Rajoy insiste en que adoptará medidas "legales y proporcionales" en Gibraltar

El Gobierno precisa que el portaaviones británico ha pedido permiso para atracar en Rota

Defensa aclara que tres fragatas atracarán en Gibraltar después de escoltar al portaaviones hasta Rota

nacional

| 09.08.2013 - 08:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho hoy que es partidario de "hablar y dialogar" a cuatro partes -España, Reino Unido, Andalucía y Gibraltar- y ha subrayado que el Ejecutivo tomará medidas "legales, proporcionales, aleatorios y que no discriminen" para defender los intereses del país. Rajoy se ha referido a la visita que realizarán este mes buques de la Armada británica a Gibraltar y ha destacado que estos ejercicios eran "conocidos" desde el pasado 4 de junio, antes de que comenzara este nuevo conflicto con el Peñón.

El jefe del Gobierno ha hecho estas declaraciones en el Palacio de Marivent tras reunirse con el Rey en el único despacho que ambos celebrarán este verano en la residencia estival de los monarcas. Tras la conversación que hace dos días tuvo con el primer ministro británico, David Cameron, el presidente del Gobierno ha asegurado hoy que fue una charla "constructiva" y que espera que se "retomen pronto" las conversaciones. "Nuestra posición es la apertura al diálogo", ha matizado.

Mientras, ha explicado el presidente del Gobierno, España "tomará medidas única y exclusivamente legales" para defender los intereses de sus ciudadanos. Rajoy ha relatado que el conflicto se originó los días 24 y 25 de julio cuando un remolcador gibraltareño lanzó al mar 70 bloques de hormigón de un metro cúbico aproximadamente.

Ha señalado que fue un "atentado al medio ambiente" y que además dificulta "mucho" la labor de los pescadores españoles, un hecho que viene a sumarse a otras decisiones también adoptadas "unilateralmente" por las autoridades de Gibraltar, entre ellas la ruptura del acuerdo de pesca firmado en 1999.

El jefe del Gobierno ha recordado que este acuerdo funcionaba "razonablemente" hasta que fue roto "de manera unilateral", algo que, ha destacado, "dificulta y mucho las relaciones". "Nuestra posición era y sigue siendo la apertura al diálogo a cuatro partes", ha insistido, en referencia a los temas de pesca y del medio ambiente.

Las conversaciones que acordaron tener el año pasado sobre esos temas concretos -tras otra charla con Cameron- "no se han producido" y desde entonces el primer ministro de Gibraltar, Fabian Picardo, ha adoptado una serie de decisiones "unilaterales". "Por tanto, España y el Gobierno tomarán las decisiones que le parezcan oportunas y convenientes", ha añadido.

Respecto a la postura del PSOE en este asunto, Rajoy ha señalado que su "obligación es gobernar y defender los intereses de los españoles; si los socialistas no quieren apoyarnos es su responsabilidad".

FUERZA BRITÁNICA

Mientras, la fuerza naval británica encabezada por el portaaviones 'HMS Illustrious' que se dirige hacia el Mediterráneo para unas maniobras no va a Gibraltar, sino que ha pedido permiso para atracar en la base española de Rota (Cádiz) para hacer escala, según han precisado a Europa Press fuentes del Ministerio de Defensa.

El diario 'The Daily Telegraph' hablaba este jueves de una fuerza de reacción rápida de la Armada británica compuesta por nueve barcos y encabezada por el 'HMS Illustrious', buque insignia de la Royal Navy. Según este periódico, el despliegue --denominado 'Cougar 13'-- saldría el lunes de Reino Unido y haría escala en Gibraltar, de camino a unas maniobras en el Mediterráneo.

Este diario ha indicado que las escalas ya estaban previstas y la presencia de la 'Royal Navy' en Gibraltar no guarda ninguna relación con las disputas diplomáticas de los últimos días en torno a la colonia británica.

BAJO PETICIÓN

Sin embargo, fuentes de Defensa consultadas han explicado que Reino Unido ha solicitado que sus barcos hagan escala en el puerto de Rota y España así lo ha autorizado, como corresponde entre "países aliados". Si los buques británicos hubieran querido ir a Gibraltar no habrían necesitado solicitar permiso a las autoridades españolas, más allá del denominado aviso de 'paso inocente' que no tiene que comunicarse con mucha antelación.

Sin embargo, si sus buques de guerra atracan en Rota no podrán hacerlo inmediatamente después en Gibraltar ya que, según han indicado las mismas fuentes, existe un convenio que prohíbe que un barco que atraque en un puerto español tenga como su siguiente escala el Peñón, y viceversa.

Reino Unido, a través de su Embajada, solicitó al Gobierno español los permisos correspondientes, que se comunican a través del Ministerio de Exteriores, con el correspondiente visto bueno del Ministerio de Defensa, que analiza los aspectos técnicos de estas escalas.

Fuentes de Defensa han recalcado que es habitual que los países aliados de España hagan escala en Rota en sus tránsitos por el Mediterráneo. En este caso, la fecha se solicitó con la antelación correspondiente, ya que "las maniobras no se planifican de un día para otro".

BASE ESTRATEGICA

Un portavoz del Ministerio de Defensa británico citado por el 'Telegraph' señaló que "Gibraltar es una base estratégica para Reino Unido" y ha explicado que los buques de la Royal Navy visitan el Peñón dentro de sus "despliegues habituales y rutinarios".

"Varios elementos del despliegue 'Cougar 12', del año pasado, visitaron Gibraltar y la próxima visita (...) entra dentro de la normalidad", afirmó este portavoz, que también ha adelantado escalas de otros barcos militares en puertos españoles