Rajoy pide sensatez para formar rápido Gobierno y evitar riesgos económicos

Rajoy se reunirá con Rivera e Iglesias el próximo martes en el Congreso

Albert Rivera no aclara si podría abstenerse en la invesitudura de Rajoy

nacional

| 07.07.2016 - 10:16 h
REDACCIÓN

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha pedido al resto de las fuerzas políticas "sensatez y sentido común" para facilitar la conformación del Ejecutivo antes de agosto y evitar así nuevos riesgos para la estabilidad económica del país. El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, se reunirá con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, el próximo martes a las 10.30 horas en el Congreso de los Diputados, antes de hacerlo a las 17,00 horas con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

Rajoy, que ha acudido al Congreso a entregar su credencial como diputado de la XII legislatura, ha explicado a los periodistas que el PP hará todo lo que esté en sus manos para evitar una tercera convocatoria electoral y ha recalcado que es "urgente" que el Gobierno debe constituirse con la mayor "rapidez posible".

Así, ha señalado que si todo el mundo está de acuerdo en que no puede haber otros comicios, "no es de recibo estar todo el verano perdiendo el tiempo".

"No sé qué vamos a arreglar en agosto que no podamos arreglar en julio", ha dicho Rajoy, quien ha subrayado que hay que tomar decisiones importantes como la aprobación del techo de gasto y la elaboración de los presupuestos no sólo del Estado, sino de comunidades y ayuntamientos

El presidente en funciones ha recordado que el Gobierno tiene que aprobar los presupuestos en Consejo de Ministros el 23 de septiembre a más tardar -se tienen que entregar en el Congreso antes del 30- para que puedan ser aprobados por las Cortes antes de final de año.

Además, ha defendido la urgencia de formar Gobierno para poder adoptar otras decisiones de ámbito europeo, como transponer varias directivas comunitarias, fijar la nueva senda del déficit o afrontar las negociaciones que va a exigir el brexit.

Tras recordar la mejora de los datos económicos, Rajoy ha lanzado una advertencia: "Si la economía va bien sería una pena que por ser incapaces de formar Gobierno las cosas empezarán a complicarse".

Por eso, ha abogado por que el Gobierno, que lleva 200 días en funciones, se forme inmediatamente después de la constitución de las Cortes -prevista para el 19 de julio- para poder empezar a tomar decisiones, y por que sea un Ejecutivo con la "mayor estabilidad posible". Es decir, "un Gobierno que pueda gobernar".

Rajoy está convencido de que "nadie en su sano juicio apuesta" por volver a convocar a unas elecciones a los españoles, que entiende que están "bastante hartos" de acudir a las urnas.

El presidente no ha querido especular sobre la posición que vaya a adoptar el PSOE y que, según ha subrayado, aún no le ha expuesto el secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez.

Tampoco ha querido adelantar cuándo se reunirá con Sánchez o con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y se ha limitado a decir que tiene intención de reunirse "con todos" los que quieran hablar con él.

"Donde quieran, el día que quieran y a la hora que quieran", ha apostillado, además de garantizar que las reuniones serán públicas o privadas, según el deseo de sus interlocutores.

A Rajoy la posición del expresidente Felipe González, que ha sugerido al PSOE que facilite su investidura, le parece "una opinión muy cualificada por ser quien es" y coincide además con él en que no debe haber elecciones, que el Gobierno tiene que formarse de forma rápida y debe tener "un mínimo de estabilidad".

Rajoy ha recordado, por otra parte, que es el Rey el que tiene la potestad de nombrar candidato a la investidura y él todavía no lo es.

En cualquier caso, ha insistido en pedir a todos un esfuerzo de "sensatez y sentido común" para solucionar el proceso cuanto antes "porque la rapidez es capital" y ha recalcado que repetir elecciones haría mucho daño a la credibilidad de España en el exterior y sería un riesgo para la economía

RIVERA NO ACLARA

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, no aclaró si podría abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno para contribuir a evitar el bloqueo institucional que podría producirse en caso de no haber acuerdos.

Rivera entregó este jueves en el Congreso de los Diputados su credencial como electo para comenzar a realizar los trámites que le permitirán adquirir la condición plena de parlamentario el día de la constitución de la Cámara, el próximo 19 de julio.

Dejó clara las condiciones en las que Ciudadanos podría respaldar un Gobierno e incluso abrir la puerta a formar parte de él: en caso de haber "renovación" de políticas y de equipos. Sin embargo, en caso contrario, si Rajoy emprende una línea continuista con la anterior legislatura, no dejó claro si su voto en la investidura sería en contra o abstención.

Sí precisó que en esa situación Ciudadanos podría quedarse en la oposición ejerciendo una labor en todo caso "constructiva" de diálogo y de posibles acuerdos, pero no aclaró cuál sería el voto en la investidura para permitir que se ponga en marcha el Gobierno.

Rivera insistió en que su apuesta sigue siendo la mesa a tres con el PP y el PSOE, aunque de momento esos partidos no la aceptan, porque es la que permitiría una mayoría suficiente para modificar la Constitución, la ley electoral, la educación o la justicia, prioridades para Ciudadanos.

Por el momento, su formación está "esperando" a que Rajoy, que en principio es a quien corresponde intentar formar Gobierno, mueva ficha, y cuando lo haga le expresará esa tesis: "Una apuesta excepcional ante un momento excepcional".

COINCIDE CON FELIPE GONZÁLEZ

Aseguró que coincide con el expresidente del Gobierno Felipe González en la necesidad de evitar un boqueo, y reiteró que el PSOE es quien tiene posibilidad de hacerlo. "Veremos si se acaba absteniendo en el último minuto", dijo. "El PSOE es el que puede permitir que haya Gobierno con una abstención de última hora", ha reconocido el líder de Ciudadanos

Rivera insistió en que su formación nunca ha "vetado" a Rajoy porque se ha limitado a precisar que si el PP decide emprender una línea continuista sin regeneración de políticas y equipos Ciudadanos estará en la oposición. Esas dos opciones, Gobierno respaldado por los tres partidos constitucionalistas o de quien ha ganado las elecciones en minoría, son los únicos dos escenarios que contempla Ciudadanos.

La opción de sumar junto al PSOE, Unidos Podemos y sus confluencias y otras fuerzas hasta llegar a la mayoría necesaria "no tiene ningún sentido" para Rivera. "No la vamos a apoyar nunca", y dado que ha habido declaraciones abriendo esa vía "aprovechamos para cerrarla", sentenció.

Para el líder de Ciudadanos, la mejor solución es un acuerdo de los tres partidos "constitucionalistas" que permita una legislatura "estable" con una amplia mayoría para afrontar, por ejemplo, la reforma de la Carta Magna.

El "plan B" es que el PP pueda gobernar en minoría y ponga en marcha las medidas urgentes que hay sobre la mesa, como los presupuestos para el año que viene o los compromisos de déficit con la UE.