Rajoy señala que estaban "avisados de que el Estado iba a reaccionar"

Asegura que sabían que el referéndum no se podía celebrar "porque es liquidar la soberanía nacional y el derecho de todos los españoles a decidir"

En una tensa sesión en el Congreeso, Rufián, de ERC, ha llegado a pedir al presidente que saque "sus sucias manos" de las instituciones catalanas

El PSOE recalca su apoyo al Gobierno en defensa de la legalidad frente a iniciativas "oportunistas" como califica la de CS

Iglesias dice que las detenciones en Cataluña llevan "a una situación en la en España va a haber presos políticos".

nacional

| 20.09.2017 - 09:46 h

REDACCIÓN/AGENCIAS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que ante el alcance del desafío soberanista catalán, "saltándose la ley" y actuando contra la Constitución y el Estatuto de Cataluña "lógicamente el Estado tiene que reaccionar".

Rajoy ha hecho esta declaración en los pasillos del Congreso, tras contestar a preguntas de la oposición en el pleno de control, donde ha tenido un encontronazo con el portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián, quien ha llegado a pedir al presidente que saque "sus sucias manos" de las instituciones catalanas.

"No hay ningún Estado democrático en el mundo que acepte lo que están planteando estas personas; estaban avisados, sabían que el referéndum no se podía celebrar porque es liquidar la soberanía nacional y el derecho que tienen todos los españoles a decidir lo que quieren que sea su país", ha subrayado.

El jefe del Ejecutivo ha pedido "una rectificación" al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, al que también ha instado a que "cumpla la ley" y dé "marcha atrás" a un reto independentista que ha calificado de "disparate que no conduce a parte alguna".

El jefe del Ejecutivo evitó valorar la tensa situación vivida en el Pleno del Congreso, alegando que le "preocupa lo importante", que es que en Cataluña haya "gente que está saltándose la ley, actuando contra la Constitución española y contra el Estatuto de Cataluña". Ante estos hechos, dijo que "lógicamente el Estado tiene que reaccionar".

Preguntado entonces qué tendría que espera de Puigdemont, respondió que "lo único" que le pide es "que cumpla la ley". Esgrimió que "todos" tenemos esta obligación, aunque "con mucha más razón los gobernantes". "Lo mejor para todos es que dé marcha atrás en este disparate que no conduce a parte alguna", arguyó. Finalmente, vaticinó que "si en España no se cumple la ley, habrá injusticia, arbitrariedad y la ley del más fuerte" se impondrá. "Y es lo no lo podemos aceptar de ninguna de las maneras", zanjó el presidente del Gobierno.

EL PSOE RECALCA SU APOYO AL GOBIERNO

La portavoz parlamentaria del PSOE, Margarita Robles, ha querido dejar claro el apoyo "absoluto y total" al Gobierno en la defensa de la legalidad y el Estado de Derecho por encima de propuestas "oportunistas" como la planteada este martes por Ciudadanos que, a su juicio, sólo buscaba "dividir".

Así lo ha puesto de manifiesto en los pasillos del Congreso al ser preguntada por el voto en contra que los socialistas dieron este martes en el Pleno a una proposición no de ley de la formación naranja que pretendía respaldar al Ejecutivo ante el desafío soberanista. Robles ha subrayado que su partido ha estado y estará "siempre" con la defensa de la legalidad y ha puesto de relieve el "compromiso" del PSOE con el Estado de Derecho, apuntando, en este sentido, que el apoyo al Gobierno es "claro".

A su juicio, la iniciativa de Ciudadanos no tenía como objetivo "unir" a las fuerzas constitucionalistas, sino que buscaba más bien un protagonismo "personal". "Por eso nos dolió que no nos aceptaran una enmienda por el diálogo", ha alegado.

La dirigente socialista ha insistido en que nadie debe dudar de que la del PSOE es una posición de Estado, un puntal "básico y esencial" en la defensa de la ley y el Estado de Derecho "por encima y al margen de propuestas como la de ayer de Ciudadanos". Preguntado por las discrepancias que surgieron dentro del grupo parlamentario ante la votación de la propuesta de los de Albert Rivera, Robles ha defendido que ésa es la señal de que la política es "algo activo" y que en sus filas no se trabaja "a la búlgara".

PABLO IGLESIAS HABLA DE "PRESOS POLÍTICOS"

Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha rechazado este miércoles la detención de Josep Maria Jové, secretario general de Economía de la Generalitat de Cataluña y número dos del vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, y ha augurado que este hecho lleva "a una situación en la en España va a haber presos políticos". "Que haya presos políticos en España es grave. Yo no quiero que en la democracia haya presos políticos mientras un partido político parasita las instituciones", ha manifestado Iglesias en declaraciones a los medios en los pasillos de la Cámara Baja.

En este sentido, el líder del partido morado ha criticado que mientras se asiste "a la impunidad de los que roban a los ciudadanos, de los que perdonan 40.000 millones a los bancos" o "de los que han utilizado el Ministerio del Interior para atacar a rivales políticos", es "una vergüenza que deba haber presos políticos en lugar de afrontar democráticamente, con diálogo y sensatez un problema político".

RIVERA: SI PUIGDEMONT RETOMA LA DEMOCRACIA "ESTO SE ACABA"

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado que si el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras, "se bajan del carro" y retoman la democracia y el Estatut de Cataluña "esto se acaba", refiriéndose, entre otras cosas, a las detenciones de hoy.

Rivera ha aludido así en una rueda de prensa en el Congreso a la más de una docena de detenidos en el marco del operativo contra el referéndum del 1 de octubre. Los únicos responsables -ha subrayado- de haber llegado a este punto son quienes "a pecho descubierto" presumen de que se van a saltar las leyes y luego "se enfadan" de las consecuencias de sus acciones.

Ha hablado de "diálogo" pero siempre y cuando los independentistas -ha subrayado el líder de Cs- respeten las leyes, desconvoquen el referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional y revoquen su intención de declarar la independencia el 3 de octubre.