Rajoy: Lo que hemos visto y escuchado de Torra no nos gusta

El Gobierno advierte a Torra que responderá a "cualquier ilegalidad"

nacional

| 12.05.2018 - Actualizado: 16:21 h

AGENCIAS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subrayado hoy que, a la espera de juzgar a Quim Torra por sus hechos si es elegido presidente de la Generalitat, lo que ha visto y escuchado de él no le gusta.

Rajoy, en un acto del PP en Jerez mientras en el Parlament intervenía Torra en la primera jornada del pleno que debate su investidura, ha reiterado que el Gobierno garantizará en todo momento el cumplimiento de la ley.

Torra, al inicio de su discurso de investidura, ha reivindicado a Carles Puigdemont como "presidente legítimo" de Cataluña y ha prometido ser "leal al mandato del 1-O" para "construir un Estado independiente en forma de república".

Para el jefe del Ejecutivo, que ayer criticó también el tenor de algunos tuits publicados por el candidato a president, lo escuchado a Torra no es representativo de lo que es Cataluña.

No obstante, no ha querido hacer más juicios de valor sobre el candidato y, al igual que hizo ayer, ha emplazado a juzgarle por sus hechos si alcanza la Presidencia de la Generalitat.

Rajoy ha subrayado que lo que necesita Cataluña es un gobierno ya, que cumpla la ley y que gobierne para todos con independencia de lo que puedan votar unos y otros.

EL GOBIERNO ADVIERTE A TORRA DE QUE ESTARÁ "VIGILANTE" PARA RESPONDER A "CUALQUIER ILEGALIDAD"

Mientras tanto, el Gobierno advirtió este sábado al candidato a presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, de que estará "muy vigilante" de sus actos en caso de ser investido y que "cualquier ilegalidad será reparada y cualquier vulneración de nuestro marco constitucional será respondida".

Así se manifestó la Presidencia del Gobierno a través de un comunicado, en el que destacó que con Torra vuelve "un discurso sectario y divisorio". "La misma democracia que ampara que cualquiera pueda usar la libertad de expresión en defensa de sus ideas, es la que impide la imposición de esas ideas con actos contrarios a la ley", advierte el Gabinete de Mariano Rajoy.

"La sociedad catalana merece recuperar la normalidad y el sosiego, y superar la fractura social en la que ahondan las palabras del candidato. Se instala de nuevo en un discurso sectario y divisorio, renunciando a gobernar para el conjunto de los catalanes y alentando las tensiones que tanto daño han hecho a Cataluña, a su cohesión social y a su desarrollo económico", afirma el Gobierno.