Rajoy: "Estoy preparado para ser presidente del Gobierno de todos"

Ante más de 17.000 personas defiende que en España las cosas "se hacen bien y se van a hacer bien"

nacional

| 19.11.2011 - 01:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha comprometido este viernes en el último mitin de la campaña electoral, a que si gana las elecciones del próximo domingo pondrá su "alma" en cada cosa que tenga que hacer porque su "ilusión" es dar lo mejor de sí mismo para el país. "Estoy preparado para ser el presidente del Gobierno de todos los españoles", ha proclamado.

Ante las más de 17.000 personas que han abarrotado el Palacio de Deportes de Madrid, Rajoy ha asegurado que sabe que, si llega a La Moncloa, la tarea será "difícil", pero también ha recalcado que está convencido de que con un Gobierno "competente" se podrá salir adelante. "Sé que ha llegado el momento de darlo todo y lo haré, sé que ha llegado el momento de exigírmelo todo y sé que ha llegado el momento de no esperar nada a cambio salvo el interés general de los españoles", ha afirmado.

El presidente del PP se ha mostrado emocionado al proclamar que afronta este momento "con honor y enorme responsabilidad", pero también con "humildad" y con la "seguridad" que le va a otorgar el ser respaldado por la mayoría de los españoles que están "cansados" y quieren "certidumbre" y por eso, dice, le van a votar el próximo domingo. También ha asegurado que llega con "independencia" y sabiendo que sólo deberá "rendir cuentas" a los españoles.

"Me presento a estas elecciones asumiendo una gran responsabilidad y lo sé --ha explicado--. Llego a este momento clave con la ilusión de poder cambiar las cosas, con la ilusión de resolver el mayor problema que hemos tenido en nuestro país en muchos años, con la ilusión de devolver a los españoles la confianza en nosotros mismos, su puesto de trabajo y la prosperidad arruinada por malos años de gestión de malos gobernantes y de una irresponsabilidad manifiesta ante todos los españoles".

De hecho, ha recalcado que si los ciudadanos viven ahora "preocupados" por la situación económica y, en concreto, por el nivel de la prima de riesgo es porque ha habido un Gobierno que no se ha "ocupado" de ello, como ocurría hasta hace "no mucho tiempo". "Había gestores que se ocupaban de ello, si los políticos y responsables no se ocupan, al final son los españoles los que se preocupan", ha remachado.

EL CAMBIO ES "RESPONSABILIDAD DE TODOS"

Tras defender que "las cosas se cambian votando", ha vuelto a apelar a "la responsabilidad de todos" y a pedir a todos los españoles, le hayan apoyado hasta ahora o no, que se sumen a su proyecto, porque, según dice, el PP es el único que puede acabar con esta difícil situación económica. "Para lo fácil vale cualquiera, para lo difícil vale en España el Partido Popular", ha proclamado.

Dicho esto, ha insistido en que si llega a La Moncloa lo hace "con un bagaje" importante tras 30 de vida política y, sobre todo, con "serenidad" y "equilibrio". "No tengo intención ni ganas de presumir absolutamente de nada a estas alturas de mi vida", ha agregado, entre los aplausos de los simpatizantes y militantes, que no han dejado de animarle y de enarbolar las banderas de España y con la siglas del PP durante la hora y media que ha durado el mitin.

Rajoy ha animado con insistencia a los asistentes y a todos los españoles a que se sumen al cambio que necesita España, porque este país "es mucho más que un Gobierno que no ha estado a la altura de los españoles, que son infinitamente mejores que quienes han asumido la responsabilidad de gobernar". "Cada voto es un voto por el futuro de los españoles, cuantos más seamos, mejor", ha recalcado.

Tal y como ha venido repitiendo durante todas los actos de la campaña electoral, el aspirante a La Moncloa ha recalcado que los españoles podrán "superar las dificultades" y "cuanto más" se sumen a su partido "mejor" se podrá hacer y "más claro" se verá "en España y fuera de España" que el país va "en serio" y va a "hacer las cosas bien".

Es el momento, ha agregado, que Europa vea que España tiene "buenos gobernantes, elegidos por los ciudadanos, que dan la talla y cumplen con los compromisos". "Y esa decisión, la tenéis vosotros, los españoles", ha recalcado. Según ha defendido, el voto al PP servirá para "decirle al mundo que aquí se van a hacer las cosas bien y que el hecho de que haya habido un Gobierno que no ha estado a la altura, es sólo un paréntesis que ya se acabó en la historia de España".

Ahora, ha dicho, es "urgente" que España vuelva al lugar que tenía antes de los Gobiernos del PSOE, a los que no ha mencionado por sus siglas ni en una ocasión, y vuelva a ser una "nación fuerte", que sea "escuchada en el mundo" y a la que nadie "tiene que decirle que es lo que tiene que hacer". España, ha recalcado, tiene "capacidad de sobra" para hacerlo, porque es "una de las naciones más importantes de la historia universal".

"NO SE ARREGLARÁ DE LA NOCHE A LA MAÑANA"

A pesar de estos mensajes optimistas, Rajoy también ha hecho hincapié en que no se puede caer en el autoengaño, porque "no se arreglan las cosas de la noche a la mañana". "No vamos a amanecer el lunes con todo en orden como por arte de magia", ha explicado, para después insistir en que se necesitará "mucho esfuerzo para hacer las cosas y para sacar a España adelante"

.

En cualquier caso ha recalcado que si se es responsable, se trabaja y se aplican todos los esfuerzos, España "sale adelante seguro y vuelve al lugar que le corresponde". "Así somos los españoles, si tropezamos nos volvemos a levantar y si nos ponen dificultades, las vamos a superar, y si nos resulta difícil, no temáis, porque eso querrá decir que estamos en la buena dirección", ha recalcado.

Por su parte, ha asegurado que trabajará para "garantizar la cohesión nacional" y ha explicado que el aval que presenta es "un partido fuerte y unido que tiene como único objetivo defender los intereses generales de los españoles". Precisamente, se ha dirigido en varias ocasiones a los miembros de su partido, sin mencionar a ninguno en concreto, para agradecerle su apoyo estos años.

Y este partido, ha remachado, apela ahora al voto "de la esperanza" y "de la ilusión" frente al de "la resignación" y la "discordia". "Nosotros queremos mirar al futuro, contamos con todos", ha afirmado, porque, ha dicho, la tarea que espera a España será "colectiva".

Rajoy ha finalizado su intervención asegurando que, si gana, va a estar "a la altura" y, por eso, "se va a ganar la confianza de los españoles". "La confianza no se pide, la confianza no se hereda, la confianza no se regala, la confianza se gana", ha finalizado.

FINAL DE CAMPAÑA APELANDO A LA "RESPONSABILIDAD" DE TODOS ANTE UNA TAREA ARDUA

El Partido Popular ha puesto punto final este viernes en el Palacio de los Deportes de Madrid a una campaña electoral en la que su candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha insistido en pedir a los españoles un "ejercicio de responsabilidad" para salir de la crisis, convencido de que el país puede "salir adelante", aunque la tarea será "muy difícil".

En el último mitin, Rajoy ha estado arropado en Madrid por más de 17.000 militantes y simpatizantes y por los primeros espada de su partido. Junto a él, se han subido al escenario el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y la secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal.

Aunque no han tomado la palabra, ha sido significativa la presencia del presidente de honor del partido, José María Aznar, y su esposa, Ana Botella, así como la de la 'número dos' del partido, Soraya Sáenz de Santamaría, que fue madre por primera vez hace tan solo una semana y que ha reaparecido en el último acto de la campaña.

De hecho, todos los dirigentes que han subido al escenario han agradecido a Sáenz de Santamaría su presencia y han puesto a su hijo Iván como ejemplo de las nuevas generaciones para las que el PP va a trabajar desde La Moncloa si ganan las elecciones del próximo domingo.

También ha tenido un recuerdo especial Mariano Rajoy para Francisco Villar, que falleció pocos días antes de que comenzara la campaña electoral. Villar, un hombre muy cercano al candidato a presidente, iba en el puesto 11 de la lista del Congreso de los Diputados por Madrid.

Aunque el PP no quería grandes celebraciones para esta jornada, ya que cree que el país no está para fiestas por la situación económica con cinco millones de parados y la prima de riesgo superando los 500 puntos, la euforia era difícil de controlar en algunos momentos, donde los dirigentes han sido interrumpidos con gritos de 'viva España', 'yo soy español' y 'oa oa oa Mariano a La Moncloa'.