Rajoy llama a preservar la Constitución y se abre a su reforma si es por interés general

El PP subraya que sólo con la Carta Magna se hace frente a la "ruptura"

nacional

| 13.12.2014 - 09:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha llamado a preservar el espíritu de la Constitución y se ha mostrado dispuesto a reformarla si lo exige el "interés general de los españoles, el interés real" de los ciudadanos o "el desarrollo del proyecto común europeo". Eso sí, ha criticado una vez más que el PSOE ponga encima de la mesa una propuesta de reforma sin concretar.

"La Constitución no es intocable pero no es un juguete y no admite ni bromas ni frivolidades. No somos dogmáticos ni fundamentalistas de esta Constitución concreta y, de hecho, hemos sido colaboradores necesarios de las dos reformas que ha tenido y apoyaremos cualquier reforma a futuro si ello fuera necesario", ha proclamado en un acto de defensa del texto fundamental celebrado por el PP en la La Granja de San Ildefonso en el que han participado todos los presidentes autonómicos y regionales del partido.

Eso sí, el jefe del Ejecutivo ha recalcado que para el Partido Popular "no es negociable" la soberanía nacional, la unidad de España, los derechos fundamentales de los españoles y la igualdad de todos". "Eso no es negociable", ha enfatizado, cosechando una cerrada ovación de los suyos.

Dicho esto, ha señalado que éste no es momento en España "para ocurrencias, frivolidades o eslóganes" que, a su entender, solo muestran la "desorientación" de quien las hace, en referencia al Partido Socialista. También se ha referido de manera velada a Podemos al criticar a los "adanes que pululan hoy" en España que "se creen que todo empieza con ellos" cuando España ha tenido en la Carta Magna de 1978 "la mejor palanca para el crecimiento".

"NO ES TIEMPO DE MIRARSE EN EL OMBLIGO"

Igualmente, y en referencia al 'desafío' catalán, el jefe del Ejecutivo ha recalcado que no es tiempo ya de "mirarse en el ombligo de lo autóctono" ni de "fomentar aislamientos". A su entender, de la "exaltación de las diferencias", "jamás se levanta nada útil" para el conjunto.

En ese acto, y tras una foto de familia de todos los presidentes autonómicos y regionales del PP con Mariano Rajoy, los presidentes del PP han dado lectura a la llamada 'Declaración de La Granja', con la que el Partido Popular reafirma su compromiso con la Constitución y destaca la concordia y estabilidad que se han alcanzado con este texto en los últimos 36 años.

El Partido Popular ha subrayado hoy la defensa de la Constitución de 1978 frente a "populismos" y "cantos de sirena" y ha proclamado que sólo con la Carta Magna España es capaz de "rechazar planteamientos de radicalidad y de ruptura".

En la "declaración de La Granja", en Segovia, el manifiesto que los populares han suscrito hoy advierte de que, sin la Constitución, la superación de la crisis sería "mucho más difícil", y señala que "sin democracia representativa y transparencia no existe la regeneración política verdadera".

"España necesita más que nunca la Constitución de 1978. Y nosotros queremos ponerla nuevamente en valor", concluye esta declaración cuya lectura se han repartido hoy en La Granja los presidentes regionales del partido.

El PP admite la posibilidad de cambiar la Constitución, aunque "sin renunciar en ningún caso a los valores fundamentales" de este "proyecto común" y siempre "desde el consenso".

"Compartir reformas sí, pero siempre con la mirada puesta en la utilidad para toda la sociedad española", señala el PP en su declaración.

Insisten los populares en cualquier caso en la "necesidad de cuidar" el legado constitucional que en estos años ha sabido "operar una revolución silenciosa, pacífica, armónica, reformista" y "articulada desde la lealtad institucional" que, recalca el texto, "hoy algunos se han empeñado en quebrar".

"Desoigamos populismos, cantos de sirena, soluciones demagógicas, reclamos y eslóganes propios del oportunismo, que solo contribuyen a la destrucción de lo que con tanto esfuerzo hemos conseguido", señala el manifiesto.

También reclama el PP "ratificar la vigencia del Estado de las Autonomías" como "organización territorial idónea para gestionar el alto nivel de autogobierno conseguido" desde la cohesión social, la colaboración y la lealtad institucional.

"Sólo desde la Constitución seremos capaces de rechazar planteamientos de radicalidad y de ruptura", reza este texto, que también considera que únicamente con el "espíritu de concordia del que emanó" la Carta Magna pueden los españoles compartir el proyecto "común, ilusionante y solidario" basado en "la riqueza de la diversidad y en la fortaleza de la unidad".

EL PP SUBRAYA QUE SOLO CON LA CONSTITUCION SE HACE FRENTE A LA RUPTURA

El PP rinde tributo asimismo a la memoria de los que colaboraron en la puesta en marcha de la Constitución y hace mención a las víctimas del terrorismo al considerar que serán siempre la referencia moral de los valores democráticos de España.

Especial alusión hace a la labor del rey Juan Carlos y a personalidades como Adolfo Suárez, "sin cuya inteligencia y sin cuyo patriotismo nada de esto habría sido posible".

"Una gran nación como España debe saber poner en valor con generosidad ese legado que hoy encarna el Rey Felipe VI", añade el texto del Partido Popular.

Para esta fuerza política, sólo con el edificio institucional que la Constitución ha hecho posible se pueden superar situaciones como la crisis económica vivida por España.

Cada presidente regional del PP ha ido tomando la palabra para leer unos párrafos de este texto, y la secretaria general del partido y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha sido la encargada de dar lectura a la parte final del mismo.

Los presidentes populares en comunidades con lengua cooficial han leído en la misma parte de ese texto, alguno de cuyos párrafos se ha podido oír en voz del presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias y alcalde de Santander, Íñigo de la Serna.