Rajoy: la situación "aún es grave y el esfuerzo que hay que hacer muy elevado"

Afirma que si no "reducimos el déficit público todo lo demás se vendrá abajo"

Dice que existen "algunos datos positivos que demuestran que se están corrigiendo nuestros tradicionales desequilibrios"

nacional

| 13.11.2012 - 13:22 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha manifestado este martes que queda aún una "larga senda de reformas" y "muchas batallas" que acometer, algunas de ellas "muy importantes" a nivel europeo, con el único objetivo de "recuperar la economía y que pronto se produzca crecimiento y empleo". De hecho, ha augurado que "la economía española volverá a crecer en 2014".

Así lo ha señalado en su intervención en la apertura del II Congreso Nacional de Directivos de la APD, en la que ha estado acompañado por el presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, entre otras autoridades de la Comunidad Valenciana y líderes empresariales. En su discurso, no ha realizado mención alguna a la huelga general convocada por los sindicatos para este miércoles.

Rajoy ha indicado que "la situación aún es muy grave y el esfuerzo por realizar todavía es muy elevado", pero ha valorado que existen ya "algunos datos positivos que demuestran que se están corrigiendo nuestros tradicionales desequilibrio y que eso, además, se está haciendo a buen ritmo".

Sin querer "caer en el optimismo", pero con el "alentador" convencimiento de volver a crecer en 2014, se ha mostrado "convencido de que se alcanzará la meta" si se evita dejarse "abatir por el desánimo" y ha recalcado, en este sentido, que el Gobierno "tiene fijado el rumbo" y serán "capaces de mantenerlo". También ha garantizado que librará esas importantes "batallas" pendientes "porque sabe perfectamente cuál es su objetivo, cuál es su rumbo y cuáles son los objetivos que tiene que poner en marcha".

El presidente se ha referido al lema del congreso, 'Conquistando el futuro', y ha indicado que "es difícil encontrar uno más oportuno". "Si el hoy no es bueno, el futuro es nuestro y ese futuro hay que conquistarlo día a día, con perseverancia y con esfuerzo, no caben remedios fáciles, medidas milagreras ni atajos inútiles, lo que se precisa es acierto en el rumbo y constancia en el timón para mantenerlo", ha sentenciado.

En su intervención, Rajoy ha admitido que su Ejecutivo ha adoptado "medidas dolorosas, que a nadie le gusta adoptar y que muchas no figuraban en nuestro programa, y soy absolutamente consciente", ha dicho. Pero "si no somos capaces de reducir el déficit y conseguir el equilibrio de nuestras cuentas, todo lo demás se vendrá abajo porque ni tendremos dinero ni tendremos quien nos lo preste. Por eso estamos actuando, y no solo a corto plazo, sino forjando los cimientos necesarios para el futuro", ha argumentado.

"PARA LOS DEBILES ES LO INALCANZABLE"

Rajoy ha citado al escrito Víctor Hugo para decir que "el futuro tiene muchas sombras, para los débiles es lo inalcanzable, para los temerosos lo desconocido y para los valientes es la oportunidad". Así pues, ha solicitado a los casi 1.500 empresarios presentes en el congreso que "tienen la obligación de convertir los retos en oportunidades y estas en éxitos". "Hemos pasado por muchas crisis y las hemos superado", ha agregado.

El presidente del Gobierno ha recordado que cuando se entró en el euro, España contaba con 12,5 millones de trabajadores y ahora con 17 millones de trabajadores. Por este motivo, está "absolutamente convencido" de que los empresarios volverán a crear puesto de trabajo. "No hay que esperar sentados a que llegue el futuro, se trata de salir a conquistarlo", ha indicado. Rajoy ha apuntado que el Gobierno "en lo que no se va a equivocar ni va a ser timorato es a la hora de tomar decisiones que cree que son las buenas para el interés general de todos los españoles".

El jefe del Ejecutivo ha afirmado que España "va a salir de la crisis", pero lo "más importante" es la labor de los empresarios, "algo absolutamente imprescindible". En esta línea, el Gobierno trata de generar las condiciones para que "se desarrolle su labor y su función social como es la de generar empleo".

Dentro de estas condiciones para mejorar el tejido empresarial, Rajoy ha citado el plan de pago a proveedores con 27.000 millones de euros que "ha servido para aliviar la situación de 135.000 empresas". "Un balón de oxígeno para empresas y autónomos", ha añadido. Además ha apuntado que el ICO que "ha atendido a sectores clave" y ha concedido créditos por más de "23.000 millones de euros en lo que va de año".

Sobre la reforma del mercado laboral ha indicado que "no se podía mantener este tipo de estructura y ya se notan los primeros resultados de su puesta en marcha". Respecto al desempleo se ha centrado en la formación de los trabajadores y en el desempleo juvenil que "está relacionado con el fracaso escolar".

Rajoy ha destacado en este punto como "reforma clave" la FP dual que se ha puesto en marcha hace unos días. Con ella, al menos un tercio de las horas de los alumnos se desarrollarán en una empresa. Los alumnos podrán tener un acceso directo al mundo laboral y "eso es bueno para el alumno y para las empresas". "Presentaremos dentro de poco la estrategia para el empleo y el emprendimiento joven para solucionar el paro juvenil", ha anunciado.

El presidente del Gobierno también ha destacado la presencia de España como observador en la Alianza del Pacífico. "Una nueva oportunidad para los empresarios españoles en el continente americano. Un puente de oportunidades hacia Asia que no se puede desaprovechar y ahora está más cerca que nunca", ha comentado.

AJUSTES

El presidente también se ha centrado en su discurso en "los ajustes presupuestarios muy duros que todos" están haciendo. Como ejemplo ha reseñado que el gasto de los ministerios entre 2012 y 2013 se ha reducido un 25,8% en total y "el coste de los intereses de la deuda es mayor que el gasto de todos los ministerios".

Rajoy también ha destacado la labor de las comunidades autónomas que están haciendo un "enorme esfuerzo con decisiones duras y dolorosas". El presidente ha asumido que "mucha gente no las comprende ni tiene por qué comprenderlas, pero son imprescindibles y necesarias" porque permitirá en el futuro crecer de manera "sostenida y estable, y aumentar la riqueza de todos".

Además, también se ha referido a las reformas de las distintas administraciones públicas para hacerlas "más simples, lograr la supresión de duplicidades y mejorar la eficiencia de servicios públicos".