Rajoy a los militares: "España, patria común por la que merece la pena sacrificarse"

nacional

| 24.06.2014 - 14:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reconocido el espíritu de servicio y sacrificio de las Fuerzas Armadas y ha afirmado que "España es una patria común por la que merece la pena sacrificarse".

El jefe del Ejecutivo se ha pronunciado así en la conferencia sobre Fuerzas Armadas ofrecida en el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN) con motivo del Curso de Estado Mayor, a la que ha asistido el ministro de Defensa, Pedro Morenés, y la cúpula militar al completo, encabezada por el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Fernando García Sánchez.

Ante un auditorio formado por unos 500 militares, de los que 132 son del curso de Estado Mayor y otros 23 del curso de inteligencia, Rajoy ha elogiado el trabajo de los miembros de las Fuerzas Armadas y ha confesado "sentirse muy cómodo" entre ellos.

Ha afirmado que en estos días se viven momentos históricos para ganar el futuro y ha expresado que los militares ya iniciaron ese camino con el proceso de transformación en marcha. Rajoy ha subrayado que como español sabe que las Fuerzas Armadas cuentan con personas con valores de sacrificio y espíritu de servicio que proporcionan gran confianza.

"LA SOCIEDAD ESPAÑOLA VALORA Y RECONOCE A LAS FUERZAS ARMADAS"

Asimismo ha destacado que la sociedad española valora y reconoce a las Fuerzas Armadas y sus valores de solidaridad y entrega, entre otros, y en este contexto ha asegurado que "España es una patria común por la que merece la pena sacrificarse". Ha recordado a los soldados fallecidos en actos de servicio en misiones exteriores, en Afganistán o Somalia, así como en acciones en territorio español, entre ellos al piloto del Eurofighter.

Por otra parte, Rajoy ha afirmado que la seguridad y la defensa de España están "en manos de todos", además de las Fuerzas Armadas, y ha advertido sobre nuevos riesgos y amenazas en un mundo globalizado. En este sentido ha manifestado que "lo que pasa al otro lado del mundo repercute en España" y ha alertado de que estamos ante un "cambio de era", por la irrupción de nuevos actores en el panorama internacional.

Se ha referido a las múltiples formas de poder, frente a los Estados, que con "muy poco poder" superan barreras y límites, con métodos desestabilizadores.

Ante las nuevas amenazas, Rajoy ha recordado que el Gobierno ha puesto en marcha la Estrategia de Seguridad Nacional el pasado año, que entiende la seguridad de manera amplia, y una directiva de Defensa que ocupa un lugar principal, además de la existencia de un Consejo de Seguridad Nacional que trata la seguridad de forma integradora.

"Sin seguridad no se puede entender el bienestar y el progreso de la Nación", ha destacado el presidente del Gobierno, quien ha reiterado que la seguridad no descansa en un único país y que en el siglo XXI no pertenecerá a EEUU, ni Asia: "No será de nadie".

Rajoy ha recordado que España contribuye a la seguridad mundial con misiones internacionales y ha precisado que el mediterráneo occidental es importante para nuestro país, porque los problemas en esta zona repercute en el Sahel, en Europa y en España.

Asimismo, ha dicho que España, por su posición geográfica es un nexo entre el Atlántico y el Mediterráneo, y ha añadido que EEUU es un "interlocutor de referencia" para la seguridad en América y África. Ha animado a los oficiales del curso de Estado Mayor a tomar decisiones y dar soluciones oportunas, y les ha aconsejado que desechen la idea de buscar errores en los demás y trabajar en equipo.

Para ello les ha emplazado a usar la imaginación y el sentido común para lograr una solución eficaz, con una visión completa de la situación. El Curso de Estado Mayor, que finaliza esta semana, ha contado con 132 alumnos, de los que 103 son españoles (48 de Tierra, 22 de la Armada, 23 del Aire, 8 Guardias Civiles y 2 de cuerpos comunes), y el resto de militares extranjeros de 23 países.

Al curso de Inteligencia han asistido 23 alumnos, de los que 14 pertenecen al Ejército de Tierra, 3 a la Armada y 5 al Ejército del Aire.