Rajoy: "Propongo concentrar todos los esfuerzos en la creación de empleo"

Se propone reducir el déficit público el próximo año en 16.500 millones de euros

Aprobará un decreto de "no disponibilidad" para cumplir el déficit

Suprimirá "los puentes" y las "prejubilaciones como mecanismo empresarial encubierto"

Rajoy se compromete a actualizar las pensiones conforme a la inflación en 2012

Modificará el IVA para que autónomos y PYMES no lo paguen hasta haberlo cobrado

nacional

| 19.12.2011 - 12:24 h
REDACCIÓN

Rajoy dedicará toda la capacidad del Gobierno a detener la sangría del paro. Asi lo ha asegurado el próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien se ha marcado esta prioridad en su actuación y la de su Ejecutivo para "detener la sangría del paro" para lo que estimulará el crecimiento. Durante su discurso de investidura en el pleno del Congreso de los Diputados, ha afirmado que no hay posibilidad de "enderezar la marcha de la nación" sin permitir que tengan trabajo aquellos que ahora carecen de un puesto de trabajo.

Rajoy ha dicho que la "piedra angular" de su mandato será "sembrar con urgencia para que brote lo antes posible la nueva cosecha del empleo" y ha aseverado que no descansará hasta lograrlo.

Asimismo, ha asegurado que España necesita grandes reformas pensando en algo más que reducir el déficit y crear empleo, ya que hay que mirar "más lejos y mas alto".

El candidato a la investidura anunció que reducirá en 16.500 millones el déficit público en 2012, para frenar el desfase entre ingresos y gastos del Estado y para así conseguir el objetivo de déficit del 4,4 % del PIB.

El próximo mes de enero se presentará la Ley de Estabilidad Presupuestaria, en la que se incorporan los límites de gasto y endeudamiento vinculantes para todas las administraciones públicas y antes, en el primer Consejo de Ministros del 30 de diciembre, se aprobará la prórroga presupuestaria hasta el segundo trimestre de 2012 y un Real Decreto Ley de Medidas Urgentes que fijará una no disponibilidad de gasto por parte de los diferentes Ministerios.

Además, tan pronto como la Comisión Europea dé a conocer su perspectiva anual de crecimiento, presentará su cuadro macroeconómico y se llevará a la Cámara el techo de gasto. A partir de ahí, y con los datos definitivos de déficit público, se presentarán antes de 31 de marzo ante la Cámara los presupuestos para 2012.

Rajoy, se ha comprometido en el Congreso, a "decir siempre la verdad, aunque duela, sin adornos y sin excusas: llamar al pan, pan, y al vino, vino". En su discurso ante el hemiciclo, aseguró "sabíamos y sabemos lo que nos espera y sabíamos y sabemos que se nos juzgará por lo que consigamos y no por lo que intentemos o por cómo nos hemos encontrado las cosas". Rajoy aseguró que pese a las dificultades actuales "España debe ser parte de la solución del problema del euro".

EL ÚNICO COMPROMISO DE GASTO: ACTUALIZAR LAS PENSIONES A LA INFLACIÓN EN 2012

El próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha confirmado que actualizará la pensiones contributivas a partir del 1 de enero de 2012, después de que hayan estado congeladas en el 2011.

Rajoy ha dicho que ésta será la única partida de los presupuestos que conllevará un aumento del gato. "Este será el único compromiso de aumento del gasto que me van a escuchar en el día de hoy. Insisto, el único y exclusivo", ha afirmado tras señalar que todas las demás partidas pueden ser revisadas.

La reforma del sector público será una de las primeras que acometerá el próximo gobierno del PP con una primera medida, que consistirá en no aumentar el personal público, manteniendo en cero la tasa de reposición, excepto en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y en los Servicios Públicos Básicos.

Asimismo ha señalado que llevará a cabo una profunda reforma administrativa bajo la premisa de "una Administración, una competencia" con el fin de primar la austeridad y evitar duplicidades. Ha explicado que también se suprimirán organismos autónomos, agencias y otras entidades públicas y habrá una reducción de los gastos de funcionamiento de la Administración, mediante el recorte de los gastos corrientes de la Administración General del Estado.

En este sentido se propone llevar a la Cámara una reforma del sistema de subvenciones y ayudas públicas y una reforma legal de la ley de televisiones públicas que permita "desarrollar nuevos modelos de gestión pública".

"Si las administraciones públicas no son eficaces, nuestra economía no podrá ser competitiva", ha dicho, al tiempo que ha afirmado que las leyes tienen que servir para generar oportunidades, no para crear obstáculos y ha abogado por la simplificación de los procedimientos administrativos, ya que "no sólo se trata de ahorrar dinero, también es necesario ahorrar tiempo".

En coordinación con las Comunidades Autónomas, impulsará un sistema de reconocimiento mutuo de autorizaciones y licencias, que elimine obstáculos a la libre circulación de bienes y servicios.

Asimismo, ha indicado que reducirá el número de organismos reguladores y reordenará sus competencias, proponiendo un nuevo sistema de nombramiento de sus miembros con mayor intervención del Congreso de los Diputados.

Para ello, el Gobierno, en el primer trimestre de 2012, remitirá a la Cámara una ley para el refuerzo de la independencia de estos organismos y mejora de la regulación de la actividad económica.

SUPRIMIRÁ LOS PUENTES FESTIVOS Y ABOGA POR LA REFORMA DEL MERCADO LABORAL

Mariano Rajoy, ha afirmado que tiene la intención de eliminar los puentes y trasladar los días festivos a los lunes mas cercanos, con la excepción de las fechas con más arraigo social, para aumentar la competitividad de las empresas.

Rajoy ha explicado que esta medida quiere hacer compatibles los derechos de los trabajadores y la buena marcha de las empresas, por lo que se van a abordar los costes que suponen los "puentes" para la economía. Esta iniciativa debería incluirse en la reforma laboral, para la que ha pedido a empresarios y sindicatos que se pongan de acuerdo antes de Reyes.

Como bases de la reforma, ha recordado, el PP aboga por la flexibilidad y la reforma de la negociación colectiva para que cada materia se negocie "en un ámbito territorial o sectorial óptimo para asegurar la competitividad económica".

Para ello, además, se quiere primar la resolución extrajudicial de los conflictos, para fomentar los acuerdos entre las partes y hacer más fluidas las relaciones laborales.

Asimismo, Rajoy quiere hacer efectivo el "derecho individual a la formación permanente mediante la apertura de la oferta formativa" y la "evaluación rigurosa" de la efectividad de las políticas activas a de empleo.

Del mismo modo, el inminente presidente del Gobierno quiere garantizar los derechos de los trabajadores con el refuerzo de los mecanismos de control y prevención de tratos discriminatorios, y también impulsará incentivos a la conciliación de la vida laboral y familiar.

Asimismo pretende incentivar las creaciones mediante la bonificación de 3.000 euros por la contratación del primer trabajador y del 100% de las cuotas de la Seguridad Social en el caso del primer empleo de trabajadores menores de 30 años.

SUPRIMIRÁ LAS PREJUBILACIONES SALVO EN CASOS MUY EXCEPCIONALES

Rajoy, ha avanzado su intención de suprimir las prejubilaciones "salvo en circunstancias muy excepcionales". Durante su discurso en el Congreso ha explicado que esta medida tiene como objetivo "poner freno a la práctica abusiva" que supone hacer de la prestación por desempleo en los últimos años de vida laboral un mecanismo de prejubilación encubierta.

Ha dicho asimismo que se propone elevar la edad real de jubilación a la edad legal, facilitar la prolongación voluntaria de la vida laboral de los trabajadores y que promoverá una mayor proporcionalidad entre la cuantía de las pensiones y las cotizaciones realizadas durante toda la vida laboral del trabajador.

En este sentido ha recordado que en los últimos cuatro años el número de cotizantes ha caído en 2.150.000 personas y la relación entre cotizantes y pensionistas ha pasado de 2,6 a 2,1, una tendencia que cree que hay que romper para no poner en peligro las pensiones públicas.

En este sentido ha aseverado que el objetivo es reordenar el tratamiento fiscal de las pensiones e impulsar los sistemas "complementarios" a la Seguridad Social, manteniendo el poder adquisitivo de los jubilados.

LOS AUTÓNOMOS Y PYMES COMPENSARÁN EL IVA NO COBRADO

En el ámbito de las empresas, Mariano Rajoy, se ha comprometido a modificar el régimen del IVA para autónomos y pymes con el fin de que no tengan que pagar este impuesto hasta que hayan cobrado las facturas correspondientes y establecerá un procedimiento de compensación automática de deudas que tienen los emprendedores y son reconocidas por las administraciones públicas.

Rajoy ha indicado que es "esencial" definir un marco fiscal más adecuado a las necesidades de los emprendedores y ha resaltado que la política tributaria es una herramienta de primer orden para impulsar el crecimiento económico.

Su próximo Gobierno también reformará el Impuesto sobre Sociedades y eliminará las limitaciones existentes en la actualidad ampliando hasta los 12 millones de euros la cifra de negocios que permite acogerse al régimen especial previsto para las empresas reducida dimensión.

También aumentará hasta los 500.000 euros el límite de base imponible al que se aplica el tipo reducido del 25 % y modificará la fiscalidad de los beneficios no distribuidos, de manera que aquellos dedicados a la adquisición de nuevos activos, tributen diez puntos menos que los destinados a ser distribuidos a los accionistas.

En materia de IRPF, mejorará la tributación de las prestaciones de los planes de pensiones y recuperará la deducción del IRPF por inversión en vivienda habitual, pero sólo si se trata de vivienda habitual y con un límite en su precio de adquisición.

El futuro presidente ha dicho que algunas de estas medidas, junto con otras concretas en el ámbito de la financiación, la tramitación administrativa y la gestión laboral, se englobará en la Ley de Apoyo a los emprendedores que el Gobierno enviará a la Cámara dentro de los próximos tres meses.

Asismimo Rajoy presentará un Plan Integral de Turismo, que valore el sector como "prioritario" y mejore su fiscalidad. Es este sentido se propone "potenciar" la imagen de España como destino turístico de calidad, modernizando y mejorando la red de Oficinas de Turismo de España en el exterior.

Al respecto,el futuro presidente del Gobierno ha aseverado que su Ejecutivo abordará una profunda reforma del Servicio Exterior de España en la promoción comercial de las empresas españolas en el mundo y en sus proyectos de internacionalización.Subrayo que para ello es necesario integrar los instrumentos fiscales, de apoyo tecnológico y de internacionalización a un única política, con medidas basadas en compartir riesgos y beneficios tales como garantías, préstamos participativos, participación de capital al tiempo que se potencian nuevos mercados en Asia, Oriente Medio y en Latinoamérica.

CONVOCA A TODOS LOS ESPAÑOLES A SACRIFICIOS QUE NO SERÁN BALDÍOS

En un llamamiento al final de su discurso de investidura como presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha convocado a todos los españoles a una tarea nacional en favor del futuro del país y a todos ha pedido ayuda para afrontar los momentos ingratos con el convencimiento de que los sacrificios no serán baldíos.

Rajoy ha reconocido que la tarea que tiene ante sí España sobrepasa las posibilidades de cualquier Gobierno, pero ha convocado a todos los españoles asegurándoles que los esfuerzos no serán baldíos y rendirán provecho. "La primera condición será que España trabaje unida en un gran esfuerzo solidario", ha señalado antes de pedir que desaparezca todo lo que pueda "enturbiar las aguas de la convivencia".

En esa línea, ha insistido en que, para su Gobierno, no habrá españoles buenos y malos, sino que todos serán "iguales, necesarios, dignos de respeto y capaces de ayudar en la tarea común".

Por ello, ha garantizado que mantendrá un diálogo permanente con todos los sectores de la sociedad, y habrá una "rigurosa justicia" en el reparto de la austeridad y un escrupuloso respeto al derecho ciudadano de conocer la verdad.

"Convoco a todos y reclamo, con humildad, la ayuda de todos, al tiempo que ofrezco defender la unidad, dialogar sin cansancio, asegurar la justicia en el reparto de las cargas y mostrar siempre la verdad traiga el color que traiga", ha añadido.

Todo ello, a su juicio, supone una "oferta de esperanza" que se sustenta en la convicción de que hay medios, posibilidades y voluntad para salir adelante. Un empeño para el que, al finalizar su intervención, ha pedido la confianza de la Cámara con el fin de ser investido presidente del Gobierno.