Rajoy visita a Melilla pese a la protesta de Marruecos

Fue recibido en el centro de Melilla con aplausos y gritos de 'presidente'

Esperanza Aguirre, ha asegurado que "Melilla es tan española como Segovia"

nacional

| 16.09.2010 - 12:42 h
REDACCIÓN

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha realizado hoy su octava visita a Melilla desde 2003, pese a la protesta del primer ministro marroquí, Abás El Fasi, quien, en calidad de secretario general del partido Istiqlal, ha calificado dicho viaje como una provocación. Rajoy ha sido recibido en Melilla con aplausos y gritos de "presidente, presidente", mientras en la frontera de Beni Enzar, que separa la ciudad autónoma de Marruecos, un grupo de activistas se ha concentrado contra la visita.

El presidente del PP ha calificado su visita como "normal" y "en positivo". Rajoy ha evitado en todo momento polemizar con Istiqlal, formación a la que pertenece Abbass El Fassi, por oponerse a esta visita, ni con el Gobierno de la Nación por su falta de contundencia a la hora de defender esta llegada de Rajoy a la ciudad autónoma. "Melilla siempre contará con el PP", ha dicho entre los aplausos de los miembros del Gobierno de Melilla y funcionarios que acudieron como público a la rueda de prensa que tuvo lugar en el Salón Dorado del Palacio de la Asamblea.

Ha lamentado que "alguien" haya querido dar a su viaje una "intención negativa" y ha reiterado que su propósito únicamente era el de estar con los melillenses, al celebrarse mañana el Día de Melilla, una celebración a la que ha sido invitado por el Gobierno autonómico. "Me desplazo con absoluta normalidad por todo el territorio nacional", ha señalado Rajoy, quien ha dicho que mañana estará en Palma de Mallorca, el sábado en Barcelona y el domingo en Antequera (Málaga).

El líder del PP, que también viajó a Melilla como ministro de Administraciones Públicas en 1997, ha dicho sentirse "a gusto" en la ciudad, donde, durante un corto paseo, ha recibido el cariño de los melillenses. Ha asegurado que su intención es que ésta no sea su última estancia en la ciudad, ya que piensa visitar tanto Ceuta como Melilla en cualquier condición que pueda tener en un futuro, incluso como presidente del Gobierno español.

Rajoy ha dicho que Marruecos y España tienen mucho que ganar desde el entendimiento y la cooperación, "si vamos de la mano", sobre todo teniendo en cuenta que el mundo actual impone muchos retos a todos y es necesaria esa cooperación. "Debemos trabajar juntos y, en beneficio de nuestros países y nuestros compatriotas, debemos cultivar lo mucho que nos une y no lo poco que nos separa", ha manifestado. Sobre la reacción del Gobierno español a la carta de El Fasi, Rajoy ha señalado que lo único que ha visto es que "fuentes" del Ejecutivo han dicho que puede desplazarse libremente por el territorio nacional."Hasta ahí podríamos llegar", ha apostillado.

Por su parte, el presidente de Melilla, Juan José Imbroda, ha agradecido la visita del líder del PP, Mariano Rajoy, al que ha calificado como "un gran amigo" de la ciudad. Imbroda ha valorado la presencia del líder de la oposición y de su partido, que ha estado marcada por la carta remitida por el primer ministro marroquí, Abás El Fasi, que tachaba la visita como "provocadora".

Sin aludir a la reacción de Marruecos, Imbroda se ha mostrado "optimista" por la presencia de Rajoy en la ciudad, a la que acude invitado por el propio Gobierno autonómico, con motivo de la celebración mañana del Día de Melilla, fecha que conmemora el 513 aniversario de su españolidad. "Estás en tu ciudad, estás en el rincón que tenemos al sur del sur en España", ha dicho Imbroda a Rajoy, quien ha resaltado "la vocación de permanencia infinita con la bandera española, europea y de Melilla".

Coincidiendo con la visita, una treintena de marroquíes se ha concentrado en la frontera entre su país y Melilla, en la denominada zona de nadie, para protestar por la visita del presidente del PP, Mariano Rajoy, a la ciudad autónoma. Durante las protestas de los activistas, entre los que se encontraba una decena de menores de edad, no se han registrado incidentes, mientras portaban banderas de Marruecos, exhibían pancartas y gritaban en árabe "Ceuta y Melilla son marroquíes".

La convocatoria ha partido del 'Comité para la Liberación de Ceuta y Melilla' y de la 'Coordinadora de la Sociedad Civil de Nador'.

ZAPATERO: LAS DECLARACIONES DE RAJOY HAN SIDO CORRECTAS

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró en Bruselas que las declaraciones del líder del PP, Mariano Rajoy, durante su visita a Melilla "han sido correctas y han ido en la buena dirección".

Zapatero se refirió a esa visita y señaló que "espero que todos contribuyamos a algo que tiene un interés importante para España, y que todos los puntos que habitualmente se suelen utilizar de fricción entre España y Marruecos, los tratemos con responsabilidad", añadió.

Zapatero confirmó que es muy probable que el próximo lunes mantenga una reunión en Nueva York con el Rey Mohamed VI, con quien coincidirá en esa ciudad estadounidense con motivo de la cumbre de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU. Explicó que si se celebra esa reunión, ambos hablarán de las relaciones entre sus dos países, un asunto que aseguró que forma parte de las prioridades de la política exterior española.

AGUIRRE: MELILLA, QUE ES "TAN ESPAÑOLA COMO SEGOVIA"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se ha mostrado "profundamente" sorprendida por las críticas que se están realizando a la visita que el líder de la oposición, Mariano Rajoy, está haciendo a la ciudad autónoma Melilla porque, según ha dicho, "es (una ciudad) tan española como Segovia"."¿Para moverse por el territorio nacional hay que pedir permiso?", se ha preguntado Aguirre, quien ha recordado que este verano sucedió algo similar cuando el ex presidente del Gobierno José María Aznar viajó a Melilla.

En declaraciones a Telecinco, la dirigente regional ha sido cuestionada por el malestar del Gobierno marroquí por la visita de Rajoy, a lo que ha respondido remontándose a lo ocurrido este verano en la frontera con Marruecos, cuando las mujeres policía españolas sufrieron diversos ataques. "El Gobierno marroquí este verano hizo cinco notas diplomáticas de protesta pretendiendo que lo que eran humillaciones a las mujeres policías en la frontera eran unos ataques a Marruecos, y a nuestro ministro de Asuntos Exteriores (Miguel Angel Moratinos), que estaba de vacaciones en Francia, no le pareció oportuno aparecer", ha señalado.

DEBILIDAD DEL GOBIERNO

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha afirmado que "se esperaba una actuación y una forma de contestar contundente" del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero a Marruecos y "una defensa de la soberanía nacional" tras la carta del primer ministro marroquí, Abbas el Fassi, a la visita del presidente del PP, Mariano Rajoy, a Melilla.

En este sentido, ha asegurado en declaraciones a Punto Radio que no tiene "la menor duda de que esta forma de actuar del Gobierno de Marruecos y esta clase de declaraciones responde a lo que, a todas luces, es una evidente debilidad del Gobierno de España y de la política exterior del Gobierno de España".

Así, ha añadido que si el Gobierno español no hubiese hecho "pequeñas cesiones" a Marruecos en "detalles más o menos importantes" en el tema de Ceuta y Melilla, la respuesta del país vecino ante la visita de Rajoy, no se habría producido.