Rajoy: "No aprobar los Presupuestos sería un disparate"

nacional

| 06.05.2017 - 15:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado que está dispuesto a hablar con todo aquel que quiera hacerlo para así lograr sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE), pues no aprobarlos sería un "disparate" y sería "negativo" para España, para las Comunidades Autónomas, para los ayuntamientos y, sobre todo, para los españoles.

En el acto de clausura del VIII Congreso Insular de Tenerife, Mariano Rajoy ha dicho que las cuentas estatales son los presupuestos de cuatro fuerzas políticas: Partido Popular, Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria, que desde posiciones diferentes han sido capaces "de entenderse, de ponerse de acuerdo y de actuar con responsabilidad, con sensatez y con sentido común", lo que, en su opinión, es un "magnífico" mensaje de cara al exterior que hace que la confianza y la credibilidad en España "se mantenga y se incremente".

Según Rajoy, "aprobar los presupuestos es nuestra obligación"; por eso anunció que va a intentar recabar más apoyos y hablar con todos para lograr sacarlos adelante. En este sentido, destacó que el PP ha demostrado "voluntad y capacidad" para llegar a un entendimiento y aseguró que si se aprobaran los presupuestos sería algo "muy positivo" para España y para Canarias, sobre todo cuando "hemos sido capaces de superar la mayor crisis económica que hemos vivido en décadas".

El presidente se mostró "absolutamente" convencido de que España tendrá un futuro "muy bueno" por delante "si somos capaces de mantener una cierta estabilidad política, de llegar a entendimientos y acuerdos, y de hacer política de la buena y de la que construye", pues hacer política "no es subirse a una tribuna a cascar inmisericordemente y luego a recibir a los demás. Eso es perder el tiempo y crear un ambiente que no necesitamos".

También ha querido dejar claro que su objetivo es "huir de la bronca", ya que "hay gente a la que le gusta vivir de ella y que vive de contar lo que va mal". Frente a esto, afirmó que el Gobierno va a trabajar para que "haya buenas noticias, en positivo, para arreglar los problemas de la gente", y advirtió que "si alguien quiere tener problemas con el PP, que sepa que caminaremos en paralelo y no nos vamos a encontrar".

"LA TORTILLA DE LA CRISIS"

Mariano Rajoy ha afirmado que nadie "en su sano juicio" quiere que la crisis que ha vivido el país vuelva a repetirse, una situación que, aseguró, habría sido incluso peor si se hubiera entrado en la "espiral del rescate" que algunos exigían al Gobierno, pues eso hubiera colocado a España en la misma situación que otros países europeos a los que se les ha privado de su soberanía económica y a los que se les están pidiendo más recortes, señaló.

Resaltó, además, que España es una de las grandes naciones de Europa y del mundo y tiene una "buena base para hacer las cosas bien", pues "un país que en cinco años ha sido capaz de darle la vuelta a la tortilla de la crisis económica es un país que merece un respeto y su gente, los españoles, mucho más respeto aún".

"Este es un país de primera, en el que hay cosas que fallan porque todos somos imperfectos -salvo algunos en el Congreso de los Diputados-; pero si somos positivos, actuamos con sentido común y somos capaces de acordar, esto puede ir muy bien en el futuro, y para acordar se requiere ceder un poco, ponerse en el lugar del otro y un poco de generosidad y grandeza; esto es lo que necesita España en estos momentos", concluyó.