Rajoy someterá a votación del Congreso el nuevo rescate de la Unión Europea a Grecia

Sánchez dice sentir "tristeza y bochorno" por el papel de Rajoy y este le reprocha no apoyar a De Guindos y dar sus votos a Podemos

Duran alerta de que "manipular a los ciudadanos" pasa factura a los líderes

Rosa Díez dice que el acuerdo deja a Grecia dentro del euro pero a los griegos fuera de Europa

Garzón acusa a Rajoy y a Eurogrupo de "humillar" a Grecia por el referéndum

La mayoría del grupo mixto critica las medidas de la UE ante la crisis griega

nacional

| 15.07.2015 - 09:49 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este miércoles su intención de someter a debate y votación en el Pleno del Congreso el nuevo programa de rescate de Grecia que acuerden las instituciones comunitarias.

Así lo ha avanzado durante su intervención en la Cámara Baja para dar cuenta del Consejo Europeo de finales de junio, que Rajoy también ha aprovechado para informar sobre la situación del país heleno tras las últimas semanas.

En este sentido, el presidente ha explicado que aunque en España "no es obligatorio" que las Cortes aprueben este tipo de acuerdos europeos, como sí sucede en otros estados miembros, su intención es presentar a debate y aprobación la posición española sobre el programa dado que "son muchos los recursos que se reclama que garanticen los contribuyentes". Se da la circunstancia de que tanto el PSOE como la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) habían solicitado ya en la Cámara Baja una comparecencia del presidente del Gobierno en relación con la situación de Grecia.

MAS DE 80.000 MILLONES

Y es que según los últimos cálculos del Fondo Monetario Internacional (FMI), las necesidades de financiación de Grecia han "aumentado notablemente" desde que se convocó el referéndum y se decretó el 'corralito' hace dos semanas, por lo que ya se elevan a entre 82.000 y 86.000 millones de euros.

Una cantidad muy relevante y que exige, por tanto, unos compromisos exigentes de reformas que permitan a Grecia "restablecer la confianza" de sus socios europeos, y que también hace imprescindible que el Gobierno heleno muestre "sensatez y responsabilidad" dado que los más "perjudicados" por lo sucedido han sido los griegos. "Esta ha sido una triste historia que, al final, puede acabar mejor de lo que hubiéramos podido imaginar hace sólo unas fechas. No ha sido de forma milagrosa, sino por la recuperación de la sensatez y el reconocimiento de la realidad más evidente", considera Rajoy.

No obstante, ha advertido también de que "será difícil volver a los niveles de confianza perdidos" aunque cree que "se puede conseguir". "Más difícil será evitar la frustración de una parte del pueblo griego que, inducido a rechazar unas propuestas hace poco más de una semana, se ve ahora obligado a aceptar otras más exigentes porque la situación es mucho más grave. Será difícil pero se puede superar", ha apostillado. En cualquier caso, el presidente ha recordado que tras esta "prueba" el euro "saldrá fortalecido" y se alcanzarán "nuevos compromisos políticos" que permitirán a la UE avanzar hasta "nuevas cotas de integración económica, social y política" como ha sucedido tras otras crisis entre los socios europeos.

HOJA DE RUTA CLARA

Rajoy ha recordado los principales hitos de las negociaciones con el Ejecutivo de Alexis Tsipras, cuya estrategia negociadora es "difícil de calificar" ya que ha ido desde el anuncio de que incumpliría el programa de rescate en vigor a principios de año, a una negociación que se vio quebrada por la convocatoria del referéndum pese a tener "posturas muy cercanas" y hasta la petición hace apenas unos días de un tercer rescate que llevará aparejado una "condicionalidad muy estricta".

Durante todo este tiempo, ha recordado el presidente, ha sido el Banco Central Europeo (BCE) el que ha evitado la "quiebra" del sistema financiero griego. No obstante, el 'corralito', la paralización de algunas reformas que ya estaban en marcha y la salida "masiva" de depósitos ha hecho que las previsiones de Grecia para este año hayan pasado de un 3% de crecimiento a una recesión de entre el 2% y el 4%.

SÁNCHEZ DICE SENTIR "TRISTEZA Y BOCHORNO" POR EL PAPEL DE RAJOY SOBRE GRECIA

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha dicho hoy sentir "tristeza y bochorno" por el papel en la crisis de Grecia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que ha acusado de actuar con "partidismo" en vez de hacerlo con "patriotismo". Sánchez ha arremetido con dureza contra Rajoy durante su intervención en el pleno del Congreso que debate sobre las conclusiones del Consejo Europeo celebrado antes del referéndum griego.

"Como español, siento tristeza y bochorno cuando comparo el papel activo y constructivo que han tenido líderes europeos como Hollande y Renzi frente a su papel. La cuarta economía del euro instalada a rebufo de los socios de la derecha europa de perfil ante la mayor crisis producida en Grecia y en Europa y con un fuerte impacto en España", ha recriminado el líder socialista a Rajoy. Sánchez ha echado en cara al jefe del Gobierno "haber mentido a los españoles" al negar el rescate de la economía nacional como ha hecho el primer ministro griego, Alexis Tsipras, al aceptar un acuerdo sobre el rescate negado por el pueblo heleno.

“PARTIDISMO, NO DE PATRIOTISMO"

Según el secretario general del PSOE, en la crisis griega, el jefe del Ejecutivo "ha dado ejemplo de partidismo, no de patriotismo". Además de reprochar "la vergonzosa utilización y la falta de escrúpulo" del PP ante el drama griego, Sánchez ha afeado a Rajoy su "escasa altura política en un momento histórico de la construcción europea".

A su juicio, Rajoy ha tenido "un nulo papel" y ha sido un "convidado de piedra" pese a que España se jugaba mucho. Por ello, ha lamentado que el presidente del Gobierno optara por "los golpes de pecho", en vez de consensuar con el PSOE una postura común en relación con este asunto. Sánchez ha subrayado que la actuación de Rajoy se enmarca en una "semana negra" para España coronada por la decepción de no lograr la presidencia del Eurogrupo, a la que aspiraba el ministro de Economía, Luis de Guindos.

La "ausencia" de España en los grandes debates europeos y lo de De Guindos evidencian "el fracaso, cuando no el aislamiento, del Gobierno de España, que en el pasado fue un peso pesado de la Unión y que hoy no es más que un peso ligero", según el líder socialista. "Nunca España tuvo menor peso que con usted al frente de la Moncloa", ha espetado Sánchez, quien ha equiparado la presencia institucional de España a la de Chipre.

Sánchez también ha acusado a Rajoy de mentir al decir que España está blindada de la crisis griega gracias a las reformas impulsadas por el PP. Le ha recordado que España es hoy "mucho más vulnerable" que al principio del mandato de Rajoy puesto que la deuda pública se ha incrementado en 300.000 millones de euros sobre los 700.000 millones que heredó de José Luis Rodríguez Zapatero.

Ante la decisión del jefe del Ejecutivo de someter a votación en el Congreso el nuevo rescate solicitado por Grecia, Sánchez ha dicho estar de acuerdo, pero le ha reclamado que haga lo mismo con "el rescate bancario" en España, que "fue debatido y aprobado en el Bundestag alemán", pero no en las Cortes.