Rajoy dice que ha optado por la vía más dura y difícil, pero más responsable

Dice que el Gobierno no puede decidir entre un bien y un mal sino entre un mal y un mal peor"

Ribalcavba advierte que no se sale de la crisis "machacando" con impuestos y "desentendiéndose" de parados y dependientes

Montoro alerta de que los sueldos de los funcionarios están "en riesgo"

nacional

| 18.07.2012 - 09:05 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha justificado este miércoles ante el Pleno del Congreso el último paquete de ajustes aprobado en el Consejo de Ministros argumentando que "el Ejecutivo no puede decidir entre un bien y un mal, sino entre un mal y un mal peor". Según ha dicho, con esas medidas se están "sentando las bases" para que en España haya una recuperación de la economía, "mejore el bienestar y se puedan crear puestos de trabajo".

Así ha respondido al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ha confirmado públicamente su rechazo a los recortes y ha advertido que no se va a salir de la crisis "desentendiéndose" de los desempleados y los dependientes, "machacando" con impuestos a los trabajadores y "recortando salvajemente" los salarios de los empleados públicos. De esa forma, ha subrayado, se van crear "más injusticias y más sufrimiento".

Tras destacar que los "recortes" son "superiores" a los anunciados el miércoles ante el Pleno de la Cámara, Rubalcaba ha recordado que ahora hay cinco millones de parados en España que sobreviven gracias a una red social y familiar que se está "agotando" y que el Ejecutivo "está cortando".

En este punto, ha denunciado que el decreto ley que votará este jueves el Congreso acaba con las ayudas de aquellas personas que ya han perdido todas las ayudas, como el colectivo de parados entre 45 y 55 años que "no tiene prácticamente ninguna posibilidad de encontrar empleo a corto plazo". "Ya que admite que no es capaz de crear empleo a los españoles, al menos no les recorte el desempleo y la dependencia porque va a llevar a mucha gente al borde de la desesperación", ha enfatizado.

RAJOY: "¿ME EXPLICA USTED COMO REDUCIR EL DÉFICIT?"

En su turno, Rajoy ha recordado que el elevado déficit --el año pasado España gasto 90.000 millones de lo que ingresó-- y la alta deuda externa dificultan la financiación. "No podemos gastar lo que no tenemos porque no nos lo dan --ha aseverado--. Nos estamos gastando 30.000 millones en intereses de la deuda y eso no nos permite hacer muchas de las políticas que a usted y a mi nos gustaría hacer". En este punto, Rajoy ha reprochado al dirigente socialista que critique que el Gobierno intente bajar los gastos y subir los ingresos. "Si no puedo bajar los gastos y subir los ingresos, *me puede explicar usted cómo se puede reducir el déficit público?", se ha preguntado, cosechando un fuerte aplauso de la bancada popular.

El presidente del Gobierno ha subrayado que "desgraciadamente" no puede decidir entre "entre un bien y un mal, sino entre un mal y un mal peor". "Y es lo que estamos haciendo en este momento", ha subrayado, para añadir que si se mantiene esta política, que ha calificado de "sentido común", España va a salir de la crisis.

Finalmente, ha explicado que las medidas que ha aprobado pretenden "reducir el déficit público y que la economía sea "más flexible y competitiva" con el fin de crecer y crear empleo. Y ha reiterado que los efectos de esas medidas "no se van a producir de manera inmediata" pero se están "sentando las bases" para que en España haya una recuperación de la economía, "mejore el bienestar y se puedan crear puestos de trabajo".

MONTORO ALERTA DE QUE LOS SUELDOS DE LOS FUNCIONARIOS ESTÁN "EN RIESGO"

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, dijo este miércoles a los funcionarios que "nuestro sueldo depende de los impuestos y si no sube la recaudación hay riesgo de que no se puedan pagar esas nóminas".

Así respondió Montoro en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados a varias preguntas sobre los últimos recortes aprobados por el Ejecutivo relativas a los cambios para los empleados públicos y el IVA.

"No hay dinero en las arcas públicas", admitió Montoro, quien justificó por ese motivo que se tomen medidas como extender la jornada laboral.

Asimismo, defendió que con los cambios que está aprobando el Gobierno para los funcionarios, como la reducción de los días de libre disposición, se está asimilando su trabajo al sector privado y que "eso no perjudica la calidad del servicio público".

"Para salir de esta crisis nuestras administraciones públicas tienen que mejorar su funcionamiento, ahorrar y promover un gasto público más eficaz", prosiguió Montoro, que destacó que "el compromiso de la función pública es fundamental para salir de la crisis". Sobre el IVA, justificó la medida en la necesidad de recaudar más para poder financiar los servicios públicos.

A este respecto, Montoro, firme defensor de la bajada de este impuesto cuando estaba en la oposición, denunció que España tiene una recaudación sobre PIB del IVA por debajo del 6%, cuando países como Grecia o Portugal están en el 7,5% o Chipre en el 9%. Por ello, recordó que el Ejecutivo va a aprobar un plan para hacer más eficaz la lucha contra el fraude en el IVA y que eso permitirá garantizar la continuidad de unos servicios públicos que están seriamente amenazados.