Rajoy subraya que Mas "no tiene derecho" a hablar en nombre de toda Cataluña

"Si Mas pretendía presentar una Cataluña independentista ha fracaso en toda regla"

"Me importa Cataluña y me preocupo de los problema de los catalanes"

"Los delirios se calman con tranquilidad, no con más alborotos"

nacional

| 09.06.2016 - Actualizado: 18:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido hoy de que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, no tiene derecho a hablar "en nombre de toda Cataluña", y le ha acusado de "ignorar" a "dos de cada tres catalanes".

"Nadie tiene derecho a hablar en nombre de toda Cataluña, y menos que nadie un gobernante que ha decidido ignorar a dos de cada tres catalanes, ese menos que nadie", ha advertido Rajoy.

En su discurso de clausura de las jornadas de buen gobierno en los ayuntamientos que celebra el PP, en su primera visita a Cataluña tras la consulta del 9 de noviembre, Rajoy ha insistido en que conoce esta comunidad y puede por eso opinar de lo que le conviene, que es lo que ha ido a hacer a Barcelona.

MAS HA FRACASADO

Mariano Rajoy ha advertido al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que el proceso participativo del 9N fracasó, de manera que "si Mas pretendía presentar una Cataluña independentista ha fracaso en toda regla".

"No ha hecho más que huir hacia delante, y continúa", ha dicho sobre Mas al clausurar unas jornadas del PP en Barcelona, ha constatado que el 9 de noviembre "más de dos de cada tres rechazaron participar en ese simulacro".

Ha preguntado a Mas "cómo se atreve a hablar en nombre de Cataluña al pregonar la independencia" si la mayoría no le ha seguido el 9N, ha dicho.

También ha destacado que el proceso participativo del 9 de noviembre se hizo "sin censo, sin garantías y bajo una escandalosa parcialidad".

Frente a eso y a todo el proceso, el presidente ha defendido su actitud: "Los delirios se calman con tranquilidad, no con más alborotos", y ha dicho que hubo una operación de propaganda del 9N que se vino abajo.

Ha constatado que, mientras tanto, su gobierno ha defendido la igualdad y solidaridad de los españoles, también ante el TC, y ha recordado que el tribunal le dio la razón por unanimidad tres veces: ante la declaración de soberanía, ante la Ley de Consultas y la convocatoria de consulta, y ante el 9N tal como se convocó finalmente.

"Además, hemos atendido las necesidades y preocupaciones de los catalanes, que son muchas", mientras la Generalitat ha mirado a otro lado ante esos problemas, según ha dicho el también líder del PP.

"LA CASA SIN BARRER"

Así, ha constatado que el FLA creado por el Gobierno central ha servido para afrontar la crisis en Cataluña, y el Fondo de pago a proveedores ha servido para pagar a los farmacéuticos, entre otras aportaciones del Estado a Cataluña.

Ha acusado también a Mas y su Govern de engañar a la gente sobre la realidad económica de Cataluña, "y mientras tanto, la casa sin barrer", ha dicho, ya que ha acusado textualmente a la Generalitat de desgobierno.

Mariano Rajoy ha recordado que ha estado 16 veces en Cataluña desde que ocupa el cargo y 117 desde que preside el PP, y ha felicitado al PP catalán y sobre todo a la líder, Alícia Sánchez Camacho, por defender sus planteamientos "con la valentía que otros no han tenido".

"Me preocupo y me ocupo de los problemas de los catalanes", ha dicho entre aplausos al iniciar su discurso de clausura de unas jornadas del PP en Barcelona, mientas ha contabilizado ante los asistentes sus propias visitas a Cataluña, para rebatir a quienes le reprochan sus ausencias en la comunidad.

Ha elogiado en concreto el trabajo de la líder del PP catalán frente al proceso soberanista: "Especialmente a ti, Alicia, que siempre has estado a la altura, aguantando muchas cosas, muchísimas. Has defendido los planteamientos de una gran mayoría de catalanes".

Las jornadas municipalistas celebradas en Barcelona este fin de semana y que Rajoy clausura este sábado también han servido precisamente para que la dirección del PP haya agasajado al PP catalán, después de que entre los populares catalanes cundiera cierto malestar por que finalmente se pudiera celebrar el proceso participativo del 9N aunque Rajoy había prometido que no se iba a votar.

En el acto que el PP catalán celebró el mismo 9N en Barcelona, se multiplicaron los corrillos de dirigentes comentando la jornada y, según varias fuentes populares, hubo quienes aseguraron que se sentían "abandonados" por el Ejecutivo central por no haber impedido que se celebrase el proceso participativo.

DESEMBARCO DEL PP

La cúpula del PP ha desembarcado este viernes y sábado en Cataluña, casi veinte días después del proceso participativo del 9 de noviembre, para empezar a explicar más y mejor su posición y sus propuestas, centradas en resolver "los problemas" de los ciudadanos y no en el "desafío separatista".

Durante dos días los cargos del PP que acudan a Barcelona ponen el acento en los esfuerzos que ha realizado el Gobierno del PP para ayudar a los catalanes y poder pagar los servicios públicos, con medidas como el FLA o el pago a proveedores.

"Ahí ha habido una muestra de solidaridad que al menos deberían ustedes reconocer y voy a seguir haciéndolo, haya o no colaboración por parte de la Generalitat", dijo el propio Rajoy hace tres días al senador de CiU Josel Lluís Cleries.

El PP, que considera que en este momento hay que apostar por la estabilidad política en Cataluña y evitar una nueva cita electoral, aprovechará este cónclave para reiterar su mensaje de que la soberanía nacional es innegociable y que no está dispuesto a pactar con Artur Mas la celebración de un referéndum de autodeterminación.