Rajoy dice que "ahora toca pisar el acelerador" y pide a las Comunidades un "esfuerzo mayor" | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Rajoy dice que "ahora toca pisar el acelerador" y pide a las Comunidades un "esfuerzo mayor"

nacional

| 02.07.2012 - Actualizado: 19:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que nadie puede dudar del "compromiso y la convicción" del Gobierno por el déficit público y ha anunciado a las comunidades autónomas que tendrán que hacer un "mayor esfuerzo" en los próximos meses. En su intervención ante la Junta Directiva Nacional que se ha celebrado hoy en Sevilla, Rajoy ha explicado que las reformas que está haciendo el Gobierno están encaminadas a devolver a la economía española "la flexibilidad y la competitividad" y ha anunciado que va a seguir poniéndolas en marcha.

El déficit público es un objetivo capital que compromete a todos: al Gobierno, a la Seguridad Social, a los ayuntamientos y a las comunidades autónomas, según Rajoy, quien ha añadido que pese al "gran esfuerzo que están haciendo, con la ayuda del Gobierno", es necesario que hagan "un esfuerzo mayor en los próximos meses".

Los grandes pilares para que la economía funcione es que exista estabilidad en las cuentas, que se pongan en marcha reformas estructurales y que haya un sistema financiero "solvente y capitalizado", ha explicado el presidente de Gobierno, quien ha añadido que "no hay alternativas" si lo que se pretende es un crecimiento sostenido y estable.

"Estas reformas están pensadas para ganar el futuro y despejar el horizonte de la economía, y el deber del Gobierno es consolidarla", ha subrayado Rajoy, quien ha recalcado que es de justicia que desde la Administración se corte la "hemorragia" del déficit, compromiso que se verá en los presupuestos del 2013.

Tras recordar que el año pasado se gastaron 90.000 millones más de lo que se ingresó, Rajoy ha defendido las reformas realizadas por su Gobierno con el objetivo de estimular la competitividad y dar a la economía española el dinamismo de las economías punteras, pero para ello, ha señalado, "hay que producir mejor" y ahorrar costes.

Ha dado un respaldo a la reforma laboral, al plan de pago a los proveedores, que ha puesto en manos de los emprendedores 27.000 millones de euros, y ha anunciado que el Gobierno seguirá haciendo reformas, y aunque sin concretar, se ha referido a la energética, administrativa, y en la unidad de mercados.

El último pilar es el del sistema financiero, sobre el que el Gobierno ha actuado con "transparencia y rigor" para su reforma, según Rajoy, quien ha añadido que se ha hecho un ejercicio de transparencia "sin parangón" y que las auditorías internacionales han constatado que las necesidades de capitalización solo afectan a una parte acotada del sistema financiero español.

Se ha referido al apoyo de los socios europeos para que haya una financiación del sistema en condiciones "singularmente favorables" y ha afirmado que la reestructuración del mismo con la línea de crédito comprometida por la UE tiene como objetivo "borrar cualquier duda" del sistema financiero español, y sobre todo que fluya el crédito.

Ha recordado que entre el 2088 y el 2009 desde la UE se apoyó al sistema financiero de varios países con 1,5 billones de euros, que a algún país se le ayudó con 500.000 millones, y a España no "porque dijimos que era el mejor sistema financiero del mundo". "Ahora, cuatro años después hay que hacerlo y hay que hacerlo porque, si no, es imposible recuperar la economía", ha apuntado el presidente del Gobierno, quien ha aclarado que aquí no se trata de darle el dinero a nadie sino de que la UE le hace un préstamo en condiciones favorables "que en su día, las entidades financieras tendrán que devolver".

Tras mostrar su orgullo por el esfuerzo que están realizando los ciudadanos españoles, Rajoy ha asegurado que las dificultades se van a superar, pero se ha comprometido a que el Gobierno va a trabajar "sin descanso" para que España vuelva a "despegar".

En clave interna, ha señalado que la unidad de acción entre el Gobierno y el PP debe ser ahora "más importante que nunca", y para ello ha abogado por estar muy cerca de la gente y, especialmente, de los que "peor lo están pasando", de forma que ha pedido que se realice una labor de pedagogía.

Rajoy ha afirmado que su Gobierno ha hecho "muchas cosas" y que ninguna de ellas le ha sorprendido pero ha advertido de que las reformas son un hito en el proceso de modernización, y que ahora "hay que pisar el acelerador" porque no se ha llegado a esta situación "por casualidad ni mala suerte" sino porque no se han hecho las cosas bien, algo que "saben hasta los que protestan por las decisiones" que adopta el Gobierno.