Rajoy y Barroso hablarán en las próximas horas sobre Gibraltar

Cameron pide a la Comisión Europea que envíe observadores de forma "urgente" a a Gibraltar

Fernández Díaz: Gibraltar "no puede ser la frontera del contrabando de tabaco"

Pescadores de la Bahía de Algeciras acuerdan una protesta para "quitar" los bloques de hormigón

nacional

| 16.08.2013 - Actualizado: 21:00 h
REDACCIÓN

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, va a hablar en las próximas horas con el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, sobre Gibraltar, después de que el primer ministro británico, David Cameron, haya pedido a la CE que envíe de forma urgente observadores a la zona.

Fuentes de La Moncloa han confirmado a Efe que se va a producir esta conversación, y no han querido pronunciarse sobre la petición de Cameron a la espera de lo que hablen Rajoy y Barroso, si bien desde Exteriores se insiste en que España está cumpliendo con la legalidad y los controles en la verja son irrenunciables.

CAMERON PIDE A LA COMISIÓN QUE ENVÍE OBSERVADORES DE FORMA "URGENTE" A GIBRALTAR

El primer ministro británico, David Cameron, reclamó hoy a la Comisión Europea (CE) que envíe de forma "urgente" observadores a la frontera entre España y Gibraltar.

En una conversación telefónica, Cameron trasladó al presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, su "seria preocupación por los controles fronterizos introducidos por los españoles en la frontera entre España y Gibraltar, que están motivados políticamente y son desproporcionados", divulgó un portavoz de Downing Street.

FERNÁNDEZ DÍAZ: "GIBRALTAR NO PUEDE SER LA FRONTERA DEL CONTRABANDO"

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado hoy con rotundidad que Gibraltar "no puede ser la frontera del contrabando de tabaco" y ha defendido la "legitimidad" de España para realizar controles en la frontera del Peñón.

Fernández Díaz, en declaraciones a los periodistas en Fitero (Navarra), donde descansa unos días, ha justificado estos controles por el aumento del contrabando de tabaco y en las redes de blanqueo de capitales detectadas en Gibraltar.

"España tiene absoluta legitimidad y derecho para realizar los controles que está efectuando precisamente en defensa de la legalidad", ha dicho el ministro tras señalar que el crecimiento "exponencial" del contrabando de tabaco en los últimos años debería ser atajado con "corresponsabilidad" por las autoridades de ambos lados de la frontera.

Sin embargo, ha asegurado que la parte gibraltareña "no está actuando con lealtad", ni en esta vigilancia ni en otras materias como el acuerdo de pesca con las cofradías españolas de la zona, el "delito medioambiental evidente" por el lanzamiento al mar de bloques de hormigón o con la construcción de espigones para "ganar terreno al mar".

Por ello, ha advertido de la "responsabilidad y la soberbia de algún dirigente político", en referencia a los gibraltareños, que "perjudica claramente a los ciudadanos por una parte y puede entorpecer las magníficas relaciones que como socios, amigos y aliados tenemos España y el Reino Unido".

PESCADORES PROTESTARÁN PARA QUITAR LOS BLOQUES DE HORMIGÓN

Los marineros de la Bahía de Algeciras (Cádiz) afectados por el conflicto con Gibraltar después de que las autoridades de la roca lanzasen al mar bloques de hormigón que les impiden faenar aseguran que "ya no aguantan más" esta situación y han decidido convocar una protesta "masiva" este domingo y acudir a la zona del Estrecho en la que se arrojaron los bloques para "quitarlos de allí".

Según han informado a Europa Press fuentes de la Cofradía de pescadores de La Línea, los barcos pesqueros de Algeciras y de La Línea se preparan ya para esta protesta en las aguas cercanas al Peñón, lo que puede abrir una nueva vía en la tensión que se vive, desde hace varias semanas, con la colonia.

Señalan los pescadores que "no se trata de un simple anuncio", ya que aunque a partir del próximo mes de septiembre recibirán las ayudas económicas anunciadas por el Gobierno de la Nación, lo que pretenden, como han dicho siempre, es "faenar sin problemas".

Ante las "insistentes" peticiones que dicen haber realizado al Gobierno de Fabian Picardo para que retirase los bloques, "sin que este atendiese las demandas", finalmente han optado por "retirarlos nosotros", ya que entienden que el caladero "aún se puede recuperar" del daño ocasionado, según las mismas fuentes.