Rajoy se ofrece como garantía de seguridad frente a "adanes y aventuras"

Promete una campaña austera reduciendo banderolas: "Nuestro ego es bastante menor que el de otros"

nacional

| 12.05.2016 - 08:45 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha alertado este jueves contra los "adanes" que creen que "el mundo empieza por ellos" y ha avisado del peligro que, a su juicio, supone" volver a las políticas" que llevaron a España a la situación económica de finales de 2011. Según ha dicho, se trata de "políticas radicales" y "pasadas de tiempo" que "lo único que producen es miseria en el conjunto de los países". Ante la Junta Directiva Nacional del PP, máximo órgano del PP entre congresos, Rajoy ha criticado que "algunos" líderes de partidos piensen que "con ellos empieza todo", que "son los primeros hombres puestos por Dios en la tierra y que nada bueno hubo antes que ellos". "Pues desconfíen ustedes de esos", ha proclamado, para añadir que al Gobierno hay que llegar "aprendido" porque los intereses que están en juego son "muy importantes".

A menos de dos meses para las elecciones, Rajoy ha querido enterrar la dualidad entre nueva y vieja política de la que se ha hablado en estos últimos meses. Según ha asegurado, "se dicen muchas cosas" y se habla de "las nuevas políticas, las viejas políticas...". "Lo nuestro son las buenas políticas", ha enfatizado, cosechando una fuerte ovación de los suyos.

En un discurso pensando para insuflar ánimo a los suyos ante la nueva cita con las urnas, el jefe del Ejecutivo ha hecho hincapié en que no se puede "volver atrás" y se debe además "huir de las aventuras, de los experimentos y de los adanes que creen que el mundo empieza con ellos". "Conviene trabajar sobre seguro, gobernar no es fácil y conviene conocer el terreno que uno pisa", ha advertido, para subrayar que gobernar no es "montar espectáculos", "salir en televisión" o utilizar "frases recurrentes".

DOS OPCIONES: LA MODERACION O LA INCERTIDUMBRE

Tras asegurar que los españoles se van a "jugar mucho" en estos comicios de junio, Rajoy ha reiterado que ante la cita con las urnas hay dos opciones: "continuar por el camino de la moderación y la cordura" para afianzar la recuperación económica; o "deslizarse" hacia la "incertidumbre, la inseguridad y la inestabilidad".

Aunque ha dicho entender que mucha gente esté "cansada" por la repetición de las elecciones, ha recalcado que ir de nuevo a las urnas es un "elemento más para tomar una buena decisión" en beneficio de los intereses generales de los españoles. Según ha agregado, el PP se toma los comicios "en serio" porque se trata de no dar el "espectáculo" que han visto en otros partidos estos meses.

Una vez más, Rajoy ha defendido la coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos que puso encima de la mesa tras las elecciones de diciembre, un pacto que, según ha dicho, no salió "lisa y llanamente" porque el PSOE "no quiso hablar con el PP" y sus más de siete millones de votantes.

LO HECHO POR PSOE Y C's "SIRVE PARA JUZGAR"

También ha criticado la actuación de Ciudadanos (C's) porque "votó a Sánchez" y a su programa electoral, que pretendía "derogar" las reformas del PP, y luego participó en una reunión "a 18" con PSOE y Podemos para "intentar llegar a alguna suerte de entendimiento". "Nosotros no participamos en ese tipo de vodevil que no conduce absolutamente a nada como después quedó acreditado", ha apostillado. El presidente del Gobierno ha recalcado que, aunque eso "ya pasó y forma parte de la historia", "sirve para juzgar" cómo se comporta cada partido político en los momentos de dificultades, cuando hay problemas y cuando "hay que dar la talla" y "Conviene no olvidarlo de cara al futuro", ha avisado.

Durante su discurso ha sacado pecho de lo hecho en sus cuatro años de Gobierno, si bien ha admitido que "aún queda mucho por hacer". Eso sí, ha reiterado que es "fundamental no volver atrás" con "políticas radicales" y "pasadas de tiempo" que, en su opinión, "lo único que producen es miseria en el conjunto de los países".

En este punto, ha defendido las medidas que propone el PP frente a los "programas con los que algunos se presentan" a los comicios de junio con la idea de "derogar todas las reformas" del Partido Popular. "Sería el peor error que podríamos cometer en nuestro país", ha subrayado Mariano Rajoy.

SI HACEN LAS COSAS BIEN, SE RECOGERAN FRUTOS

Dicho esto, se ha mostrado "optimista" sobre el futuro de España porque "parte de bases muy sólidas". "Por tanto, creo que si las cosas las seguimos haciendo bien vamos a recoger el fruto y pronto", ha abundado, para afear a otros líderes políticos que estén hablando de lo "mal" que está España.

Rajoy ha afirmado que el PP es el "primer partido de España porque así lo han querido los españoles" y no son un "invento de un cuarto de hora". "Llevamos haciendo política en España muchos años y hemos hecho cosas mal. Hay gente que nunca ha hecho cosas mal porque nunca ha hecho nada, ni bueno ni malo", ha exclamado.

Y como ejemplo ha citado lo que ocurrió en la reunión del Congreso para reducir los gastos electorales y en la que "algunos querían subir los gastos suyos y que bajarán los de los demás". Dicho esto, ha prometido una campaña "austera" reduciendo la publicidad exterior estática que aparece en vallas o banderolas. "Nuestro ego es bastante menor que el de otros", ha proclamado, en alusión velada a los nuevos partidos.

En la reunión de la Junta Directiva Nacional del PP han tomado también la palabra el director de campaña del partido, Jorge Moragas, y la secretaria general de la formación, María Dolores de Cospedal, que ha informado de las coaliciones electorales que se reeditan para el 26 de junio con UPN, PAR y Foro Asturias.