Rajoy no dimitirá ni adelantará elecciones: "No soy culpable"

Rajoy: "Me equivoqué, al confiar en una persona que no la merecía"

Rajoy a Rubalcaba: "Vive usted bastante más pendiente de él que yo"

Rajoy anuncia que se creará el delito de financiación ilegal de partidos

nacional

| 01.08.2013 - 07:21 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que no dimitirá ni convocará elecciones anticipadas por el caso Bárcenas como le reclama la oposición, a la que ha respondido así: "No me voy a declarar culpable, porque no lo soy".

Rajoy ha respondido de esta forma a Rubalcaba en su turno de réplica a las intervenciones de los grupos en el debate del pleno del Congreso sobre el caso del extesorero del PP Luís Bárcenas.

El jefe del Ejecutivo ha dedicado sus primeras palabras en este turno para contestar con un 'no' rotundo a la solicitud de dimisión que le ha formulado Rubalcaba. "La pobreza de sus argumentos y la fuerza de mis razones hacen que ni siquiera considere esa posibilidad", ha recalcado.

Ha argumentado que la oposición no le está pidiendo explicaciones, sino que se "declare culpable" y, en consecuencia, dimita o convoque elecciones. "Como tienen su propia versión, la mía no vale", ha apostillado antes de recalcar que "cualquier otro escenario es impensable" para los que reclaman su dimisión. "No me voy a declarar culpable porque no lo soy", ha asegurado Rajoy quien se ha dirigido directamente a Rubalcaba: "No tengo constancia alguna de que mi partido se haya financiado ilegalmente. el suyo sí y lo han dicho los tribunales".

Ha añadido que no se va a declarar culpable porque no ha "vulnerado el normal funcionamiento del Estado de derecho" en su condición de presidente del Gobierno "ni en ninguna otra".

"No me voy a declarar culpable porque no he venido a la política a enriquecerme, porque tengo profesión. No me voy a declarar culpable porque aunque no soy un compendio de virtudes, como usted, señor Rubalcaba, soy una persona recta y honrada. Y como no me voy a declarar culpable, ni voy a dimitir ni voy a convocar elecciones que, además, es exactamente lo contrario de lo que convendría a este país", ha concluido.

ME EQUIVOQUÉ

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reconocido que se equivocó al mantener la confianza en el extesorero de su partido, Luis Bárcenas alguien que, ha añadido, se ha demostrado "que no la merecía", aunque ha recalcado que no ha cometido "el delito de encubrir a un presunto culpable".

"Me equivoqué. Lo lamento, pero fue así", ha señalado en su comparecencia en el Congreso durante la que ha citado explícitamente el nombre de Bárcenas al que, ha añadido, dio crédito porque carecía de razones para dudar de su inocencia. "Me fié de él y le apoyé", ha apostillado.

"Cometí el error de creer a un falso inocente, pero no el delito de encubrir a un presunto culpable", ha asegurado Rajoy quien ha argumentado que Bárcenas le "engañó" y que "lo tenía muy fácil" porque él no condena "a nadie de manera preventiva".

"Siempre he actuado así y no porque una persona haya fallado voy a variar mi actitud", ha dicho el presidente del Gobierno antes de asegurar que, si lo hiciera, tendría que cambiar muchas cosas en su tabla de valores, algo a lo que no está "dispuesto".

Ha explicado que dio "crédito" a Bárcenas porque era "una persona de confianza" en el PP hasta que, a los cuatro años de iniciadas las investigaciones judiciales, "llegaron datos que confirmaban" la existencia de cuentas corrientes en Suiza "a su nombre". "Me fié de él y le apoyé, sí, le apoyé, como apoyaría a cualquiera", ha sentenciado.

RAJOY ASEGURA QUE EN EL PP SE HA PAGADO "EN BLANCO" Y NO SE OCULTAN DELITOS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que en el Partido Popular se ha pagado "en blanco", que no se ha llevado una doble contabilidad, ni "se oculta ningún delito" y que el juez que investiga el caso Bárcenas así lo determinará cuando corresponda.

"Se han pagado sueldos, sí, se han pagado remuneraciones complementarias, sí, se han pagado anticipos por gastos inherentes al desempeño del cargo, también, como en todas partes. Es de justicia", ha dicho en su comparecencia ante el pleno del Congreso el jefe del Ejecutivo que ha recalcado la legalidad de las cuentas del PP.

En relación a los llamados papeles de Bárcenas sobre una supuesta contabilidad B en el PP, Rajoy ha dicho: "estamos ante una asombrosa e imaginativa colección de falsedades como el tiempo y la Justicia demostrarán". Así, ha garantizado que en el PP "se ha pagado en blanco" y que él siempre ha declarado todos sus ingresos y sus declaraciones de la renta y de patrimonio de los últimos diez años, que están "a la vista de todo el mundo".

En opinión del presidente eso tiene "bastante más valor" que un "renglón escrito al vuelo en un papel arrugado". Además, ha reconocido que cometió el error de creer a un falso inocente, en alusión al extesorero del PP Luis Bárcenas, pero ha dejado claro también que no condena a nadie de "manera preventiva" y que no va a cambiar su actitud porque una persona "haya fallado".

RAJOY A RUBALCABA: "VIVE USTED BASTANTE MÁS PENDIENTE DE BÁRCENAS QUE YO"

El presidente del Gobierno ha lanzado duros ataques al líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, por su estrategia ante el caso Bárcenas y le ha espetado: "Vive usted bastante más pendiente de él que yo". Rajoy ha criticado la irresponsabilidad de Rubalcaba en este asunto y ha utilizado muchas de las frases que pronunció el dirigente socialista hace años para defender la actuación de la Justicia y no acusar de antemano.

Entre ellas, ha destacado una: "Si se invierte la carga de la prueba, hay que demostrar la inocencia como en los peores tiempos del fascismo y del estalinismo". Ante la petición de dimisión que le ha venido formulando Rubalcaba, Rajoy se ha preguntado cuántos diputados socialistas seguirían en la Cámara si hubiera que pedir la dimisión por cada información tendenciosa.

RAJOY A RUBALCABA: "NO ME AMENACE CON UNA MOCIÓN DE CENSURA"

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha criticado hoy que se utilice un cauce constitucional como la moción de censura "de forma torticera" y le ha advertido al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que no le amenace con este instrumento "despreciando los riesgos que hace correr al país".

Mariano Rajoy había asegurado antes que comparece ante el pleno para "frenar la erosión de la imagen de España que algunos cultivan" y a desmentir "manipulaciones e insinuaciones maliciosas".

En su intervención ante el pleno del Congreso, que ha iniciado directamente hablando del caso Bárcenas, Rajoy ha instado a los socialistas a evitar el ridículo de decir que le han llevado a la Cámara "a rastras".

FRENAR LA EROSIÓN DE LA IMAGEN DE ESPAÑA

Al inicio de su intervención, que ha iniciado directamente hablando del caso Bárcenas, Rajoy ha dicho que comparecía en el Congreso para "frenar la erosión de la imagen de España que algunos cultivan" y a desmentir "manipulaciones e insinuaciones maliciosas" que "han jaleado algunos".

Ha instado a los socialistas a evitar el ridículo de decir que le han llevado a la Cámara "a rastras" y ha considerado "imposible" satisfacer con sus explicaciones a quienes proclaman de antemano que no se corresponden con la verdad y anuncian que diga lo que diga en el Parlamento reclamarán su dimisión.

RAJOY ANUNCIA QUE SE CREARÁ EL DELITO DE FINANCIACIÓN ILEGAL DE PARTIDOS

El presidente del Gobierno ha anunciado que la reforma del Código Penal para endurecer las penas asociadas a los delitos relacionados con la corrupción incluirá una nueva figura: la financiación ilegal de partidos.

Rajoy ha hecho este anuncio ante el pleno del Congreso (que se celebra en el edificio del Senado debido a las obras en el hemiciclo de la Cámara baja), en el que ha comparecido a petición propia para informar de la situación política y económica y en el que se ha referido al caso Bárcenas.

Ha explicado que en septiembre comenzará a verse el resultado del paquete de propuestas de regeneración democrática que el PP planteó en el debate sobre el estado de la nación el pasado mes de febrero y que presentará un "auténtico" plan nacional que espera que alcance el "mayor nivel de consenso" en el Congreso.