Rajoy dice que hay "un gran futuro por delante" si no se "desvía el rumbo"

Ciudadanos promete bajar dos puntos el IRPF en 2018 y una ayuda a las familias de 1.400 euros anuales

Sánchez revela que dudó si merecía la pena seguir intentando formar gobierno

nacional

| 07.06.2016 - 16:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Acabar con la explotación laboral, o bajar los impuestos un 3% en 2018, son las propuestas que PSOE y Ciudadanos han explicado. A tres días de que arranque la campaña electoral, Mariano Rajoy ha presentado la candidatura por Madrid que él encabeza.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha asegurado este martes que afronta con optimismo las elecciones generales del 26 de junio y ha añadido que España tiene un "gran futuro por delante" si no se "desvía el rumbo" y se sigue "circulando por el mismo camino". Según ha dicho, tienen "muchas cosas de las que presumir" porque en 2011 la situación "parecía imposible de superar" y lo han hecho.

Así se ha pronunciado Rajoy en la presentación de la candidatura del PP al Congreso y al Senado en la azotea del Club Financiero Génova, el mismo marco que eligió hace casi cinco años para presentar la lista para los comicios de 2011, en los que el partido logró una holgada mayoría absoluta.

En su intervención, Rajoy ha asegurado que en campaña van a hacer "pedagogía" explicando cómo estaba España hace cuatro años, qué decisiones han tomado, por qué razones lo han hecho y cuáles son los resultados. "Sobre todo vamos a hacer una campaña a favor de los españoles y a favor de España. Ahora que hay tanto candidato dedicado a contarnos lo mal que están las cosas, quiero decir que este partido va a hablar de las cosas que están bien y de las cosas que se necesitan mejorar que, es verdad que todavía son muchos", ha manifestado.

En este sentido, ha recordado que el primer gran objetivo será el empleo para que al final de la legislatura haya 20 millones de personas trabajando y, en segundo lugar, las políticas sociales. A su entender, si se crean dos millones de empleos en cuatro años se mejorarán tanto las pensiones como la sanidad, la educación y los servicios sociales.

Otro objetivo del PP, ha proseguido, será la defensa de la unidad nacional y de la soberanía nacional porque España "tiene que ser lo que digan todos los españoles".

RIVERA PROMETE BAJAR 2 PUNTOS EL IRPF EN 2018

Por su parte, Ciudadanos ha presentado su programa para las elecciones generales del 26 de junio, en el que se compromete a bajar dos puntos el IRPF en 2018 y prevé aumentar el gasto social en 8.500 millones de euros al año, incluido un complemento de ayuda a las familias de 1.400 euros anuales de media.

El secretario general de C's, José Manuel Villegas, ha explicado que han resumido y sistematizado las propuestas que presentaron para los comicios del 20 de diciembre, presentando ahora un documento con "350 soluciones para cambiar España a mejor".

Además, el presidente del partido, Albert Rivera, acompañado por su equipo económico -Luis Garicano, Toni Roldán y Francisco de la Torre- ha explicado la memoria económica que, como novedad, acompaña al programa electoral.

Rivera ha destacado la importancia de no "vender humo" a los españoles, sino explicar cuánto cuestan las medidas que se proponen y cómo se van a financiar. "Este programa es viable", ha asegurado, criticando a los partidos que "prometen cosas inviables" o "juegan con el dinero de los demás".

En su opinión, en España se pueden sanear las cuentas si se moderniza el país, que es el objetivo de Ciudadanos. Con ese fin, las prioridades giran en torno a tres aspectos: reconstruir la clase media y trabajadora, poner el capital humano y la innovación en el centro de la economía del futuro y recuperar unas instituciones sanas y transparentes.

SANCHEZ REVELA QUE DUDO SI MERECIA LA PENA SEGUIR INTENTANDO FORMAR GOBIERNO

Mientras, el secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha confesado que en la segunda votación de investidura se preguntó "si merecía la pena seguir intentando ese gobierno del cambio" después de no haber conseguido llegar a un acuerdo con Podemos.

"Logramos un acuerdo con una fuerza ajena a nuestro programa ideológico y, con quien tenemos más semejanzas no lo logramos porque pusieron delante los sillones", ha señalado en referencia a Podemos, durante un desayuno informativo en Sevilla, organizado por Europa Press, en el que ha sido presentado por la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

Ante las nuevas elecciones del 26 de junio, ha defendido que "el cambio, no es que sea necesario, es que es urgente", aunque ha puntualizado: "No cambiar por cambiar, sino para articular un gobierno que acometa una senda de reformas".

Preguntado en el coloquio posterior si sometería de nuevo a un referéndum entre la militancia los posibles pactos tras los comicios, ha asegurado que "volvería a hacerlo". Sánchez ha vuelto a reconocer que existe "desánimo" en el electorado socialista después de haber "intentado" formar gobierno tras los comicios del 20 de diciembre y no haberlo conseguido, pero ha considerado que el PSOE está "en mejores condiciones de ganar" el próximo 26 de junio.

"Yo salgo a ganar las elecciones y estoy convencido de que si todos los votantes socialistas se toman la molestia de acudir una hora a su colegio electoral, en España habrá cambio", ha asegurado.

Interpelado sobre si volverá a presentarse a la secretaria general del PSOE "pase lo que pase" en las elecciones, ha dicho con una media sonrisa: "claro, como presidente del Gobierno".

Sánchez se ha mostrado también irónico cuando le han preguntado por el líder de la formación morada, Pablo Iglesias, de quien ha dicho: "Es anticapitalista; comunista; fue el profeta del fin de las ideologías, y ahora feminiza su discurso, se pone corbata; es todo eso y mucho más, todo lo que sea posible para llegar al poder".