Rajoy proclama que sus únicos "enemigos" son el paro y la crisis económica

(Archivo)

nacional

| 05.11.2011 - 10:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha proclamado hoy que su partido, y él mismo, no tienen más "enemigos" que la crisis económica y el paro, y por ello, serán los asuntos fundamentales de los que hablará durante la campaña electoral.

Con esta "declaración de principios" ha abierto su intervención el líder de los populares en Toledo, en su primer día de campaña, y ante más de 4.000 personas, la mayoría en el recinto deportivo donde ha tenido lugar el mitin, pero con otras centenares refugiadas de la lluvia en una carpa contigua al pabellón.

Ya antes del evento, de camino a la capital de Castilla-La Mancha, Rajoy había escrito en su cuenta de Twitter que más que las encuestas -hoy ha salido el barómetro del CIS que da una holgada mayoría absoluta a su partido el 20N- lo que le preocupa verdaderamente es el paro y la crisis económica.

Lo ha dejado claro nada más arrancar su intervención, y antes de comentar que tanto él como su equipo saben "perfectamente" lo que España tiene "por delante", y por tal razón, esa "tarea gigantesca" la sabrá hacer el PP bajo la atenta vigilancia de la UE.

Así que, según ha explicado Rajoy, el primer objetivo del Gobierno "competente, serio y formado" que diseñará si gana las elecciones será la creación de empleo, y después mantener las políticas sociales.

Logrados ambos propósitos, vendrá el tercero por sí solo: "Volver a ser el país que siempre fuimos, volver a ser lo que queremos, estar orgullosos de nosotros mismos y ser un país respetado y no mandado por Europa".

El presidente del PP se ha comprometido a mejorar los servicios públicos y a sembrar el país de las condiciones necesarias para que entre los trabajadores y empresarios, y en general todos los ciudadanos, España salga de la crisis.

Su partido, con él al frente, son los únicos que pueden superar la crisis y acabar con las "dudas" y devolver la confianza y la inversión.

Para que todo eso sea realidad, ha continuado Rajoy, hace falta un proyecto común que agrupe a todos los españoles y un "Gobierno fuerte apoyado por una mayoría" que diga la verdad y se comporte de modo "valiente y prudente".

Su Gobierno hablará con todos y evitará las peleas, a diferencia del PSOE, el partido que no puede convertirse en solución de la crisis y que, en plena campaña, apela en su lema a la "pelea". "Nosotros no queremos peleas, queremos sumar a un proyecto y todos juntos luchar contra la crisis y el paro", ha sentenciado.