Rajoy promete a los barones del PP criterios objetivos en el reparto del déficit

Convocará el Consejo de Política Fiscal y Financiera a finales de junio

Valencia, Murcia y Baleares reclaman flexibilidad para reducir el gasto público

Madrid pide un techo común a todas las comunidades

Las Comunidades no podrán superar el 1,5% y se busca cómo compensar a las cumplidoras

nacional

| 27.05.2013 - Actualizado: 20:49 h
REDACCIÓN

La reunión entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y los presidentes autonómicos del PP ha concluido sin que se haya cerrado un acuerdo sobre el reparto del objetivo de déficit, aunque con el compromiso del Ejecutivo de que dicho reparto se haga con criterios objetivos y no políticos.

El encuentro, según han explicado algunos de los presidentes autonómicos, ha concluido con el compromiso de todos de seguir trabajando por reducir el déficit y hacer más esfuerzos para buscar el acuerdo en el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera, que se celebrará a finales de junio o primeros de julio.

En este sentido. el margen de déficit que el Gobierno piensa dar a las comunidades autónomas esta año no podrá superar en ningún caso el 1,5 por ciento con el que cerraron 2012 y además el ministerio de Hacienda buscará fórmulas para compensar a las comunidades que el año pasado hicieron los deberes y no superaron ese margen.

Así lo han trasladado varios presidentes autonómicos del PP tras mantener una comida con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro del ramo, Cristóbal Montoro, entre otros. Aunque se establezcan diferentes déficits para cada autonomía, ninguno podrá superar el objetivo que ya tuvieron que cumplir el año pasado, del 1,5, tres décimas más que el previsto de media para todas en 2013, del 1,2.

"No se puede incrementar el déficit al de 2012", ha explicado el balear José Ramón Bauzá, presidente de una de las comunidades que necesita un margen mayor para cumplir los objetivos.

DEFICIT POR CRITERIOS OBJETIVOS

Por el otro lado, el de las comunidades cumplidoras y que se encuentran en la senda marcada ya, Juan Vicente Herrera, presidente de Castilla y León, ha explicado que autonomías como la suya no saldrán perjudicadas si se hace un reparto asimétrico del déficit y que Hacienda busca cómo.

"Se han puesto encima de la mesa, se estudiarán y en eso se concretará la propuesta del Ministerio de Hacienda, fórmulas, compensaciones, aplicaciones de instrumentos, transferencias finalistas, márgenes en otros conceptos, que permitan llegar a esa conclusión. Eso es lo que a lo largo del mes Hacienda tiene que ir definiendo", ha dicho.

El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha explicado hoy que en la reunión ha quedado claro que, al fijar el déficit de las comunidades, "criterios bilaterales o políticos no; económicos y pactados entre todos, sí".

"Era lo previsto y era nuestra obligación, trabajar y avanzar", ha señalado el presidente gallego, quien ha respaldado que cada presidente haya dicho lo que haya creído oportuno en la defensa lógica de los intereses de su región.

MONAGO: NOS HEMOS DICHO LAS COSAS A LA CARA

Por su parte, el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, ha dicho hoy que la reunión ha servido para poder decirse las cosas "cara a cara", aunque no se haya logrado un acuerdo concreto sobre la distribución del déficit entre autonomías.

Tras el encuentro, Monago ha mantenido su posición contraria a un reparto asimétrico de los objetivos déficit y ha vuelto a advertir de que no puede tener la misma consecuencia "cumplir que no cumplir".

No obstante, ha señalado que habrá que esperar a conocer la propuesta el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, pone sobre la mesa.

En opinión del presidente extremeño la reunión ha servido para una cosa importante: "Que aquello que veníamos hablando a través de los medios de comunicación nos lo pudiéramos decir en una mesa cara a cara y al menos hemos podido plantear cada uno nuestros puntos de vista", ha dicho.

La presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha insistido en que, en el reparto del objetivo de déficit autonómico para 2013, "no puede haber agravios comparativos" para las comunidades que cumplieron con el objetivo de 2012.

Rudi ha admitido que en este encuentro "no se ha cerrado nada", aunque se ha constatado el acuerdo que ya había en las filas del PP de que hay que seguir avanzando en la consolidación fiscal.

Dicho compromiso "es un axioma del PP histórico y además creemos en él, es condición sine qua non para poder controlar el déficit, poder financiarnos y poder aplicar a continuación políticas de crecimiento", ha añadido.

Según algunos de los presentes, Rajoy ha asegurado que no ha habido ninguna negociación aparte con Cataluña sobre el reparto del déficit.

El ministro de Hacienda, por su parte, les ha asegurado que el reparto del déficit se hará con criterios objetivos y económicos -y no políticos- y también que no se perjudicará a las comunidades cumplidoras.

Al acabar esta comida, que ha durado cerca de tres horas, todos los presidentes autonómicos han salido, en un principio, con el discurso común de seguir reduciendo el déficit y poner en valor los esfuerzos que la ciudadanía hizo durante 2012 para alcanzar los objetivos de consolidación presupuestaria.

CONSEJO DE POLITICA FISCAL Y FINANCIERA A FINALES DE JUNIO

Sin embargo, cada uno ha mantenido su criterio, tanto si es a favor del déficit diferenciado como si no, y así se lo han expuesto a Rajoy en la reunión.

El Gobierno citará a las comunidades para decidir el reparto del déficit en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), aunque antes se intensificarán los contactos entre Hacienda y las autonomías para tratar de acercarse a un acuerdo.

Tras la reunión, el PP ha hecho público un comunicado en el que destaca que la situación económica "es muy distinta" a la de hace un año gracias al esfuerzo de todos, asegura que los sacrificios de la ciudadanía "no han sido estériles" y celebra que todas las administraciones han contribuido a la reducción del déficit público.

En dicha nota, se subraya que todos los asistentes a este almuerzo han acordado que los objetivos del reparto sean objetivos y "a través del diálogo con todas las comunidades" en el marco del CPFF.

Además, añade el PP, Gobierno y barones "reiteran su compromiso de lealtad constitucional, clave en la definición de un marco de relaciones entre Administraciones que preserve la calidad de los servicios públicos esenciales".