Rajoy dice que el crédito de España quedaría "muy dañado" con otras elecciones

Ciudadanos pide al PSOE que valore "realmente el sentido de la abstención"

nacional

| 14.08.2016 - 12:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, considera que el crédito de España en el exterior quedaría "muy dañado" si se celebran unas terceras elecciones generales.

Rajoy ha expresado su deseo de que no se produzca un nuevo llamamiento a las urnas porque "sería una magnífica forma de que todos hiciéramos el ridículo", dijo en declaraciones a los medios tras finalizar su paseo matutino por la Ruta del Agua y la Piedra en la zona donde descansa estos días en la provincia de Pontevedra.

El hecho de no poder formarse Gobierno y consecuentemente que no se pudiesen aprobar los Presupuestos Generales del Estado repercutiría negativamente "en la economía y, por tanto, en la forma de vivir de los españoles", señaló.

Ha reiterado que no adoptará ninguna decisión acerca de las seis condiciones planteadas por Ciudadanos para votar a favor de su investidura, hasta "escuchar a todo el mundo" y "al Comité Ejecutivo" del Partido Popular que se reunirá el próximo miércoles.

Sobre las voces internas que piden ofrecer a Ciudadanos un texto alternativo al ya propuesto, Rajoy ha contestado que "no hay que adelantar acontecimientos".

Ha recordado que el Partido Popular es el que ha ganado las elecciones y que mantendrá "una postura constructiva", y en este sentido ha dicho que los que han "perdido las elecciones" también deberían hacerlo porque "si no es imposible hacer algo razonable".

"Creo que todo el mundo tiene el conocimiento suficiente para saber lo que necesita España en estos momentos", ha subrayado.

CIUDADANOS PIDE AL PSOE QUE VALORE "REALMENTE EL SENTIDO DE LA ABSTENCIÓN"

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid e integrante de la Ejecutiva, Begoña Villacís, ha pedido hoy al PSOE que valore "realmente el sentido de la abstención", pues se trata de la "opción más razonable" al no haber más alternativa a ésta que unas terceras elecciones.

Así se ha expresado la dirigente del partido que lidera Albert Rivera en unas declaraciones a los periodistas hechas en la sede de su formación, y que ha aprovechado para insistir en que las seis condiciones planteadas al PP para que Ciudadanos dé apoyo a la investidura de Mariano Rajoy "no son matizables".

Pero Villacís, en la línea de la tribuna que Rivera ha publicado hoy en el diario "El País", ha reclamado al PSOE y a su secretario general, Pedro Sánchez, que aparque sus intereses "personales y de partido" y prime los de España, ya que la actual situación de "bloqueo" es "ridícula".

Ha precisado que en Ciudadanos son conscientes de que lo que se le pide al PSOE "no es fácil", pero ha incidido en que una abstención no equivaldría a un "sí" al PP, sino que se trata de la opción que propiciaría abandonar la actual coyuntura y empezar a "hacer oposición" frente a un "gobierno en minoría".

"Habrá que hacer pedagogía, no es fácil lo que le estamos pidiendo al PSOE, pero los socialistas han de tener en cuenta que de esta situación pueden salir muy reforzados como partido de Estado que son", ha añadido.

Por ello, en esta línea, Villacís ha considerado que "si valorasen realmente el sentido de una abstención, lo más razonable sería" que se decantaran por ella.

Según sus explicaciones, la alternativa a dicha elección sería el intento por Sánchez de formar gobierno, pero eso a su juicio no existe en estos momentos, por lo que de persistir en el "no" el PSOE, sólo cabría la salida de las terceras elecciones.

Llegar a este punto, en opinión de la portavoz de Ciudadanos en el consistorio madrileño, resultaría "una vergüenza".

Así que ha vuelto a destacar el significado que tendría una abstención en unas circunstancias como las actuales: habría enfrente "un gobierno en minoría" del PP que "no mandaría como antes", con el "rodillo" y de "forma aislada", ha recalcado.

Al contrario, si sale adelante la investidura de Rajoy, ocurriría que un Partido Popular en minoría "por fin sería mandado desde el Parlamento".