Rajoy transmite a Rousseff el interés de empresas españolas en el AVE

Afirma que la economía mejorará en 2013 y que volverá a crecer en 2014

Totalmente convencido de que "lo peor" de la crisis del euro ha pasado

nacional

| 19.11.2012 - 11:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha transmitido a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, el interés de las empresas españolas por participar en la construcción de la línea ferroviaria de Alta Velocidad (AVE) que este país prevé construir entre Sao Paulo y Río de Janeiro.

"Un consorcio de empresas españolas está realizando las obras del AVE La Meca-Medina y también nos gustaría participar en las obras que el Gobierno de Brasil ha anunciado que pondrá en marcha", declaró Rajoy en la rueda de prensa conjunta con Rousseff tras la celebración de la Cumbre España-Brasil.

"Brasil dará un salto importante en los próximos años y las empresas españolas quieren estar ahí", destacó el jefe del Ejecutivo, que reconoció que los dos altos mandatarios habían dedicado a estos temas "buena parte" de su reunión.

"Hemos hablado del AVE, también sobre Petrobrás, de la construcción de buques, de las cosas que podría hacer Navantia y de las necesidades de Brasil en materia de infraestructuras", aseguró Rajoy.

"Y ya hay contactos. Las empresas españolas están interesadas y hay empresas españolas muy buenas en el sector eléctrico, en el de la ingeniería y en construcción de infraestructuras", garantizó el presidente.

Sobre el proyecto concreto del AVE entre Río de Janeiro y Sao Paulo, el presidente del Gobierno español destacó que "un consorcio de empresas españolas está construyendo el AVE La Meca-Media". "Y también nos gustaría participar en las obras que el Gobierno de Brasil pondrá en marcha", añadió.

MEJORA DE LA ECONOMIA

Por otra parte, Mariano Rajoy se ha mostrado "total y absolutamente convencido" de que "lo peor" de la crisis europea y las dudas sobre la irreversibilidad del euro "ha pasado", aunque quedan problemas importantes por resolver, como las dificultades de financiación.

"Por eso trabajamos por más integración europea", ha dicho el jefe del Ejecutivo, tras recordar que hay una propuesta para mejorar la unión fiscal, bancaria, económica y política de los países miembros. "No vamos a parar hasta conseguirlo", ha añadido.

Por otro lado, Rajoy ha vuelto a insistir en que 2013 será "mejor" que 2012, y ha reiterado que la economía española volverá a crecer en 2014. "No está entre las intenciones del Gobierno que presido estar en una serie de años en depresión", ha dicho el presidente, tras asegurar que su principal objetivo es "el crecimiento y el empleo".

Para conseguirlo, ha resaltado la importancia de controlar el déficit con esfuerzos por la vía de los gastos y de los ingresos intentando ser equitativo, como, según resaltó, ha hecho el Gobierno desde que llegó al poder. Además, se ha mostrado "convencido" de que los esfuerzos, que ahora son difíciles, serán "buenos" en el medio y largo plazo.

Sin embargo, ha reconocido que esto "no basta" para volver a crecer , y ha subrayado la necesidad de hacer reformas estructurales con cambios "tan trascendentes" como los que ha hecho su Ejecutivo en el mercado laboral o el sistema financiero que no tienen otro objetivo que volver a crecer y crear empleo.

"No hay varitas mágicas", ha dicho Rajoy, para quien la fórmula para volver a crecer tiene que combinar la reducción del déficit, las reformas estructurales en España y en Europa y la solución de los problemas de financiación.

BALANCE DE SU GOBIERNO

Preguntado por el balance que hace de su año en el Gobierno tras las políticas de ajuste, Rajoy ha reconocido que las medidas "hacen daño" a los ciudadanos y son difíciles de explicar y comprender, pero ha asegurado que son "absolutamente imprescindibles" para volver a crecer.

"¿Qué hubiera pasado si no hubiéramos tomado esas medidas?", se ha preguntado el jefe del Ejecutivo, tras recordar que muchas de ellas no pretenden sólo reducir el déficit, sino que son reformas estructurales que persiguen también más integración europea.

En cualquier caso, ha asegurado que al Gobierno no le ha cogido "por sorpresa" la situación económica porque sabía que 2012 no sería un buen año. De hecho, ha recordado que su equipo reconoció en las cuentas de este año que habría más paro y recesión.

"Sabíamos que había que tomar todas esas medidas", ha señalado, tras asegurar que las reformas, que son de "mucho calado", están poniendo las bases para lograr crecimiento a medio y largo plazo, aunque no tengan efectos en un tiempo "mínimo". "Sin duda alguna la situación será mejor en el futuro", ha añadido.

SITUACION DIFICIL, PERO TRANSITORIA

En cualquier caso, Rajoy ha resaltado que hay algunos datos "buenos" en la economía española, como la balanza comercial positiva con la zona euro o el equilibrio o el signo positivo que conseguirá la balanza por cuenta corriente el año que viene.

A su parecer, son datos positivos para la competitividad de España, que es de donde tiene que venir el crecimiento futuro. Según Rajoy, España está en una situación "difícil pero transitoria", en la que tiene que adoptar decisiones de esta magnitud, aunque está dando pasos importante para el futuro.