Rajoy se reunirá con Sánchez y Rivera por separado la próxima semana

Rajoy y Pedro Sánchez se reunirán el mártes a las 11.30 horas y con Rivera el miércoles a las 9;30

Pedro Sánchez, dispuesto a reunirse con Rajoy, para advertirle de que "debe" ir a la investidura y reiterarle su no

El PSOE dice que Rajoy tendrá que dimitir si no se presenta a la investidura

Santamaría: "Quienes reclamana un debate, están haciendo gala" de que no apoyarán la investidura

nacional

| 29.07.2016 - 14:23 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha llamado por teléfono al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y han quedado en reunirse la próxima semana para hablar de la investidura. Con Pedro Sánchez, Rajoy se reunirá el martes a las 11,30 en el Congreso, mientras que con el presidente de Ciudadanos lo hará el miércoles a las 9;30 de la mañana en el Congreso de los Diputados, han informado fuentes del Ejecutivo.

El Gobierno en funciones de Mariano Rajoy no tendrá vacaciones el mes de agosto e incluso tiene previsto convocar tres reuniones del Consejo de Ministros los días 5, 19 y 26. La única semana sin reunión del gabinete será la del 12 de agosto.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, han acordado reunirse el próximo mártes a las 11.30 horas en el Congreso de los Diputados. Según han informado fuentes socialistas, ambos han mantenido una conversación telefónica y se han citado para la próxima semana en la Cámara Baja, después de que el presidente en funciones anunciara este jueves iniciar una nueva ronda de contactos con los líderes políticos de cara a una posible investidura, una vez que ha aceptado la propuesta del Rey.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, había avanzado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, llamaría hoy mismo al líder del PSOE, Pedro Sánchez, y al de Ciudadanos, Albert Rivera, en el marco de la ronda de negociaciones para lograr su investidura."El objetivo es formar gobierno cuanto antes", ha subrayado el dirigente del PP, quien ha garantizado que Rajoy va a negociar su investidura y él "sale a gobernar".

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, está dispuesto a hablar y reunirse con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, si, como ha apuntado, le convoca, pero acudirá para avisarle de que "debe presentarse a la investidura" y reiterarle que no puede contar con sus votos.

Con la salvedad de que, una vez ha aceptado la propuesta del Rey para ser candidato a la Presidencia del Gobierno, le insistirá ahora en que "debe presentarse a la investidura". El PSOE ha sostenido hoy que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, tendrá que dimitir si finalmente decide no presentarse a la investidura después de que el Rey le haya propuesto como candidato para intentar formar gobierno. La diputada socialista y exmagistrada del Tribunal Supremo, Margarita Robles, ha anticipado cuál será la postura que adopte el PSOE en caso de que Rajoy no se someta a la investidura si no tiene garantizados los apoyos para ser reelegido, como sugirió ayer. "Si Rajoy ahora dijera que renuncia o no acepta, en el momento en que lo hiciera, tendría que presentar irrevocablemente su dimisión como presidente en funciones", ha asegurado Robles en una rueda de prensa en el Congreso. Según la exmagistrada, la aceptación del líder del PP como candidato propuesto por el jefe del Estado "no puede ser condicionada" y la Constitución le obliga a presentarse a la investidura.

Por el contrario, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado hoy que "no es momento de reclamar" un debate de investidura sino de formar Gobierno y ha recalcado que el presidente del PP, Mariano Rajoy, "ha asumido su responsabilidad" al aceptar el encargo del Rey.

Sáenz de Santamaría ha hecho un llamamiento al resto de partidos para que asuman también su responsabilidad, subrayando que España no puede ir a unas terceras elecciones para que sean los ciudadanos los que resuelvan un problema que corresponde a la clase política.Ha señalado además que el tiempo para que se produzca el debate de investidura "no tiene por qué ser mucho". "Es una cuestión de voluntad política", ha aseverado. La vicepresidenta ha insistido en que en España se necesita un Gobierno después de haberse celebrado dos elecciones generales, mientras que "algunos sólo quieren un debate". "No es momento de reclamar exclusivamente un debate" que algunos reclaman "muy 'pro domo sua'", es decir, en función de sus intereses, cuando además lo están reclamando "quienes están haciendo gala" de que no apoyarán la investidura.

Desde Ciudadanos, su secretario general Miguel Gutiérrez, ha urgido a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, a que ponga fecha "cuanto antes" a la investidura de Mariano Rajoy porque no hacerlo "generaría más confusión". No obstante, Gutiérrez ha dicho estar convencido de que Rajoy se presentará a la investidura porque "no puede hacer otra cosa que cumplir la ley", ha recalcado después de que ayer el presidente en funciones no garantizara acudir a la sesión si no cuenta con los apoyos suficientes.

También ha insistido en que si Rajoy fracasara en su investidura, se abrirían "nuevos escenarios", en los que Ciudadanos podría retomar su "plan A", ahora aparcado, de formar un Gobierno de consenso entre PP, PSOE y C's con un presidente nuevo. Pero como es Rajoy el candidato propuesto, Ciudadanos se centra en su "plan B" de intentar desbloquear la situación y para ello, ha recordado, han dado el paso "significativo" de abstenerse en la segunda vuelta y quieren que los socialistas hagan lo mismo para que España "arranque".

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha emplazado este viernes al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a empezar a negociar desde ya para impulsar un gobierno alternativo a al de Mariano Rajoy como fórmula para "presionar" al líder del PP a ir a un debate de investidura aunque no logre los apoyos necesarios para ser nombrado presidente. "Si Rajoy decide no ir a la investidura, Pedro Sánchez tendrá la obligación moral, política e ideológica de intentar un Gobierno distinto y de no resignarse a que el partido más corrupto de la Unión Europea siga en el Gobierno", ha aseverado.