Obama desea un gobierno estable en España que Rajoy confía formar pronto

Dice que EEUU trabajará de manera eficiente con "cualquier Gobierno"

nacional

| 10.07.2016 - 13:14 h
REDACCIÓN

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha destacado hoy la trascendencia de que España cuente con un gobierno "estable y que funcione bien", un deseo ante el que el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, le ha trasladado su confianza en que pronto consiga un acuerdo que lo haga realidad.

Obama y Rajoy han comentado la situación política tras las elecciones del 26J en la reunión que ambos han mantenido en el Palacio de la Moncloa en el marco de la visita oficial del presidente norteamericano, quien ha elogiado la recuperación económica de España.

Pero pese al deseo de Obama de que haya un gobierno estable en España, ha querido dejar claro que se trata de una cuestión interna y de que los nexos con Estados Unidos no dependen del partido que ocupe el poder.

"Tengo mucha confianza en que fuere cual fuere el gobierno, vamos a poder trabajar de manera eficiente en una serie de asuntos", ha señalado.

Se trata de una apreciación a la que ha recurrido también Rajoy al plantearle si un triunfo de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos podría repercutir en las relaciones de ese país con la Unión Europea y con España.

"Las personas influyen, pero influye sobre todo esa historia compartida y esa voluntad de trabajar juntos por el futuro en los dos países", ha precisado.

Obama sí ha deseado suerte al presidente en funciones en las negociaciones que tiene por delante y sobre las que Rajoy no ha entrado en detalles.

Se ha limitado a garantizarle que hará "todos los esfuerzos" para lograr un acuerdo de gobierno porque repetir las elecciones sería "una broma de mal gusto" que afectaría a la economía española y al "crédito" de España "dentro y fuera".

"Ya llevamos mucho tiempo con el Gobierno en funciones, lo que no ha afectado a nuestra economía, pero no debemos jugar con fuego", ha alertado tras recalcar que espera que en el proceso de formar gobierno "todo el mundo" actúe con "responsabilidad" y, por eso, "España pronto tendrá un gobierno".

Se trata, según ha explicado, de abordar retos urgentes como aprobar los presupuestos para el próximo año.

Apartado especial de la reunión ha sido el análisis de la situación económica general y la de España, asunto ante el que han constatado que la crisis se ha superado y ante el que Rajoy ha dicho que España ya no está en recesión, es la economía de la zona euro con más crecimiento, no destruye, sino que crea empleo, y ha ganado competitividad.

"La economía española puede mirar el futuro con optimismo siempre y cuando mantengamos una política económica de control de las cuentas públicas", ha añadido.

Obama ha dedicado un reconocimiento especial a esa recuperación económica de España al felicitar a Rajoy y al pueblo español por sus progresos en ese ámbito en un "camino difícil de recorrer" con medidas que "están empezando a dar resultados".

Si Rajoy ha evitado hacer comentarios sobre las elecciones en Estados Unidos, Obama tampoco ha querido hacerlos al plantearle si le preocupa una victoria de Trump y que otros partidos populistas vayan ganando terreno en Europa.

Sólo ha asumido que hay "conexiones entre impulsos y voces populistas en Estados Unidos y lo que está pasando en Europa", momento en el que ha recordado el "brexit" y en el que ha alertado de que en el crecimiento con desigualdad hay gente que se puede quedar rezagada y alimentar de esta forma "un populismo bruto, crudo, que va a dividir y que no favorece a nadie".

Además del "brexit", en la reunión se ha analizado también la situación en Cuba, Colombia o Venezuela, y ambos han mostrado su esperanza por la situación en los dos primeros países y su deseo de estabilidad en el tercero.

El presidente del Gobierno ha asegurado que Obama es un buen amigo de España y de los españoles, una persona comprometida con la que el Gobierno español ha colaborado muy a gusto y a la que ha invitado a volver de visita cuando deje la presidencia de Estados Unidos porque será "muy bien recordado y recibido".

Obama no ha dudado en asegurar que volverá a España, que ha dicho que es un país hermoso por su comida, su cultura y su hospitalidad.