Rajoy pide a Puigdemont "un primer paso" y que vaya a la Conferencia de Presidentes

Recibe en Moncloa al primer ministro de Irlanda, Enda Kenny

Se muestra abierto a dialogar con Puigdemont aunque no autorizará ningún referéndum que atente contra la unidad de España

Rajoy respalda a Cospedal y expresa su reconocimiento a las familias del Yak-42

Sostiene que su "responsabilidad" es tener "las mejores relaciones posibles" con el Gobierno de Trump

El primer ministro irlandés, Enda Kenny y el presidente Mariano Rajoy

nacional

| 12.01.2017 - 18:02 h
REDACCIÓN

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido hoy al presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, que dé "un primer paso" en favor de la relación entre ambas administraciones y "no deje la silla vacía" en la Conferencia de Presidentes del próximo martes. La petición se la ha formulado Rajoy en la conferencia de prensa que ha ofrecido en el Palacio de La Moncloa tras la entrevista con el primer ministro irlandés, Enda Kenny, una comparecencia en la que ha eludido referirse a las nuevas declaraciones del expresidente José María Aznar durante un acto de FAES.

A falta de cinco días para que esa Conferencia tenga lugar en el Senado, Puigdemont ha recalcado que no tiene intención de ir, por lo que se mantiene en la negativa que avanzó hace semanas.

Rajoy ha destacado en varias ocasiones que no comparte esa decisión, y hoy lo ha vuelto a poner de manifiesto, ya que "el diálogo es fluido" entre Puigdemont y él y se han incrementado los contactos de los ministros y de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, con los conseller de la Generalitat. Así que le ha solicitado que "no deje la silla vacía" en la Conferencia de Presidentes para evitar que "otros opinen" en su lugar.

Como antes, el presidente del Gobierno ha insistido en remarcar que no autorizará ningún referéndum que atente contra la unidad, la igualdad y la libertad de los españoles, así como contra su soberanía.

Dos razones fundamentales ha esgrimido: la primera, que no puede, pues no lo ampara la ley; la segunda, que no cree en algo que quiebra la soberanía del pueblo español.

Pero el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, tras reunirse con Sáenz de Santamaría el pasado martes, incidió en la voluntad de seguir la hoja de ruta hacia la consulta, que se celebraría en septiembre.

Según ha subrayado Rajoy, esa posición rotunda, opuesta a la del Gobierno, no significa que haya "fracasado ningún intento de diálogo", así que ha insistido en que no se cansará de "intentar el diálogo siempre".

"Oportunidad magnífica" para dicho diálogo será la Conferencia de Presidentes, sobre todo por la lista de diez acuerdos que se abordarán, relacionados con el Estado de bienestar, la sanidad o la educación, los asuntos "más importantes para los ciudadanos", ha señalado el también líder del PP.

La Conferencia, además, permitirá demostrar la importancia del diálogo en una legislatura durante la que "toca hablar mucho", algo que ha pedido que compartan los demás dirigentes.

Rajoy, incluso en el caso de que no vaya Puigdemont a la Conferencia de Presidentes, ha dejado la puerta abierta a más contactos y reuniones, pues el "diálogo es fluido". Ha vaticinado más encuentros con el presidente catalán.

Excepto del referéndum, Rajoy ha recalcado su apuesta por hablar de todo. "Es lo sensato; todo lo demás no conduce a ningún sitio", ha rematado.

RESPALDA A COSPEDAL

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha respaldado hoy a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, en el caso del accidente aéreo del Yak-42 y ha mostrado toda su disposición con las familias de los militares fallecidos, a quienes ha expresado su cercanía y reconocimiento.

Al ser preguntado si hacía suyo el cambio de criterio de la ministra de Defensa en el caso Yak al asumir el dictamen del Consejo de Estado sobre las responsabilidades en el accidente del avión que acabó con la vida de 62 militares españoles en mayo de 2003, Rajoy ha declarado estar de acuerdo en la posición que ha mantenido la ministra ante "un acontecimiento enormemente desgraciado que se ha producido hace algunos años, que ha sido juzgado".

El jefe del Ejecutivo ha manifestado su "cercanía y reconocimiento a todas las familias" de los militares fallecidos y se ha puesto a su disposición "para todo aquello que pueda servir para mejorar su situación".

También preguntado por si el Gobierno tenía previsto el relevo de Federico Trillo, como embajador en Londres, Rajoy ha recordado que en 2012 hubo muchos nombramientos de embajadores y que sus mandatos suelen durar entre tres y cuatro años. En este sentido ha dicho que ese proceso ya ha comenzado con el nombramientos de algunos embajadores y que continuará las próximas semanas e irán todos los embajadores que se nombraron en ese año, por lo que "no le puedo decir fecha concreta" para el caso de la embajada en Londres.

TRABAJARÁ POR TENER "LAS MEJORES RELACIONES" CON TRUMP

Mariano Rajoy, subrayó este jueves que su "responsabilidad" es tener "las mejores relaciones posibles" con el Gobierno de los Estados Unidos, que asumirá el viernes 20 el presidente electo, Donald Trump. No obstante, anunció que hablará "con franqueza y claridad" cuando surjan discrepancias entre ambos países.

Lo dijo en una rueda conjunta en el Palacio de La Moncloa con el primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, después de haber mantenido una reunión de trabajo dentro de la ronda de visitas que está realizando este último con otros jefes de Gobierno acerca de las futuras perspectivas en cuanto a la anunciada retirada del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Aunque Rajoy no quiso valorar la primera rueda de prensa oficial que ofreció ayer Trump desde que ganó las elecciones presidenciales el pasado noviembre, sí dejó claro que su "objetivo fundamental" es tener "las mejores relaciones" con EEUU, que hasta la fecha, apuntó, han sido "magníficas". "En cuanto tome posesión Trump, trabajaremos para conocernos mejor, comprendernos mejor e intentar resolver conjuntamente, mediante una colaboración fructífera, aquellos asuntos que sean del interés de ambas partes", sentenció, para a renglón seguido añadir que "eso implica hablar con franqueza y claridad en aquellas cuestiones en las que no se coincide, porque es imposible coincidir al 100%".