bajos", mientras que los de los directivos "siguen subiendo", a lo que ha añadido la próxima ley del aborto. "Resumen, dos años, más desempleo, más impuestos, más deuda, menos derechos laborales, menos derechos sociales, más desigualdad, ése es el balance", ha recalcado Rubalcaba.

Sin embargo, Rajoy ha insistido en que fue la política económica del anterior Gobierno socialista, lo que dio "el mayor golpe a los derechos de todos" y ahora se están "viviendo las consecuencias". El presidente ha defendido que el PSOE "no se enteró de nada de lo que ocurría en España" y generó "graves desequilibrios", que han llevado a tener que tomar "decisiones duras" en esta legislatura.

Con todo, Rajoy ha insistido en que ahora se ve que estas medidas tenían "sentido" y ha subrayado que "por primera vez en mucho tiempo" hay crecimiento intertrimestral. Además, ha afirmado que el paro este mes va ser "el mismo" que el año pasado y ha asegurado que en 2014 se va a crear empleo. "Lo que estamos haciendo es corregir los desaguisados que hicieron en su etapa", ha remachado.