Rajoy trata de calmar dudas en el PP al prometer que bajará impuestos en 2015

Pide a la cúpula del PP que defienda las reformas del Ejecutivo

Recuerda que España ha conseguido evitar ajustes de 18.000 millones de euros

Monago anuncia una bajada de impuestos

nacional

| 06.05.2013 - 07:02 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha tratado de calmar las dudas y algunas críticas en el PP a su política económica y tras subrayar que tuvo que subir los impuestos para evitar el "crack" de España, ha ratificado a los suyos que los bajará en 2015.

Rajoy ha presidido la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido, un encuentro que se convocó con pocos días de antelación y al que han faltado numerosos barones, aunque sí ha estado la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, quien en los últimos días ha sido noticia por pedir al Gobierno que baje la tributación y que recorte más el gasto adelgazando la administración.

Ante los suyos, el jefe del Ejecutivo ha insistido en justificar la decisión de haber subido los impuestos desde que llegó a la Moncloa para evitar el "crack" al que se enfrentaba España, pero ha garantizado que los bajará en cuanto sea posible y teniendo como tope el año 2015.

SITUACIÓN EXTREMA

La "número dos" del partido, María Dolores de Cospedal, ha transmitido a la prensa estas palabras de Rajoy, quien según la secretaria general ha asegurado ser favorable a la bajada de impuestos pero ha defendido haber tomado estas medidas coyunturales y "excepcionales" para salvar al país de una situación extrema.

Pese a estas explicaciones, Esperanza Aguirre ha vuelto a pedir, esta vez cara a cara con el presidente, una bajada de impuestos, toda vez que la Comisión Europea va a flexibilizar el calendario para la consolidación fiscal.

Aguirre ha hecho este reclamo hasta en dos ocasiones, según han asegurado a Efe fuentes presentes en la reunión, que también han explicado que la presidenta del PP madrileño se ha llevado un auténtico "rapapolvo" del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, por esa petición.

Aunque ha sido un toque de atención "educado", Montoro ha reprochado a Aguirre su postura en este momento y le ha recordado que ambos formaron parte del primer Gobierno de José María Aznar, que no pudo bajar los impuestos hasta tres años después de llegar a la Moncloa porque, como ahora, las circunstancias no lo permitían.

Aguirre no ha replicado al ministro dentro de la reunión, y al salir ha dicho a los periodistas que Mariano Rajoy debería haber explicado desde "el primer día" sus nuevas medidas económicas para evitar el "descorazonamiento" transmitido por los ministros económicos cuando las anunciaron el pasado día 26 de abril.

"Nunca es tarde si la dicha es buena", ha añadido la dirigente madrileña, que no ha sido la única que ha acudido a Génova con peticiones o inquietudes.

INTERVENCIONES DE APOYO

Así, la alcaldesa de Cádiz y diputada en el Congreso, Teófila Martínez, ha preguntado a Rajoy cuándo va a llegar la financiación a ayuntamientos y a pymes y le ha pedido medidas al respecto, mientras que la vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, ha expresado su preocupación por la comunicación del partido con los ciudadanos, según fuentes populares.

Cospedal ha asegurado que la mayoría de las intervenciones de hoy han sido de "apoyo" al presidente y ha restado importancia a las "supuestas" críticas de distintos sectores del partido procedentes de "fuentes sin identificar".

"Dudo de la intensidad de las críticas, cuando uno tiene una muy fundada la hace en su propio nombre", ha dicho Cospedal.

Tampoco ha querido la secretaria general dar relevancia a la ausencia de numerosos barones regionales a este encuentro, una situación que también se produjo en la última gran convocatoria en la sede de Génova, la Junta Directiva Nacional celebrada el pasado 3 de abril.

Entre los ausentes ha estado el presidente extremeño, José Antonio Monago, quien precisamente hoy ha anunciado en Badajoz que su Gobierno ultima una bajada de impuestos para crear un marco favorable a las empresas.

Tampoco estaba en Madrid el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien en Barcelona ha señalado que al Gobierno le falta "un relato" ante el contexto de crisis económica y un esfuerzo mayor para "hacerse entender" con los ciudadanos.

PROBLEMAS DE COMUNICACIÓN

De los problemas de comunicación se ha hablado en el Comité Ejecutivo, donde Rajoy ha pedido "mucha pedagogía" y el esfuerzo de todos los populares para explicar las medidas.

Varios de los barones que sí han asistido han salido tras la reunión con un mensaje común, que las explicaciones que les ha dado Rajoy son válidas porque se han tomado las medidas necesarias para evitar el rescate del país y ponerlo en la dirección de la recuperación económica.

Así se han expresado, entre otros, Alicia Sánchez-Camacho, Antonio Basagoiti y Alberto Fabra.

En el Comité Ejecutivo Nacional también se ha hablado de la posibilidad de promover un pacto de Estado con todas las fuerzas políticas.

Una opción que a Rajoy le "encantaría", según Cospedal, pero que ve difícil porque no piensa volver a aplicar las políticas del Gobierno anterior y porque desconfía de la disposición del PSOE y del resto de la oposición, que han rechazado todas y cada una de las medidas y reformas impulsadas por el Ejecutivo, ha dicho.