Rajoy insta al PSOE a "dar una salida si se niega" en la investidura

C's rechaza repetir elecciones hasta que salga el resultado que "gustaría" a Pedro Sánchez

nacional

| 21.08.2016 - 11:48 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha advertido al Partido Socialista de que "si se niega" en la sesión de investidura debe "dar una salida". "Si no, nos vamos a ir a elecciones en Navidad y creo que sería un disparate", ha argumentado el candidato popular, quien contactará esta semana con los socialistas.

"Si dicen que no, es evidente que la investidura no va a salir adelante", ha manifestado Rajoy ante el monasterio de Armenteira, en Meis (Pontevedra), al término de su recorrido matinal por la Ruta da Pedra e da Auga.

En ese caso, ha explicado, los populares seguirán manteniendo su posición, "que es la que comparte la gran mayoría de la gente, la del sentido común", ha insistido.

A este respecto, ha recordado que el pasado mes de diciembre su partido había propuesto "un gobierno de coalición" como "lo más razonable en esta situación". Por ello, ha instado al PSOE a que "si no quiere colaborar, al menos deberían dejar gobernar a quien los ciudadnos dijeron que tenía que gobernar", por el hecho de que el PP, ha subrayado, ha ganado las elecciones".

Como "nadie tiene mayoría", ha señalado, si los populares alcanzasen un acuerdo en el que están "trabajando" con Ciudadanos y Coalición Canaria, se sumarían 170 escaños, ha explicado Rajoy, retando al PSOE a que "si tienen alguna alternativa, que lo digan": "Pero sería una alternativa bastante disparatada", ha criticado al respecto.

CIUDADANOS RECHAZA REPETIR ELECCIONES

El portavoz de C's en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha asegurado este domingo que, con el 'no' a la investidura de Mariano Rajoy, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, está enviando el mensaje de que los españoles tendrán que celebrar elecciones hasta que salga "el resultado que al señor Sánchez le gustaría", por lo que le ha pedido que deje de mandar ese mensaje y que vote para desbloquear la situación.

En declaraciones a los periodistas en Barcelona, se ha mostrado convencido de que, en condiciones normales, el PSOE podría asumir todas las medidas que se proponen en el acuerdo, pero que en la situación actual de la "política de gestos y confrontación permanente" los socialistas no quieren estar en la mesa negociadora.

Carrizosa ha explicado que quieren que las reformas del pacto con el PP, que ha recordado que no es un pacto de Gobierno, se apliquen de forma rápida --en pocos meses, ha dicho-- y eficaz, por lo que pedirán auditorías semestrales para comprobar el grado de cumplimiento.

Ha considerado que el hecho de que unas hipotéticas nuevas elecciones coincidan con el día de Navidad "en absoluto" es un argumento de peso para que no se puedan realizar otros comicios si se da la situación.

Sin embargo, ha dicho que les parece "vergonzoso" que se plantee la posibilidad, porque lo que quieren los españoles es que no haya elecciones, ha dicho, y ha añadido que presionar con el tema de la fecha desnaturaliza la importancia de lo que serían las terceras elecciones que, según él, serían un fracaso y una demostración de que la democracia española es inmadura.

De todas formas, ha admitido, en referencia a las quejas sobre la fecha de la líder de C's en Cataluña, Inés Arrimadas, que si ir a terceras elecciones ya sería un fracaso, que los comicios se celebrasen el 25 de diciembre serían una fecha especialmente incómoda, "chusca y grosera", pero ha subrayado que para ellos ese no es el motivo para no querer unas nuevas elecciones.

También ha insistido en que Sánchez debería hacer el sacrificio de permitir la investidura del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, "aunque no le guste", como ha asegurado que le pasa a C's.