Rajoy inaugura el AVE a León como un nuevo elemento de cohesión de España

Entrará en servicio para el público a partir de mañana, 30 de septiembre

nacional

| 29.09.2015 - Actualizado: 23:45 h
REDACCIÓN

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha presidido la inauguración oficial de la llegada del tren de alta velocidad a Palencia y León, una infraestructura que considera un elemento de cohesión de España y un factor más para el crecimiento económico y el empleo.

La línea que entrará en servicio este miércolestiene una extensión de 166 kilómetros entre Valladolid y León y ha supuesto una inversión de 1.620 millones de euros.

Rajoy ha hecho el viaje inaugural en un tren con salida en Madrid que ha realizado parada en Valladolid para recoger al presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y que se ha detenido también en Palencia para descubrir una placa conmemorativa de la llegada del AVE a esta ciudad.

Acompañado de Herrera y de la ministra de Fomento, Ana Pastor, el jefe del Gobierno ha hecho el recorrido entre Valladolid y Palencia en la cabina del maquinista, y a su llegada a la capital leonesa ha presidido el acto oficial de inauguración de la línea, a la que ha calificado de una de las grandes infraestructuras de España.

Ha recalcado que cada nuevo AVE significa un vector para el crecimiento y el empleo, garantiza el derecho a la movilidad de las personas, cohesiona y articula el país y redunda en la igualdad de oportunidades de todos.

Y la línea a León ha destacado que implica también mejores conexiones con Asturias, Cantabria y el País Vasco sirviendo así a un público potencial de once millones de personas que viven en cuatro comunidades.

Rajoy ha explicado que durante los últimos años las diversas administraciones públicas y el conjunto de los españoles han debido extremar la prudencia en el gasto y fijar prioridades.

Por ello ha dicho que el Gobierno ha dado prioridad a obras como la inaugurada hoy, y cuyos costes ha explicado que se ven compensados por el enorme beneficio económico y social que reporta.

En concreto, ha informado de que desde 2012 son 360 los kilómetros de alta velocidad que se han puesto en servicio (de Albacete a Alicante, de Barcelona a Figueras y de Vigo a Santiago) y que pronto llegará el AVE a Zamora, Burgos, Murcia, Castellón y Granada.

Rajoy ha retomado en su intervención las palabras pronunciadas minutos antes por Herrera y por el alcalde de León, Antonio Silván, en las que han agradecido a los expresidentes José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero sus esfuerzos por impulsar la línea hoy inaugurada y ha considerado que han merecido la pena.

El jefe del Gobierno ha reiterado su compromiso con Castilla y León y, como prueba, ha hecho un anuncio sobre el sector de la minería del carbón después de que Herrera, en su intervención previa, le expusiera la "necesidad urgente" de poner en marcha las medidas acordadas en el plan del carbón suscrito en 2013.

Rajoy se ha comprometido a crear un grupo de trabajo para analizar la mejor forma de reactivar las comarcas mineras y a destinar a estas zonas fondos adicionales durante los próximos años.

El presidente de Castilla y León ha aplaudido la llegada del AVE a León y Palencia y la próxima puesta en marcha de otras líneas de alta velocidad en su región y ha agradecido a Rajoy que esté atendiendo las necesidades de comunicación de su autonomía.

Por su parte, el alcalde de León ha expuesto el reto que supone para su ciudad saber aprovechar la llegada de la alta velocidad y convertirse en un "maravilloso" destino y no en una "mera parada".

En el acto de León han estado presentes el presidente de Renfe, Pablo Vázquez, y el de Adif, Gonzalo Ferré, y numerosos representantes de empresas que han participado en la construcción de esta línea. Todos ellos han viajado desde Madrid en el mismo tren que Rajoy.

Con la puesta en servicio de esta línea, el tiempo más corto de viaje entre Madrid y León será de 2 horas y 6 minutos, lo que supone un ahorro de 44 minutos respecto al mejor actual, y entre Madrid y Palencia será de 1 hora y 23 minutos (21 minutos menos que en la actualidad).

También se benefician en ahorro de tiempo las conexiones entre Asturias y Madrid, que se acortan en 30 minutos, y entre Cantabria y Madrid, que se reducen en 22 minutos.

Renfe oferta una campaña de lanzamiento y venderá hasta el 15 de octubre -con posibilidad de viajar hasta el 30 de noviembre- todas las plazas de todos los trenes de las nuevas conexiones a precios promocionales fijos.

En este periodo, los billetes para viajar entre Madrid y León cuestan 20 euros, mientras que entre Madrid y Palencia 15, entre Valladolid y León 10, entre Palencia y León o Palencia y Valladolid el precio es de 5 euros, y entre Madrid y Asturias o Cantabria, de 25.