Rajoy presume de gestión y Sánchez le acusa de recortar todo "menos la corrupción"

Sexto cara a cara de la democracia, que fue de menos a más en intensidad

El candidato socialista acusa al presidente de no ser "una persona decente"

Rajoy, ofendido, consideró la acusación "ruin y mezquina"

Pedro Sánchez y Mariano Rajoy se saludan antes del debate en presencia del moderador, Manuel Campo Vidal (Europa Press)

nacional

| 15.12.2015 - 00:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Sexto cara a cara de la democracia entre el candidato del PP, Mariano Rajoy, y el del PSOE, Pedro Sánchez, que cambió sustancialmente de todo cuando el candidato socialista acusó a Rajoy de no ser "una persona decente" por los casos de corrupción que han afectado a su partido, una acusación que el jefe del Ejecutivo ha denunciado como "ruin, mezquino y deleznable".

Aunque Sánchez había aludido al 'caso Gürtel' desde el inicio del debate organizado por la Academia de la Televisión, ha sido al inicio del tercer bloque sobre reformas constitucionales cuando el líder de los socialistas ha recrudecido sus ataques.

El candidato del PSOE ha cargado contra Rajoy y ha defendido que tendría que haber dimitido después de que se conocieran sus mensajes al extesorero Luis Bárcenas. Y ha advertido de que, si los españoles deciden con su voto que siga en La Moncloa, esto tendrá un "coste" para la democracia y las instituciones españoles. "Porque el presidente del Gobierno tiene que ser una persona decente y usted no lo es", ha remachado.

Rajoy ha respondido muy ofendido por estas palabras y ha tildado esa acusación de "ruin, mezquina y miserable" y le ha avisado de que perderá las próximas elecciones y estas declaraciones le van a "perseguir toda su vida". Además, ha defendido que si tiene algo en su contra, debe denunciarlo ante los tribunales. "Lléveme al juzgado", ha dicho.

UNA ESPAÑA "TENEBROSA"

Antes, el presidente del Gobierno había acusado al líder del PSOE de pintar una España "tenebrosa" para ocultar la herencia que dejó el Gobierno socialista. Por su parte, Sánchez ha atacado a su contrincante con los casos de corrupción que han afectado al PP, y Rajoy ha rehusado contestar en los primeros momentos del debate.

Durante el 'cara a cara' que protagonizan en la Academia de la Televisión, Rajoy ha comenzado dejando claro que el PP va a seguir dando la batalla contra el paro, ha presumido de que en 2014 y en el 2015 se han logrado crear un millón de puestos de trabajo y se ha mostrado "seguro" de que en los próximos cuatro años su política económica conseguirá crear otros dos millones de empleos para "dar seguridad a las personas, garantizar un buen sistema de pensiones y unos buenos servicios públicos".

En su primer turno del bloque económico del debate, el líder socialista ha acusado a Rajoy de "mentir" a los españoles diciendo hace cuatro años que no subiría los impuestos y que no tocaría la sanidad, la educación y la dependencia y, a renglón seguido, le ha sacado el 'caso Bárcenas' y, en concreto, el 'Luis, sé fuerte" que el presidente del Gobierno le envió a través de un sms y que posteriormente comentó que "todo era falso salvo alguna cosa". Siete minutos ha tardado el líder socialista en echarle en cara al presidente los casos de corrupción que afectan al PP.

EL "SOLDADO" RATO

Sánchez ha reprochado a su rival las "demoledoras" consecuencias de la reforma laboral promovida por el Gobierno del PP y ha censurado que en estos cuatro años se haya dedicado a subir los impuestos a la clase trabajadora mientras "amnistiaba" al expresidente de Bankia Rodrigo Rato.

Frente a esto, el candidato 'popular' ha recordado en qué condiciones cogió las riendas del país tras las elecciones de 2011, con una España "al borde del rescate", para hacer hincapié en que ahora ya nadie habla de la quiebra de nuestro país que, según ha apuntado, es el que más crece de la Unión Europea, por encima de Reino Unido, Italia, Alemania y Francia.

En este punto, ha destacado lo que, a su juicio, es el dato más significativo: "Cuando llegué al Gobierno 1.500 españoles perdían al día su trabajo y ahora 1.400 españoles encuentran empleo", lo que, ha señalado, contrasta con los 3,4 millones de parados que dejó el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. Por ello ha subrayado que ahora se puede dar "marcha atrás" y volver a las políticas económicas que aplicó el PSOE.

"Usted ha recortado todo menos la corrupción en su partido", ha afirmado rotundo Sánchez en su réplica volviendo a hacer alusión al "rescate financiero" a Bankia y afeando al presidente que fuera el que pusiera en su día al "soldado" Rodrigo Rato al frente de la citada entidad.

¿MILAGRO ECONÓMICO?

Sánchez ha relacionado "el supuesto milagro económico" del que, en su opinión, se jacta Rajoy con ese rescate de Bankia que, según ha recordado, al contrario de lo que prometió el presidente, sí que han acabado pagando los españoles.

El jefe del Ejecutivo no ha respondido a los ataques de Sánchez, limitándose a decir que había dicho "muchas cosas y poco sensatas" que no podía compartir, pero sí le ha recordado que él fue miembro de la Asamblea de Bankia "y nunca dijo ni una sola palabra de la gestión de Caja Madrid."

Tras dejar claro que el Gobierno nacionalizó algunas cajas de ahorros para no dejarlos quebrar", Rajoy ha criticado a Sánchez que tenga una visión "tan negativa" del país. Es más, le ha recriminado que pinte una España "tenebrosa" con el único objetivo de "olvidar" la gestión del PSOE y los avances de los últimos tiempos.

El líder socialista ha apuntado que el jefe del Ejecutivo no tiene motivos para la "autocomplacencia", le ha criticado que se apropie de "méritos" que no son suyos y le ha acusado de haber dado "la espalda a los españoles" durante sus cuatro años en Moncloa y, lo que es peor, no haber rendido cuentas ante ellos. "Los españoles le conocen como el del plasma", ha comentado.

A VUELTAS CON EL RESCATE

Durante su 'cara a cara' los líderes de los dos partidario mayoritarios se han enzarzado sobre si hubo o no rescate a España. Sánchez le ha preguntado directamente si lo hubo porque, según ha recordado, primero dijo que no, y un año después su ministro de Economía, Luis de Guindos, dijo que sí.

Ante este interrogante, el presidente ha negado la mayor y ha presumido de no haber hecho caso a las "presiones". "Si lo hubiéramos hecho, nos habría ocurrido como a otros países", ha dicho. "No hubo ningún rescate", ha insistido Rajoy, quien ha destacado que el Gobierno pidió 40.000 millones de euros a la Comisión Europea que España tendrá que devolver en diez años. De hecho, ha destacado que el país ya ha comenzado a hacerlo.

"Usted presume del rescate al sector bancario como si fuese una victoria", ha apuntado Sánchez, afeando a Rajoy que en su día asegurara que el rescate no iba a costar a los españoles ni un céntimo "y ya llevemos gastado 25.000 millones de euros". "Eso no es verdad. ¿Quién le ha dado los datos?", ha respondido Rajoy.