Rajoy exige a la UE que garantice urgentemente la estabilidad financiera

El Presidente afirma que no hablará con Cameron en Chicago sobre Gibraltar

nacional

| 21.05.2012 - 21:32 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha considerado hoy "urgente" y "prioritario" que la UE garantice la estabilidad financiera y, sin nombrarlo, ha pedido al Banco Central Europeo que actúe para que los países y las entidades financieras puedan refinanciar su deuda en los mercados.

En rueda de prensa en Chicago durante la cumbre de la OTAN, Rajoy ha hecho referencia a la reunión extraordinaria que celebrarán los 27 socios europeos en Bruselas el miércoles y se ha mostrado dispuesto a debatir de todo, incluso de eurobonos, pero ha dejado claro que lo importantes es "tomar decisiones" que puedan entrar en vigor en 24 horas.

"Lo mas urgente es garantizar la estabilidad financiera, que cuando un país tenga un vencimiento de deuda pueda refinanciarlo; lo mas urgente es que cuando una entidad financiera tenga un vencimiento de deuda también pueda acudir a los mercados y refinanciarlo; eso se puede hacer rapidísimo, no necesita debates ni grandes disquisiciones", ha subrayado.

A su juicio, ése sería precisamente el problema de los eurobonos, iniciativa que defiende el Gobierno francés y que el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quiere que España apoye en Bruselas. Exigirían un largo debate hasta que se determinara la fórmula adecuada y no podrían aplicarse hasta dentro de varios años, cuando hoy lo "urgente" es garantizar la sostenibilidad de la deuda para que pagarla no se convierta en un problema y pueda fluir el crédito.

Rajoy ha insistido en que para crecer resulta imprescindible recortar el déficit, continuar con las reformas estructurales y sanear el sistema financiero, pero ha recalcado que en este momento "el principal factor de crecimiento es la estabilidad financiera": "en la vida hay que priorizar y ésta es la prioridad".

"Los problemas del momento hoy pasan por seguir reduciendo el déficit público y por seguir haciendo reformas en casa y por garantizar la estabilidad financiera y la sostenibilidad de la deuda fuera; eso es hablar en serio", ha insistido, para reclamar de nuevo un mensaje "claro, nítido y contundente" en defensa del euro.

Rajoy ha considerado que España está actuando "muy bien" al rebajar su déficit exterior, con lo que apenas va a necesitar dinero para financiarse fuera, pero ha recordado que todavía debe devolver "la monumental deuda anterior".

De forma irónica, el presidente ha calificado de "notable" el debate entre austeridad y crecimiento porque nadie puede oponerse al crecimiento y ambos principios van íntimamente unidos; el crecimiento es el objetivo y la austeridad es uno de los instrumentos para alcanzarlo.

Según ha explicado, en el Consejo europeo informal del miércoles se analizarán los planes nacionales de reformas, los programas de estabilidad y la carta de once socios europeos, entre ellos España, que proponen a la UE realizar reformas estructurales y avanzar en las liberalizaciones para crecer.

España acudirá a la cita con su déficit público de 2011 revisado de nuevo al alza, pero Rajoy ha restado importancia a las cuatro décimas de incremento porque, a su entender, lo fundamental es la transparencia.

"Ahora partimos de una buena posición para hacer las cosas bien en el futuro; a veces hay que decir la verdad, por dura que sea", ha manifestado. Según ha señalado, él está ahora "absolutamente tranquilo" porque "desde la verdad es como se pueden resolver las cosas".

NO HABLARÁ CON CAMERON SOBRE GIBRALTAR

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha afirmado este lunes que en su reunión con el primer ministro británico, David Cameron, hablará sólo sobre la situación económica y la crisis del euro, y no sobre el conflicto pesquero con Gibraltar.

Así lo ha puesto de manifiesto el jefe del Ejecutivo español en rueda de prensa en Chicago, donde asiste a la cumbre de la OTAN, al ser preguntado sobre los temas que abordará en su reunión prevista para las próximas horas con el jefe del Gobierno británico.

Rajoy ha dicho que no tiene previsto abordar con Cameron el contencioso con Gibraltar y ha afirmado que este asunto lo lleva el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, y su equipo de colaboradores, que "lo están haciendo muy bien", según ha precisado el presidente.

Sobre el asunto de Gibraltar, el Gobierno español ha transmitido formalmente su malestar a las autoridades británicas y la reina Sofía canceló el viaje previsto a Londres el pasado viernes para asistir al almuerzo ofrecido por Isabel II por su "Jubileo de diamantes".