Rajoy: "En estos momentos el Gobierno está complicando las cosas"

Rajoy dice que España pierde el tiempo por tener un Gobierno en el descuento

"En estos momentos el Gobierno está complicando las cosas"

Propone una reducción y clarificación administrativa y competencial para simplificar y ahorrar

"Es prioritario generar confianza" y "con este gobierno y en esta situación no es posible"

nacional

| 18.07.2011 - 12:47 h
REDACCIÓN

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha afirmado hoy que España pierde el tiempo estos meses al no haber adelanto electoral y al tener un Gobierno "en periodo de descuento" que "complica las cosas más de lo que están". Rajoy ha hecho estas afirmaciones durante su intervención ante los presidentes de las Diputaciones provinciales que logró el partido que dirige en las pasadas elecciones del 22 de mayo.

A falta de tres días para que se reúnan los jefes de Estado y de Gobierno de los países de la zona euro para abordar la situación de Grecia, el líder de los populares ha demandado que de la reunión salgan "certidumbres" y "decisiones claras y entendibles".

Pero también ha pedido al "provisional y en funciones" Gobierno español que "haga los deberes", puesto que "si hay problemas fuera, serán mucho mayores los que haya aquí" si no se completan las reformas, se reduce el déficit y se detiene el aumento de la deuda.

Rajoy ha dicho lo que piensa "con meridiana claridad" sobre "lo que está pasando en España", ha continuado, porque "no tiene sentido no hacerlo" y porque "estamos perdiendo el tiempo", pues el Gobierno central "no esta en condiciones de generar confianza, que es lo que necesita España".

Ha recordado que el déficit público en España es "descomunal" y que le sale "mucho más caro" financiarse que a la mayoría de países europeos por la crisis "que hay fuera", pero también por la "desconfianza que genera la economía española". "Es prioritario generar confianza" y "con este gobierno y en esta situación no es posible", ha reiterado Rajoy, quien ha insistido en que ha de advertir de esta situación porque es su "obligación".

No obstante, ha querido enviar un mensaje a los ciudadanos, y es que "esto tiene arreglo" porque "el problema no es España ni los españoles", sino que lo que necesita es un Gobierno "con gente competente" que "se instale en la realidad" y tenga una idea "clara de lo que quiere hacer". Por ello, ha exigido "determinación y coraje" para llevar adelante las medidas necesarias y ha asegurado que, "en cuanto cambien las cosas y el presidente del Gobierno se decida a pedirle su opinión a los españoles, las cosas van a ir a mejor y estaremos donde nos corresponde": Entre los mejores, ha enfatizado.

"Nosotros en esta situación de dificultad y en este momento de crisis queremos decirle a los españoles que de aquí se puede salir y que se va a salir, pero hay que cambiar gobiernos, comportamientos, formas de actuar y, desde luego, políticas", ha alegado.

UNA COMPETENCIA POR CADA ADMINITRACIÓN

Mariano Rajoy, ha indicado hoy que su partido se presentará a las elecciones generales con una propuesta de simplificación y reordenación de la administración para evitar duplicidades y "gastos superfluos", y con una "prioridad": una competencia, una administración. "No pueden estar todos haciendo lo mismo", ha explicado durante su intervención en la clausura del primer encuentro de presidentes de diputaciones gobernadas por el PP, tras la constitución de las corporaciones después de las pasadas elecciones municipales y autonómicas de mayo, en un acto celebrado en el sexto edificio del Museo de Pontevedra.

El presidente del PP ha defendido el "importante" papel de las diputaciones provinciales para atender a los 15 millones de españoles que viven en pequeños municipios y ha recordado que todas juntas cuentan con un presupuesto de 6.190 millones de euros, inferior al de la mayoría de autonomías, y una deuda de 3.200 millones, también menor a la de la administración central.

En su alocución, en la que la austeridad ha sido la protagonista de sus propuestas, ha planteado además, en el marco de los compromisos de los Gobiernos locales del PP, la aprobación de un plan estratégico de racionalización del gasto corriente a cuatro años, que contemple reducción de gastos en representación, parque móvil y energía, revisión de subvenciones, racionalización del uso de teléfonos móviles y gestión integral del patrimonio inmobiliario.