Rajoy quiere que España tenga más "influencia e interlocución" en la UE

El presidente electo ve necesario que Europa ocupe un lugar central en su agenda

Reforzará el diálogo con EEUU, 'descuidado' en los ochos años de mandato del PSOE

Rajoy gobierno (Telemadrid)

nacional

| 04.12.2011 - 20:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El líder del PP y futuro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se marca entre sus retos en política exterior que España vuelva a tener en la UE "el nivel de influencia e interlocución que le corresponde" y deje atrás el papel "irrelevante" que ha tenido en los últimos años.

Rajoy reseña este objetivo en un artículo publicado en la revista "Política Exterior" antes de ganar las elecciones, en el que expone cuáles deben ser los ejes de la acción de España en el ámbito internacional.

Bajo el título "Mi visión de Europa y España en el mundo", Rajoy destaca la necesidad de que la UE ocupe un lugar "central y prioritario" en la agenda política española, al ser en gran medida una "prolongación" de la actividad nacional en áreas como la economía, la justicia, la agricultura o el medio ambiente.

"Por ello, España debe recuperar el nivel de influencia e interlocución que le corresponde, participando activamente en las decisiones de la UE, dejando atrás el papel irrelevante que viene desempeñando en los últimos años", argumenta.

El líder del PP defiende "una mayor ambición europeísta y una actitud proactiva" para salir de la crisis y acometer los retos aún pendientes.

"Una mayor integración económica, la defensa del euro, la estricta observancia del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, la culminación del mercado interior de servicios financieros, así como el saneamiento de los bancos europeos y una supervisión verdaderamente integrada son algunas de las reformas necesarias que España debe impulsar", enumera.

FONDOS DE COHESIÓN

Respecto a los fondos de cohesión para el período 2014-2020, Rajoy defiende que las regiones que dejarían de percibirlos -Galicia, Andalucía y Castilla-La Mancha-, los sigan recibiendo durante una fase transitoria "razonable".

También apoya que el marco presupuestario para los próximos años incluya un "instrumento específico de financiación" de las pymes, al ser las principales fuentes de creación de empleo.

El presidente del PP garantiza que serán prioritarios el impulso de las redes transeuropeas y la defensa de los intereses de España en las reformas agraria y pesquera de la UE.

MÁS PRESENCIA EN AMÉRICA LATINA

Sobre Iberoamérica, Rajoy es partidario de que las relaciones regionales y bilaterales de España y de la UE con los países de América Latina estén basadas en el compromiso con "los derechos humanos, las libertades y la democracia".

Rajoy no habla de casos concretos, aunque el PP ha venido defendido en la oposición su negativa a revisar la política europea hacia Cuba -la llamada posición común- mientras el régimen castrista no haga gestos de apertura democrática.

REFORZAR EL DIÁLOGO CON EE UU, DESCUIDADO POR ZAPATERO

En su artículo, el líder del PP asegura que reforzará el diálogo político con Estados Unidos, "descuidado" -apunta- durante los ochos años de mandato socialista.

Según Rajoy, España será un aliado "sólido, previsible y cumplidor de sus compromisos" con Washington.

Destaca además el interés en que las relaciones con Marruecos ocupen un "lugar prioritario", al igual que con Argelia.

Sobre los procesos de cambio en el mundo árabe, Rajoy aspira a favorecer las transiciones democráticas, ofreciendo como ejemplo la experiencia española y proponiendo una "revisión" de la política europea de vecindad que dé prioridad a estos avances.

SALIR DE LA CRISIS

Anticipa que la diplomacia española tendrá una clara orientación económica para ayudar a salir de la crisis y a generar empleo.

Por ello, se propone intensificar la relación con países como China, Brasil, Rusia, India y Sudáfrica y extender la presencia de las empresas españolas en sus mercados.

Que España se implique más en foros como el G20 y garantizar los medios técnicos adecuados y la seguridad de los militares en las misiones en el exterior son otras de sus metas.

"Los tiempos que corren no permiten ensimismamientos, ni repliegues, sino que exigen diligencia en el plano exterior, en coordinación con nuestros socios y aliados", concluye Rajoy.