Rajoy: "No va a haber ningún rescate de la banca española"

Pide a la UE que resuelva el problema de la sostenibilidad de la deuda y disipe dudas sobre el euro

Reclama a Europa más integración fiscal, monetaria y política

Asegura que la alternativa a la nacionalización de Bankia "era la quiebra" de la entidad

nacional

| 28.05.2012 - 13:33 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró este lunes que con la prima de riesgo en 500 puntos es "muy difícil financiarse" y reclamó a Europa resolver la sostenibilidad de la deuda y disipar cualquier duda sobre el euro, dejando claro que se trata de un "proyecto irreversible". Rajoy ha afirmado que España apoya con determinación la existencia del euro, porque es fundamental para el futuro del país y de Europa.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hecho hoy un llamamiento a la Unión Europea para que "disipe cualquier duda sobre el euro" y deje claro que es un "proyecto irreversible", razón por la que ha reclamado una mayor integración fiscal, monetaria y política. "Es necesaria una apuesta clara, contundente y enérgica", ha dicho el presidente en rueda de prensa tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP.

En este sentido, ha defendido como uno de los principales retos a los que se enfrenta Europa la fijación de objetivos claros encaminados a conseguir la integración fiscal, monetaria y política, un debate que considera que ha de estar al mismo nivel que el planteado con la puesta en marcha de la moneda única.

DESCARTA QUE LA BANCA ESPAÑOLA NECESITE EL RESCATE DE EUROPA

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha descartado de plano que la banca española necesite el rescate de fondos europeos, y ha desvinculado el nivel de la prima de riesgo de España con la desconfianza de los inversores por la entrada de dinero público en Bankia. "No va a haber ningún rescate de la banca española", aseveró el líder del Ejecutivo en una rueda de prensa tras el comité ejecutivo del PP.

Mariano Rajoy, ha asegurado que la alternativa a la nacionalización de Bankia "era la quiebra" de la entidad y que "las entidades financieras no pueden caer porque caería el país".

Según Rajoy la decisión de nacionalizar la entidad es para garantizar los ahorros de los depositantes, por un lado, y sanear la entidad y recuperar la confianza de los inversores, por otro. "Los ahorros están más garantizados que nunca", sostuvo Rajoy, para quien la entrada del Estado en Bankia ha sido "una decisión difícil" adoptada en el marco de un proceso general de recapitalización del sistema financiero español para que fluya el crédito y la inversión y se reactive el empleo.

"Quizá hubiera sido más cómodo no hacer nada y mirar para otro lado, pero lo mejor cuando la situación es difícil es decir la verdad y a partir de ahí empezar a funcionar", defendió el líder del Ejecutivo.

Rajoy, ha garantizado que las inyecciones en Bankia y otras entidades financieras "no afectará" a las decisiones de cara a los presupuestos generales del Estado en materia de recortes o impuestos y tampoco "influirá para nada" en los objetivos de déficit público.

Ha recordado que "en 2008 y 2009 muchos países en el mundo inyectaron vía deuda pública cantidades ingentes de capital en las entidades financieras, que ya en este momento las entidades financieras están devolviendo", ha destacado. En concreto se ha referido al caso de la entidad ING (sin citarla), en la que en 2008 el estado holandés inyectó 10.000 millones de euros "que el banco ya está devolviendo", ha recalcado. "Eso exactamente es lo que va a pasar en España. Podíamos haberlo hecho hace 4 años, pero no lo hemos hecho", ha destacado el presidente del Gobierno.

Sobre la prima de riesgo, que supera en los mercados la barrera psicológica de los 500 euros, Rajoy negó que tenga relación con la nacionalización de Bankia y achacó sus niveles récord a los problemas del conjunto de la UE. "No creo que influya la decisión de Bankia sobre la prima de riesgo", aseveró.

"CATALUÑA NO ESTÁ EN QUIEBRA"

El presidente del Gobierno y líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, aseguró que ayudará "a todas las comunidades" autónomas que tengan problemas financieros y a las entidades financieras que corran riesgo de quebrar porque, si alguna de ellas cae, "se cae el país" en su conjunto.

Después de que la Generalitat reconociera que tiene problemas de liquidez para pagar sus facturas, Rajoy envió un mensaje de tranquilidad al asegurar que "Cataluña no está en quiebra".

Rajoy esgrimió que las administraciones públicas, al igual que muchas empresas, lo que tienen es un "problema de liquidez" que el Gobierno está dispuesto a asumir para aportar una solución.

Explicó que el Ejecutivo piensa "ayudar a todas" las comunidades con la única condición de que hagan los deberes para reducir el gasto público y cumplir con el objetivo de déficit del 5,3% para 2012.

Subrayó que el Gobierno "ya tenía pensado" hace tiempo aprobar un mecanismo de financiación, a través del ICO, para inyectar dinero a las comunidades, dado que se considera "responsable de lo que pasa en el país".

"No vamos a dejar a ninguna comunidad caer, porque no se puede, igual que no se puede dejar caer a una entidad financiera porque, si no, se cae el país", sentenció.

Rajoy lamentó que "algunos dirigentes no son conscientes de lo que está pasando" en España y, por eso, todavía se muestran reticentes a realizar ajustes económicos, aunque no dio nombres de los gobernantes en los que estaba pensando.

REUNIÓN CON RUBALCABA: ACUERDO EN LO SUSTANCIAL

Mariano Rajoy, ha asegurado que la reunión que el viernes mantuvo con el líder del PSOE fue "bien" y que hubo acuerdo en lo "sustancial" en los temas generales, a la vez que ha calificado de "equilibrada" la posición de los socialistas respecto a Bankia.

"Creo, y espero que no me tenga que rectificar, que hay un acuerdo sustancial en los temas generales. Lo que pasa es que luego vienen los detalles", ha dicho Rajoy en relación al cambio en algunas posiciones cuando se toman medidas.

Ha reiterado que la reunión con Rubalcaba ha estado "bien" y ha resaltado que la posición del PSOE hasta este momento en la crisis de Bankia es "equilibrada". Aunque todavía se está "en un primer momento" en este asunto, el jefe del Ejecutivo ha confiado en que los grupos parlamentarios que tengan "interés" puedan colaborar en subcomisiones sobre transparencia financiera y reestructuración bancaria constituidas en el Congreso.

Rajoy también ha valorado la reunión que dos horas antes mantuvo con el portavoz de CiU en la Cámara Baja, Josep Duran Lleida.