Rajoy garantiza que España no necesita hoy un rescate de la Unión Europea

"Utilizaremos ese mecanismo sólo si es necesario para defender los intereses generales españoles"

Reconoce que muchos españoles están "enfadados" por sus reformas pero si no se hacen habría un futuro incierto

Ve una buena noticia en el acuerdo de supervisión bancaria

nacional

| 14.12.2012 - 12:33 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que, en este momento, España no necesita un rescate financiero por parte de la Unión Europea y, por tanto, no lo va a pedirlo, aunque ha reiterado que no renuncia a utilizar ese instrumento si cree que es conveniente para los intereses de España.

Rajoy se ha referido a esta posible petición de ayuda en una entrevista en la Cadena SER en la que ha destacado que fue muy positiva la iniciativa del Banco Central Europeo para que los socios comunitarios puedan pedirle que compre su deuda pública.

"Utilizaremos ese mecanismo sólo si es necesario para defender los intereses generales españoles, pero hoy no lo necesitamos y, por eso, no lo hemos pedido", ha reafirmado.

Rajoy ha recordado que ningún país de la UE ha renunciado a acudir a esa ayuda financiera y ha considerado que, si alguno lo hubiera hecho, habría sido un error.

El jefe del Ejecutivo ha destacado la importancia que tiene el acuerdo de la UE sobre la creación del supervisor bancario único, y ante el hecho de que hayan triunfado las tesis alemanas para que el Banco Central Europeo no controle todas las entidades europeas, sino sólo las más importantes, ha subrayado que en Europa todo se hace por consenso.

No obstante, ha considerado que Alemania ha tenido "una posición muy constructiva", como cree que ha sido también la actitud de resto de socios comunitarios.

A su juicio, sería positivo un acuerdo sobre un fondo de la UE para el desempleo en países con mayores problemas a cambio de reformas, algo a lo que se ha opuesto también inicialmente Alemania. Pero ha recordado que este es un asunto que se ha decidido analizar en junio con una propuesta previa de presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

RECONOCE QUE MUCHOS ESPAÑOLES ESTAN "ENFADADOS" POR SUS REFORMAS PERO SI NO SE HICIERAN HABRÍA UN FUTURO INCIERTO

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reconocido este viernes que hay "muchos españoles" que están "enfadados" y "disgustados" con las reformas que está adoptando su Ejecutivo pero ha recalcado que si esas medidas no se tomaran, España iba a "tener un futuro muy incierto".

Rajoy ha señalado que tanto España como a los demás países europeos les hacen falta políticas de crecimiento porque la UE es "la única región del mundo que va a tener crecimiento negativo" este año y el próximo. "Todo el mundo creciendo y la UE, no", ha lamentado. Esta situación, ha proseguido, "obliga a hacer en España muchas cosas que no gusta hacer, con absoluta franqueza". "Y por eso hay muchos españoles que lógicamente están enfadados, disgustados con el Gobierno. Es verdad que la situación es muy difícil, y que tenemos que tomar medidas, que no son nada agradables, pero estas medidas son las que nos permitirán salir en el futuro porque si no, íbamos a tener un futuro muy incierto", ha afirmado.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo ha asegurado que España debe seguir haciendo reformas y apostando por la construcción europea. "Me quedo siempre con lo positivo, damos pasos en la buena dirección", ha concluido.

DECLINA OPINAR SOBRE SI MONTI DEBE PRESENTARSE A LAS PRÓXIMAS ELECCIONES

Por último, Rajoy, ha declinado este viernes pronunciarse acerca de si el primer ministro de Italia, Mario Monti, debe presentarse a las elecciones, ya que, según ha dicho, es una decisión que corresponde a los italianos. Es más, ha subrayado que a él no le gustaría que otros primeros ministros dijeran "quién tiene que presentarse en España".

Preguntado al respecto, el jefe del Ejecutivo español se ha limitado a señalar que Mario Monti "ha sido un buen presidente del Gobierno" pero ha subrayado que hay que "respetar las decisiones que tomen los ciudadanos italianos". Reconoce que ha hablado con Mario Monti de este asunto, ha indicado que conversa "mucho" con él porque ambos mantienen "buena relación" y, de hecho, ha destacado que han trabajado juntos estos meses en algunos de los asuntos "importantes" relacionados con la integración europea que han "aportado a la UE".