Rajoy dice que Sánchez acabará queriendo hablar con PP: "El momento llegará"

Rajoy asume que le faltó diligencia contra la corrupción y avisa: "El que no haga lo que es debido, se va"

Resalta la necesidad preservar las últimas cifras económicas con un Gobierno estable

Aguirre sobre Rajoy: Hay que hacer sacrificios y huir de personalismos

nacional

| 29.01.2016 - 13:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha augurado que el líder socialista, Pedro Sánchez, acabará queriendo hablar con el Partido Popular: "Que nadie se preocupe porque el momento llegará", ha dicho.

En su intervención en la junta directiva del PP de Castilla y León, Rajoy también ha rechazado los "inventos" que se plantean desde otros partidos para pactar, como el de que el candidato a La Moncloa sea "el quinto de la lista" o "uno de fuera", y ha defendido la "independencia" del PP para tomar cualquier decisión.

Además, ha subrayado en su discurso que "desde luego el PP mantiene su candidatura a la Presidencia del Gobierno porque es el partido más votado". Y fuentes del Gobierno han apostillado después que dicha candidatura es la de Mariano Rajoy, y que no hay "ninguna duda" al respecto.

En su intervención en Valladolid, Rajoy ha acusado a Sánchez de "desatender" a los más de siete millones de españoles que votaron al Partido Popular con su negativa a hablar con él en este proceso para la investidura.

"Habla con independentistas, con extremistas, y en una actuación que me parece verdaderamente increíble, no me había visto yo en esta tesitura, más de siete millones trescientos mil españoles no son atendidos por una persona que ni quiere hablar con ellos", ha lamentado Rajoy sobre el secretario general del PSOE. "Pero que nadie se preocupe porque el momento llegará", ha augurado el presidente.

Una vez más ha defendido el jefe del Ejecutivo en funciones el pacto entre PP, PSOE y Ciudadanos como la "única salida razonable" y que "respeta lo que han dicho los españoles", además de ser el único que daría "estabilidad", "tranquilidad" y "certidumbre" dentro y fuera del país.

Un acuerdo que, ha explicado, podría tener distintas fórmulas: desde contar con los tres partidos en el Gobierno, o que lo conformen dos o uno solo, que en este último caso sería siempre el PP. Y también sería del PP, ha señalado, la Presidencia.

Por contra, ha considerado un "disparate" la idea de un Gobierno de izquierdas apoyado por nacionalistas e independentistas. "Sumar suma, pero eso es ingobernable, es imposible que ese gobierno, si al final se constituye, llegue a parte alguna", ha señalado Rajoy, quien por otro lado ha defendido que el único partido que se ha mantenido en sus posiciones desde el día de las elecciones ha sido el suyo.

Ha recordado así que lleva planteando el pacto con socialistas y Ciudadanos desde un día después de los comicios, mientras ve desde otros partidos un "carrusel de declaraciones" y un "espectáculo continuado" que le parece "verdaderamente sorprendente". "Conviene tener las ideas claras", ha añadido.

Además, tras señalar que ha "oído de todo" sobre las fórmulas o condiciones para pactar, ha insistido en que nadie va a decirle al PP lo que tiene que hacer, respondiendo así a las sugerencias de otros partidos de que se eche a un lado para facilitar el acuerdo. "Lo que haga el PP lo decide el PP", ha subrayado Rajoy, quien ante las "especulaciones" ha señalado que el suyo es un partido "serio" que "está para pocas bromas" y que toma sus propias decisiones.

"Nadie nos va a decir lo que tenemos que hacer, lo tenemos muy claro, lo sabemos muy bien, y aquí hay gente muy competente" para resolver esta situación, ha afirmado Rajoy, quien ha asegurado que en todo este proceso el PP "mantendrá su independencia", aunque eso "cueste".

Ha insistido en defender su decisión de no acudir a la investidura porque, según ha explicado, desde 1977 cuando un candidato ha concurrido a este debate ha sido para "ser investido", y no para provocar, con su presencia, "que comience a correr" el plazo de dos meses que marca la Constitución. "Mucho más importante que los plazos es la democracia y el respeto a las personas que han votado", ha añadido.

CORRUPCIÓN

Mariano Rajoy ha reconocido que a su partido ha podido faltarle diligencia para combatir la corrupción pero ha subrayado que el PP tiene las cosas claras: "El que no haga lo que es debido, se va". No obstante, también ha subrayado que el PP es un partido con 800.000 militantes y muchos cargos públicos en todos los niveles, y que no va a aceptar "de ninguna manera" que se haga "una causa general" contra el PP

Rajoy se ha expresado así en una intervención ante la Junta directiva del PP de Castilla y León, pocos días después de la 'operación Taula' en la que han sido detenidos varios excargos del PP valenciano. "La corrupción le ha hecho daño a este partido, todos lo sabemos. Hemos actuado, a lo mejor no hemos sido todo lo diligentes que hubiéramos tenido que ser pero es fácil hablar a todo pasado", ha dicho al final de su discurso.

Así, ha reconocido que los españoles han "castigado" al PP por sus "equivocaciones" -"otros no se equivocan nunca", ha ironizado- pero cree que también han reconocido sus "méritos", como ha sido presentar "el mayor paquete legislativo" contra la corrupción y dejar actuar con libertad a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (CFSE) y a la Justicia.

Rajoy ha recalcado su voluntad de que "estas cosas no se vuelvan a producir jamás en el futuro". "Y si se producen actuaremos con la contundencia que la situación requiere", ha remachado.

DATOS ECONÓMICOS, GOBIERNO ESTABLE

Mariano Rajoy ha resaltado la necesidad de formar un Gobierno estable de cara a la próxima legislatura para poder preservar las últimas cifras económicas. El último dato de paro contrasta, ha resaltado, con el registrado cuando el PP llegó al Gobierno hace cuatro años. La primera EPA del Ejecutivo de Mariano Rajoy, correspondiente al ejercicio 2011, reflejó un aumento de 580.000 desempleados.

Asimismo, se ha referido al avance del PIB que ha publicado este viernes el INE, que arroja un incremento de la actividad del 3,2% en el año pasado. En este sentido, Rajoy ha recordado que cuando el PP llegó al poder la economía caía un 2,1%. Por otro lado, el presidente en funciones ha recordado que en 2015 se ha "pulverizado" el récord de turistas que visitan España, que la inflación ha vuelto a situarse por debajo de cero en enero y que la balanza de pagos ha duplicado su superávit hasta noviembre.

AGUIRRE SOBRE RAJOY: HAY QUE HACER SACRIFICIOS Y HUIR DE PERSONALISMOS

La presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, ha pedido hoy huir de "personalismos" y hacer "sacrificios" y "concesiones" cuando le han preguntado si el canditato a la reelección a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, debe dar un paso atrás si Ciudadanos lo pide para facilitar un acuerdo. "Tanto Ciudadanos como el PP como el PSOE yo creo que tienen que olvidarse de los personalismos y de los partidismos.

Tienen que hacer sacrificios y concesiones pensando solo en el bien de España", ha respondido Aguirre a los periodistas en una rueda de prensa cuando le han preguntado qué debe hacer Rajoy si el candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, pide su retirada para llegar a un acuerdo.

L

a también portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid ha insistido en la necesidad de pactar entre estas tres fuerzas políticas y ha sostenido que, por el interés general, no se debería llegar a la convocatoria de unas nuevas elecciones. "Personalmente soy de las que cree que, aunque mi partido vaya a subir, otras elecciones no convienen a España", ha defendido Aguirre.

Cuando los periodistas le han preguntado por la posibilidad de que su formación se abstenga si el PSOE y Ciudadanos alcanzan un pacto, Aguirre ha respondido que apoya un programa común entre los tres "partidos constitucionalistas", que a su juicio tienen "muchísimas cosas en común", para evitar que Podemos esté en el Ejecutivo.