Rajoy: "No quiero instrucciones, pero quiero cumplir con los deberes"

Se compromete a "romper" con la desconfianza que ha llevado a niveles máximos la prima de riesgo

nacional

| 15.11.2011 - 15:44 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El presidente del Partido Popular y candidato a la Presidencia del Gobierno de España, Mariano Rajoy, ha afirmado este martes en Santander que España ha pagado por financiarse "el precio más alto en 15 años", un hecho que ha atribuido a "la desconfianza que hay dentro y fuera de España" como consecuencia de la gestión del Gobierno socialista. "Eso es lo que vamos a romper y ese el reto para los próximos años. Y eso se consigue cambiando las políticas económicas, los equipos y las actitudes".

Rajoy se ha mostrado convencido de que el PP va a ganar las elecciones generales del domingo porque "la gente está muy cansada y ya no está ni para milongas ni para cuentos". En alusión al PSOE y a su candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha afirmado que "hay quien se presenta sin nada, porque por poder no pueden no hacer balance ni prometer nada, porque dirían que van a hacer lo contrario de lo que han hecho cuando han gobernado".

La economía y Europa han ocupado buena parte del mitin que Rajoy ofreció este mediodía en el Palacio de Festivales de Santander ante un aforo de cerca de 2.000 personas. Una intervención de media hora de duración en la que el candidato del PP reivindicó el papel activo de España en Europa y en el mundo, rechazó que el país se limite a recibir "órdenes e instrucciones" de fuera, y aseguró que "España tendrá en el mundo el papel que le corresponde por historia, por tradición, por cultura y por producto interior bruto".

En este sentido, señaló que el PP "va a demostrar a Europa y al mundo que España es un país serio, fiable, que cumple sus compromisos, que quiere seguir siendo una de las grandes potencias del mundo, y que el hecho de que en los últimos años haya tenido un Gobierno que no ha estado a la altura de las circunstancias, no significa que no seamos una gran nación, que quiere participar y opinar y no que nos den órdenes". "A EUROPA A FAJARSE"

El líder del PP ha prometido que su Gobierno mandará a los ministros a Europa a "fajarse en defensa de los intereses de España", y destacó que mientras con el PP España tuvo ministros de Agricultura "de primera que daban la batalla" -citó a Loyola de Palacio y Arias Cañete-, "hoy por tener ni siquiera tenemos Ministerio y desconozco si alguien se ocupa de los intereses de España", dijo.

Rajoy ha manifestado que, con la prima de riesgo a 450 puntos, "a los españoles les cuesta financiarse "mucho más que a un alemán, un francés o un holandés", y las empresas españolas "están en una situación de inferioridad descomunal" frente a las del resto de Europa, lo que hace que les "cueste producir más, produzcan menos y haya menos empleo".

Por ello, ha subrayado que "España necesita un cambio de políticas económicas" y ha destacado que el apoyo a los emprendedores será el "principio inspirador e hilo conductor" de su acción de Gobierno, hasta el punto de que tendrán -aseguró- "alfombra roja y amigos que van a ayudarles".

Rajoy añadió que además de las políticas económicas, también hay que cambiar "los equipos y las actitudes y comportamientos". En este sentido, subrayó que el Gobierno "no puede ser un escaparate de figurantes" sino que tiene que estar formado por personas "comprometidas, con coraje, determinación y capacidad".

También señaló que un Gobierno no puede "ocultar la verdad y equivocarse en el diagnóstico", como ha hecho el Gobierno de Rodríguez Zapatero, sino que "hay que decir la verdad, gobernar con rigor, seriedad y compromiso, con valentía y firmeza, huir de la demagogia" y poner fin a "una etapa de ocurrencias que ha generado incertidumbre, dudas y desconfianza". "UNA TAREA DE TODOS"

Rajoy no ocultó que la tarea que tiene por delante el próximo presidente del Gobierno es "gigantesca, muy difícil y compleja" y por ello ha indicado que el Gobierno "tiene que dar la talla, pero también los sindicatos y empresarios, el sistema financiero, los españoles y los medios de comunicación". "Es una tarea de todos que el Gobierno tiene que liderar y recabar los apoyos de todos", dijo.

El líder del PP también ha indicado que "frente a lo que reza el eslogan del PSOE --'Pelea por lo que quieres'-- España no está ni para divisiones ni para peleas sino que lo que necesita es un Gobierno que convoque a todos los españoles para sacar esto adelante", un Gobierno "respaldado, con fuerza, coraje y determinación", un Gobierno "con criterio que no cambie de opinión" constantemente, que establezca las "reglas de juego" y que "dé lugar a que vuelva la certidumbre y la seguridad en el futuro", dijo.

Rajoy afirmó que "no tiene nada que decirle al adversario, si acaso que no hablen de mí", puntualizó, para destacar acto seguido que "no valen las excusas" porque mientras Francia ha crecido en el

último trimestre un 0,4% y Alemania un 0,5%, España "crece nada". En este sentido, señaló que cuando el PP gobernaba, España estaba "cada vez más cerca" de los niveles de bienestar y riqueza europeos y ahora "cada vez nos alejamos más".

LO QUE SE DECIDE EL 20N

El candidato del PP señaló que en esta campaña electoral lo que se discute es "si seguimos igual o cambiamos las cosas; si nos instalamos para siempre en la resignación o damos un paso adelante; si mandado a Europa y al mundo el mensaje de que en España se van a hacer las cosas bien o, por el contrario, vamos a seguir como hasta ahora".

Rajoy subrayó que el PP no se resigna a vivir en un país "instalado en la zozobra, la desconfianza y la incertidumbre" donde más de cinco millones de personas que quieren trabajar no puedan hacerlo; donde el 45% de los jóvenes vean cercenadas sus posibilidades de fututo; y donde las pymes y los autónomos, que son el "sostén" de este país, "pasen lo que están pasando".

Destacó además la necesidad de que las administraciones, hasta ahora "manirotas", empiecen a ser "austeras" y "se aprieten el cinturón" como lo han hecho las familias. Asimismo, abogó por "recuperar valores que algunos se han tomado a chirigota" y subrayó que "el rigor y la responsabilidad, hablar y escuchar, sumar, no dividir o ser constante, son valores que la sociedad española requiere y no podemos permitir -dijo- que algunos los liquiden por su frivolidad".

Rajoy finalizó su intervención destacando que "sea cual sea la herencia", el PP "una vez más va a dar la talla, va a mirar al futuro y va a olvidarse del pasado, que es lo que quieren los españoles", aseveró.