Rajoy garantiza que no van a "aceptar" que se hagan "gastos contrarios a la ley"

Mas recurrirá la "agresión" de las condiciones del FLA a Cataluña

Montoro responde: "Agredir no es pedir que se paguen los servicios públicos"

"Mas no tiene derecho a utilizar ningún euro público en su programa de independencia", dice el ministro

Las Farmacias de Cataluña ven "impresentables" las palabras de la Generalitat

nacional

| 24.11.2015 - Actualizado: 23:07 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha advertido al presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, de que "la ley se cumple" y que "hasta ahí podíamos llegar". Si bien, en el caso de que no sea así, ha garantizado que su gobierno "actuará" porque es "su obligación".

En un acto de precampaña en Tomares (Sevilla), Rajoy ha reconocido, no obstante, que le gustaría no tener que actuar porque sería "una buena señal" de que está yendo por el buen camino. "Pero eso no depende de mí", ha añadido el presidente, para quien los pasos que se están dando "en la mala dirección" cada vez complican más el futuro "y nos hacen daño a todos los españoles".

El líder de los 'populares' ha querido durante su intervención "fijar claramente las posiciones" para que "nadie se equivoque". "Vamos a defender la unidad nacional y la soberanía nacional", ha destacado Rajoy, quien ha insistido en que lo que sea España lo deciden todos los españoles "porque nadie les puede quitar una parte de su país".

Así, tras lamentar que "en pleno siglo XXI" haya una persona, en alusión a Artur Mas, que dice que no va a cumplir ley, el presidente del Gobierno ha considerado que ello supone "un atentado al sentido común, a la lógica y al sentido de los tiempos". "La ley se cumple. Hasta ahí podíamos llegar", ha apostillado, dejando claro que no hay debate sobre este asunto.

"No voy a hablar de la soberanía nacional, de la igualdad de los españoles y del cumplimiento de la ley", ha defendido Rajoy, quien ha advertido de que el desafío soberanista ha provocado que Cataluña haya situado su bono en la condición de bono basura, por lo que sus gobernantes deberían actuar "con más responsabilidad".

MAS RECURRIRA

El presidente catalán en funciones, Artur Mas, ha tildado hoy de "beligerancia excepcional" la actitud del Gobierno "en contra de toda de la ciudadanía catalana", a la que "castiga" y "agrede" por decisiones "políticas" defendidas por vías "pacíficas, democráticas y "respetuosas con los derechos humanos".

En una rueda de prensa en el Palau de la Generalitat tras la reunión del Govern, Mas se ha referido así al anuncio del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de mayores controles para el cobro de recursos del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) después de que la Intervención General del Estado, el INE y el Banco de España iniciarán una investigación que aclare qué ha pasado con 1.300 millones de euros que Cataluña no contabilizó y cuyas consecuencias deberán llegar a Eurostat.

El líder de CDC ha acusado al Gobierno de practicar "una agresión institucional" a través del "uso de la fuerza" del Estado por el hecho de que en Cataluña se defienda "un proyecto político, pacífico y respetuoso con los derechos humanos", en alusión al proceso soberanista.

Ha calificado de mentira "total y absoluta" que la Generalitat hayan ocultado los 1.300 millones de euros, puesto que era un montante que el Gobierno conocía desde 2009, según ha defendido Mas, que ha acusado al Ejecutivo del PP de usar esa cifra para "atacar" y "castigar" a Cataluña.

En esta línea, ha advertido al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que "juega con fuego" y "se acabará quemando", puesto que, según ha indicado, el Gobierno central tienen deficiencias en la financiación que un día le pueden causar problemas ante la UE.

Mas ha advertido de que, o Cataluña sigue por el camino soberanista o será "engullida por la maquinaria" del Estado, y ha apuntado que el Gobierno de PP, con este tipo de "agresiones", está "ayudando" a "ensanchar el soberanismo".

MONTORO RESPONDE A MAS QUE "AGREDIR" NO ES PEDIR QUE SE DÉ "PRIORIDAD" AL PAGO DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, rechazó las acusaciones de "agresión" realizadas por parte del presidente en funciones de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, por las nuevas exigencias para poder recibir recursos el remanente del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), para asegurar que sólo le está pidiendo "transparencia" y dar "prioridad" al pago de los servicios públicos.

En la rueda de prensa de presentación de los últimos datos de ejecución presupuestaria, el ministro se refería así al Acuerdo de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos que establece una condicionalidad adicional para que Cataluña pueda acceder a los 3.034,84 millones de euros del remanente del FLA asignados por el Ejecutivo.

"Agredir no es pedir que se paguen los servicios públicos y que no se antepongan gastos dirigidos a otros objetivos", dijo el responsable de Hacienda, quien agregó que se le ha reclamado que "se pongan en orden y se paguen las facturas cuanto antes".

El primero de los requisitos que recoge el acuerdo es que el interventor general de la comunidad catalana debe enviar en el plazo de diez días hábiles desde la publicación del acuerdo, es decir, antes del próximo 3 de diciembre, un certificado en el que recoja toda la información económico-financiera relativa a los recursos comprometidos para los ejercicios 2015 y 2016 a fecha del pasado 31 de octubre.

Además, se establecerá una conexión telemática de la Generalitat con Punto General de Entrada de Facturas Electrónicas (FACe) y el interventor de la comunidad deberá emitir un certificado mensual de la ejecución del presupuesto, dejando constancia de que los gastos no contravienen el ordenamiento jurídico.

"No hay que poner velas a nadie, es poner las facturas en el FACe, que es más fácil", dijo Montoro en relación a las declaraciones de un alto cargo de la Generalitat en la que recomendaba encomendarse a los santos para cobrar las deudas.

LAS FARMACIAS DE CATALUÑA VEN IMPRENSINTABLES LAS PALABRAS DE LA GENERALITAT

El presidente de la Federación de Asociaciones de Farmacias de Cataluña, Antonio Torres, ha calificado de "impresentables" las declaraciones de la Generalitat recomendando a los farmacéuticos "poner una vela" para seguir recibiendo el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) y ha pedido que la situación de las farmacias no sirva de "chantaje" ni de "utilización" para lograr "los objetivos que quieren" las Administraciones.

Además, ha señalado que "el tema no es quién es el culpable" de las facturas que se les debe a los farmacéuticos en Cataluña y que independientemente de eso "la Administración tiene la responsabilidad de pagar". "Llega un momento en el que no es responsabilidad nuestra saber quién es el culpable, mi responsabilidad es que nos pague la administración", ha dicho.

"Al final es una discrepancia política entre dos elefantes que se pelean y que el único resultado cuando lo hacen es que la hierba resulta chafada, nosotros somos la hierba", ha explicado.

"No es nuestro problema, aunque pagamos las consecuencias", ha sentenciado y ha añadido que los farmacéuticos "no pueden aguantar más" y que "están al límite". "Llega un momento en el que esto no se aguanta", ha dicho el representante de los farmacéuticos en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press.

Así, ha señalado que a los farmacéuticos como administrados "les tiene que dar exactamente igual" quién es el culpable de los 330 millones de euros que se les deben porque "es responsabilidad de la Administración garantizar el servicio de salud a los ciudadanos".

Preguntado por si es el Gobierno Central quién tiene que hacerse cargo de lo que se adeuda a los farmacéuticos, Torres ha subrayado que según la Ley de morosidad de la Unión Europea cuando una factura supera los 60 días de impago "la Administración Central tiene la obligación de hacer frente a esa factura".