Rajoy llama a "dignificar" la política para no dar pábulo a los populismos

Afirma que España estará siempre junto a Venezuela en el camino hacia la libertad

Rajoy califica a Vargas Llosa de "héroe de la libertad"

Aznar: "Necesitamos nuevos liderazgos capaces de ejercer una tracción a la altura de los desafíos que tenemos"

nacional

| 29.03.2016 - 18:20 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha reconocido este martes que hay desafección de la ciudadanía hacia el sistema de partidos y ha recalcado que la tarea que tienen por delante es "reivindicar la labor del político" y "dignificar el ejercicio de la política" porque "lo contrario dará pábulo al populismo", cuyos "males ya" se conocen.

Así se ha pronunciado en la inauguración del seminario 'Vargas Llosa: cultura, ideas y libertad' que se celebra en Casa de América con motivo del 80 aniversario del Nobel peruano Mario Vargas Llosa, un acto al que también ha asistido el expresidente José María Aznar y al que también acudirá después el expresidente socialista Felipe González.

La atención mediática al inicio del foro la ha acaparado la llegada tanto de Aznar como de Rajoy. Se trata de la primera vez que ambos coinciden en público desde el Comité Ejecutivo del PP que se celebró el 21 de diciembre tras las elecciones generales y en el que el exjefe del Ejecutivo pidió un congreso abierto del partido.

LA LIBERTAD EN VENEZUELA

En su discurso, Mariano Rajoy ha reiterado su "compromiso" con la libertad y ha recordado que él fue el primer presidente en recibir a las esposas de los presos políticos venezolanos Leopoldo López y Antonio Ledezma, a los que ha querido recordar "con afecto y solidaridad".

Rajoy ha aprovechado su intervención inaugural del seminario organizado en Madrid con motivo del 80 cumpleaños del escritor Mario Vargas Llosa para llamar la atención sobre los numerosos vínculos existentes entre España y Latinoamérica. A su juicio, España no se entiende sin América Latina y sin los latinoamericanos y, sin ellos, sería "otra España, incompleta, inconsciente de sí misma, sin historia, sin presente y sin futuro".

"Hemos entendido la relación con América Latina como una línea de continuidad y es responsabilidad de los gobiernos que en España se suceden, cuidarla", ha añadido. Rajoy ha elogiado que América Latina sea ya una región en la que la democracia se ha consolidado, pero ha avisado de que no hay que caer en la autosatisfacción porque aún acechan "las amenazas del populismo, la inseguridad ciudadana y la desigualdad en las oportunidades".

Para el presidente del Gobierno, la insatisfacción de la ciudadanía ha provocado a veces la proliferación de cauces "para-políticos", una nueva realidad que ha precisado que se vive tanto en América Latina como en Europa.

Tras considerar que España ha aportado su grano de arena a la nueva realidad democrática latinoamericana, ha confiado en que la democracia se imponga en Venezuela y en Cuba y se ha alegrado por el hecho de que en Argentina exista ahora "una renovada energía para defender visiones democráticas".

Rajoy ha confiado que próximamente puedan beneficiarse de la exención de visados en Europa los nacionales de países latinoamericanos como han conseguido ya colombianos y peruanos tras la batalla dada por España para ello en la UE. Se ha comprometido a seguir trabajando en esa línea, de la misma forma que ha dicho que España defenderá que se sigan firmando nuevos acuerdos entre la Unión Europea y países latinoamericanos.

CALIFICA A VARGAS LLOSA DE HÉROE DE LA LIBERTAD

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha calificado al escritor Mario Vargas Llosa de "héroe de la libertad" que ha luchado siempre contra las dictaduras y los populismos. "Celebramos hoy 80 años dedicados a los valores del compromiso, la disciplina, el esfuerzo, la perseverancia y el trabajo y siempre denunciando lo arbitrario y luchando contra las dictaduras y los populismos", ha subrayado Rajoy.

Por todo ello, ha considerado que Vargas Llosa es "una de las mayores lealtades literarias que la libertad ha recibido en los últimos 80 años". "En él se encarnan la reafirmación de la libertad y el rechazo de la indiferencia". Se trata de "un pensador fundamental para el siglo XXI".

En ese sentido, ha añadido: "Mario Vargas Llosa es el coraje sin ambages y la lucidez combativa. Un estilo que respeta siempre tres principios rectores que dominan su escritura, su pensamiento y su vida y que son la verdad en el concepto, la propiedad en el lenguaje y el rigor en la forma".

Un método que, a su juicio, constituye la columna vertebral de los libros y artículos "clarividentes y valientes" de Vargas Llosa, para quien cree que la libertad es el derecho que todo hombre tiene a ser honrado, a pensar y a hablar sin hipocresía.

Rajoy ha añadido que Vargas Llosa "es un patrimonio común de la literatura universal, de América Latina y de España. Es nuestro único premio Nobel vivo y es un héroe de la libertad que ha hecho a América Latina, a España y a la hispanidad grandes en el mundo", ha recalcado.

AZNAR: NECESITAMOS NUEVOS LIDERAZGOS A LA ALTURA DE LOS DESAFÍOS

El expresidente del Gobierno y presidente de honor del PP, José María Aznar, ha asegurado que se necesitan "nuevos liderazgos capaces de ejercer una tracción social, moral y política a la altura de los desafíos" que tienen por delante.

Aznar ha lanzado este mensaje delante del actual jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, que tan solo unos minutos antes había inaugurado el seminario 'Vargas Llosa: cultura, ideas y libertad' que se celebra en Casa de América con motivo del 80 aniversario del Nobel peruano Mario Vargas Llosa.

Aznar ha lanzado esta reflexión dentro de un extenso discurso en el que ha abogado por "repensar" para hacerlas mejores las "grandes iniciativas sobre las que se ha estructurado el mundo desde mediado del siglo pasado". Se trata, ha proseguido, de conservar "lo mejor de su espíritu, pero "adaptándolas a un contexto muy distinto" que hoy por hoy "desafía cuanto se haya escrito sobre teoría del Estado, división de poderes, sistemas electorales o, por supuesto, soberanía".

En su discurso ha hecho alusión a los atentados del 11 de septiembre y ha indicado que conclusión que debe extraer de todo lo sucedido desde entonces es que no cumplieron ni hicieron cumplir las normas. "La libertad va de la mano de la ley. Cuando se quiebra, cuando se acepta someterla a tácticas o dilaciones, no se favorece la convivencia ni se favorece la paz. Al contrario, se siembre la semilla de la fractura social y de los conflictos internacionales", ha apostillado.

A renglón seguido, ha advertido de que el mundo civilizado encara un "dilema esencial": seguir avanzando por la senda de la prosperidad, el crecimiento y la libertad, esto es, "profundizar en la civilización", u optar por la "parálisis, la irrelevancia y el populismo, antesala de la barbarie".

Según Aznar, si hace unos años ése era el dilema latinoamericano, hoy pueden decir que se trata también de un "dilema europeo y norteamericano". "El error, precisamente, ha estado en no aceptar la realidad y en pretender hacer del incumplimiento de las reglas, de la suspensión de su plena vigencia, un gesto inteligente de moderación y de concordia", ha asegurado, para recalcar que no hay moderación ni concordia cuando no se respetan las leyes.

El expresidente considera que hay que rechazar la oposición entre libertad y seguridad, y hay que defender las instituciones, los procesos políticos acordados y fortalecer la seguridad jurídica, así como el derecho a la propiedad, la igualdad de oportunidades y el desarrollo de las clases medias, sin aceptar "excepciones interesadas".