Rajoy y Rubalcaba buscan un acuerdo sobre el Constitucional y unidad ante la UE

Durán llega a Moncloa en plena tormenta por la petición de Mas

Rajoy con Rubalcaba (Rajoy con Rubalcaba)

nacional

| 25.05.2012 - 08:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, intentará desbloquear con el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, la renovación de los órganos institucionales, en especial el Tribunal Constitucional. Más de tres meses después del primer encuentro oficial entre ambos, la economía centrará buena parte de la reunión, con asuntos como los problemas de liquidez de España tras la escalada de la prima de riesgo y la necesidad de que el Banco Central Europeo (BCE) actúe ya para relajar la deuda.

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha llegado hoy un poco después de las 19.00 horas al Palacio de la Moncloa para su tercera reunión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, una cita centrada en la política europea, la crisis económica y la renovación de los órganos constitucionales.

Rubalcaba ha llegado poco después de concluir la entrevista que Rajoy ha mantenido con el portavoz parlamentario de CiU, Josep Antoni Duran Lleida.

Su primer encuentro con Rajoy tuvo lugar el pasado 15 de febrero y ambos acordaron solucionar la interinidad que se vive en los órganos constitucionales, como el Tribunal Constitucional, antes del verano.

No se informó a los medios de comunicación de su segunda entrevista, pero Rajoy reveló que se habían reunido de nuevo en marzo y acusó a Rubalcaba de haber bloqueado en ese encuentro la renovación de la dirección de RTVE.

Según ha explicado hoy el secretario general del PSOE en rueda de prensa, mantiene su voluntad de proceder a renovar el Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo y el Tribunal de Cuentas y pedirá también al jefe del Ejecutivo que convoque una conferencia de presidentes autonómicos.

Rubalcaba quiere además consensuar una única vez en Europa, insistirá en la necesidad de los eurobonos, ya que cree que la intervención del Banco Central Europeo comprando deuda soberana de países del euro es sería sólo un arreglo "transitorio" al problema.

Fuentes gubernamentales han asegurado a Europa Press que el jefe del Ejecutivo informará personalmente a los dos dirigentes de la reunión de Bruselas con los jefes de Estado y de Gobierno de la UE y el mensaje que defendió en esta cita. El que Rajoy haya citado a ambos en el mismo día apunta a que el jefe del Ejecutivo desea no dar especial importancia a su interlocución con el primer partido de la oposición, reconocen dirigentes socialistas.

Rajoy considera que en la actual situación es capital que el BCE actúe para garantizar liquidez y la sostenibilidad de la deuda pública. Además cree que la salida de la crisis pasa por la austeridad y el control del déficit público, las reformas estructurales para impulsar el crecimiento, reformas en Europa para fomentar la competitividad y avanzar en la integración financiera.

EN JUNIO TERMINA EL PLAZO PARA RENOVAR ORGANOS

La renovación del Tribunal Constitucional será otro de los temas de la reunión. Moncloa recuerda que apenas falta un mes para que concluya el plazo que el propio Rajoy y Rubalcaba acordaron en su reunión del 15 de febrero para renovar los órganos constitucionales (TC, Defensor del Pueblo, Tribunal de Cuentas y RTVE).

En esta tesitura, el objetivo del presidente del Gobierno es desbloquear al menos el TC, máxime cuando el alto tribunal ha amenazado con tomar medidas "muy drásticas" ante el retraso en la renovación de tres de sus miembros que están pendientes desde noviembre de 2010 y la cobertura de la plaza que ocupaba un cuarto magistrado, Roberto García-Calvo, fallecido hace cuatro años.

El propio Rajoy declaró este jueves que es "razonable" la queja de los magistrados del TC y se mostró convencido de que llegará a un "entendimiento" con el líder de los socialistas para renovar el alto tribunal en pocas fechas.

EL PSOE CULPA AL PP DEL RETRASO EN LA RENOVACION

Rubalcaba ha respondido a este deseo de Rajoy afirmando que el PSOE "antes y ahora" está dispuesto a renovar el Constitucional, pero que son los 'populares' los que estuvieron bloqueando la renovación con la única "lógica" de esperar a ganar las elecciones "y mejorar su correlación de fuerzas". "Nosotros, antes y ahora, cuanto antes (se renueve) mejor", ha dicho en RNE.

Fuentes de la dirección del PSOE han informado a Europa Press que Rubalcaba "mantiene su compromiso de respetar el acuerdo" con Rajoy para que los órganos estén renovados antes de que termine junio. Sin embargo, cree que el Gobierno debe explicar por qué dinamitó el consenso cambiando por decreto-ley el régimen del Consejo de RTVE. "Te vas al vestuario y cuando vuelves te encuentras con que un señor ha cambiado las reglas y dice el árbitro soy yo", se ha quejado el líder del PSOE en RNE, manifiestamente molesto.

Rubalcaba no se negará a hablar con Rajoy de cualquier asunto pendiente pero las fuentes subrayan que el tema central de la reunión será la situación económica, ya que así lo acordaron ambos dirigentes en su conversación del martes.

RUBALCABA QUIERE UN ACUERDO BASICO SOBRE LA UE

Así, espera recibir información pormenorizada de la reunión informal del Consejo Europeo del miércoles e insistirá en su empeño de que Gobierno y oposición hablen con "una sola voz". Es más, quiere alcanzar un "acuerdo básico" sobre Europa y su política económica y una "posición común" de ambos, incluso con propuestas concretas, ante la Cumbre formal de junio.

Sin embargo, hasta ahora los dos han demostrado tener prioridades distintas. Rajoy insiste en que a corto plazo lo urgente es que el BCE actúe para garantizar "liquidez y la sostenibilidad de la deuda pública" europea y no un debate, que llevaría tiempo, sobre eurobonos o cualquier otro mecanismo para mutualizar la deuda de la eurozona.

Rubalcaba, en cambio, advierte de que la compra de deuda por parte del BCE relajaría la prima de riesgo, pero sólo sería una solución temporal --a menos que se cambien sus estatutos para permitirlo de manera permanente--. La solución a largo plazo serían los eurobonos, recalca.

Y además, el líder del PSOE defiende que la 'cura' no será completa sin que la UE cambie la orientación de su política económica y combine la austeridad con crecimiento. A su juicio, hace falta una especie 'plan Marshall' del que se beneficien sobre todo los países del sur de Europa, especialmente para promover el empleo juvenil. El uso de los fondos europeos disponibles y del Banco Europeo de Inversiones, así como de bonos ligados a infraestructuras, son algunas de sus ideas para hacer políticas de crecimiento.

Pero Rubalcaba insistirá también en que España debe defender ante la UE la posibilidad de "atemperar" el ritmo de los ajustes porque considera imposible recortar cinco puntos de déficit en dos años "sin destrozar el país". Y eso es algo de lo que Rajoy no quiere ni oír hablar.

DURÁN REVELA QUE RAJOY ACTIVARÁ MECANISMOS QUE GARANTICEN LA DEUDA AUTONÓMICA

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha asegurado hoy que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha comprometido a poner en marcha procedimientos para resolver la liquidez de las comunidades autónomas "y no dejar tirada a ninguna de ellas".

Tras reunirse con el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, Duran Lleida ha explicado en rueda de prensa que le ha vuelto a pedir la necesidad de emitir los llamados "eurobonos" y el jefe del Ejecutivo le ha prometido activar los mecanismos que permitan garantizar la sostenibilidad de las deudas autonómicas.

"Seguramente no serán exactamente hispanobonos", ha desvelado, aunque lo importante para él es que sea el instrumento que sirva para solucionar el problema y "no dejar colgada a ninguna comunidad".

Ahora bien, las autonomías tendrán que hacer "sus deberes" de acuerdo con lo estipulado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, ha indicado Duran, quien ha insistido en que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, no ha pedido en ningún caso el rescate de Cataluña porque no hay motivo para ello.

Cataluña, ha señalado Duran Lleida, cumple "de manera escrupulosa" con sus deberes, por lo que el mecanismo que pondrá en marcha el Gobierno será suficiente para garantizar la estabilidad de la deuda y al mismo tiempo la liquidez.

"La Generalitat no necesita dinero para este mes", ha sentenciado Duran, quien ha admitido que tiene una situación "muy difícil", entre otras cosas porque el Gobierno tampoco cumple con sus compromisos, pero "no necesita rescate", sino "otro tipo de ayuda".

Según el portavoz parlamentario de CiU, ha habido una "mala interpretación" de las palabras de Mas, porque el presidente de la Generalitat "de ninguna de las maneras ha solicitado la intervención o el rescate de Cataluña".

"No hay motivo ni existe ninguna necesidad de plantear el rescate", ha zanjado.

Duran Lleida se ha mostrado seguro de que "pronto va a poder aplicarse" ese instrumento que está diseñando el Ejecutivo para ayudar a las comunidades, aunque no ha querido profundizar más alegando que es el Gobierno el que tiene que dar los detalles.

Sí ha insistido en que el objetivo urgente de financiar la liquidez y garantizar la sostenibilidad de la deuda es aplicable a todas las comunidades y el Gobierno es consciente, porque si a una autonomía "no le van bien las cosas, al final no le van bien al conjunto de España".

En este mismo sentido se ha referido a la deuda de los países de la UE y a la necesidad de financiar la liquidez y garantizar su sostenibilidad, un asunto que ha considerado como "lo más urgente e importante".

Ha juzgado en este punto que "de ninguna de las maneras" puede permitirse que un país miembro de la UE se encuentre con que no puede hacer frente a sus obligaciones por la carestía de su deuda.

Después de indicar que él es partidario de los eurobonos, Duran Lleida ha reconocido que es una herramienta que no se puede activar "de hoy para mañana" y que requiere un proceso a medio plazo.

Entre tanto, el Banco Central Europeo puede desempeñar un papel, ha insinuado Duran Lleida, quien no ha querido decir expresamente que el BCE tenga que comprar deuda aunque ha confiado en que "tácitamente" se le entienda.

Convencido de que "España no será intervenida nunca" y de que "no está en condiciones de ser intervenida", ha apostado por dar una "señal inequívoca" en este sentido para evitar trasladar más desconfianza.