Rajoy advierte de que el ajuste puede situarse entre 37.000 y 40.000 millones

Tres cuartas partes de la desviación del déficit proceden de las autonomías

Descarta subir el IVA y justifica la del IRPF: "no quedaba otra opción"

El de la Administración Central del 5% frente al 4,8% estimado

"Creo en el estado del bienestar y en un sistema sanitario universal, público y gratuito"

No habrá "banco malo" en la restructuración del sistema financiero

nacional

| 10.01.2012 - 15:49 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido hoy a los diputados del PP reunidos en el Congreso de que el déficit público de 2011 se situará algo por encima del 8 por ciento del PIB, lo que exigirá un ajuste de entre 37.000 y 40.000 millones de euros, según fuentes asistentes al encuentro.

Una reunión en la que, según ha explicado en rueda de prensa el portavoz del grupo popular, Alfonso Alonso, Rajoy ha pedido a todos los diputados que expliquen "a pie de calle" las medidas económicas que tome el Gobierno "por muy difíciles" que éstas sean.

En el debate de investidura, Rajoy avanzó que, si 2011 cerraba con la previsión de déficit del 6 por ciento, este año se debía efectuar un recorte de 16.500 millones, pero el 30 de diciembre el Gobierno dejó claro que sería necesario un ajuste adicional de 20.000 millones al descubrir que el déficit se había desviado dos puntos.

Hoy ha reconocido, en esta reunión a puerta cerrada, que ese desfase puede ser mayor y que, en lugar de 36.500 millones, se necesitará ajustar entre 37.000 y 40.000 millones, según las citadas fuentes presentes en el encuentro.

Según los cálculos del Gobierno popular, cada décima de desviación exige un recorte de 1.000 millones.

Alfonso Alonso ha dejado claro que el Gobierno está dispuesto a tomar "decisiones difíciles en una situación difícil".

Medidas que, ha dicho, son "el instrumento" para el objetivo principal del Gobierno del PP, que es que "al final de esta legislatura" España tenga "crecimiento económico y esté creando empleo".

"España vive muy por encima de sus posibilidades; estamos gastando prácticamente 90.000 millones de euros más de los que ingresamos, no es sostenible", ha advertido el portavoz popular, para quien "tapar este agujero" debe ser un "gran objetivo nacional" que permita más adelante crecer y crear puestos de trabajo.

Rajoy ha explicado a los diputados las medidas adoptadas ya por su Gobierno para recortar el gasto público e incrementar los ingresos, así como las reformas que pretende abordar en los próximos meses -la laboral y la del sistema financiero en el primer trimestre- y otras actuaciones para ayudar a pymes y autónomos.

El jefe del Ejecutivo, según las fuentes consultadas, ha señalado que no hay nuevos recortes en el horizonte inmediato y que se reflexionará cada medida adicional que se tome, pero ha dejado claro que se afrontará la situación de cara.

En el mismo sentido, Rajoy ha asegurado, según Alonso, que el Gobierno está decidido a "no distraerse" en su cometido, pero ha pedido también a los diputados que sean parte activa y correa de transmisión en la explicación de sus políticas, para conseguir que la sociedad "se implique en este esfuerzo colectivo".

Para la diputada Elvira Rodríguez, que presidirá la Comisión de Economía del Congreso, lo que está claro es que el Gobierno "tiene las ideas muy claras" y que intenta con sus medidas "generar un poquito de recuperación".

NO SUBIRÁ EL IVA

Por otra parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha justificado la subida del IRPF porque el déficit que encontró al llegar al Gobierno era superior a lo previsto. Rajoy ha admitido que la medida adoptada es "dura y dolorosa, pero absolutamente imprescindible. No quedaba otra opción". Asi lo ha manifestado en una entrevista con el presidente de la agencia Efe, Álex Grijelmo. Rajoy señala que no está entre sus previsiones subir el IVA, y que no habrá un banco malo, sino un proceso de reestructuración del sistema financiero desde los principios de san eamiento, transparencia y fusión de las entidades.

"Era fundamental para la credibilidad del país y poder financiarnos fuera", ha añadido Rajoy, quien conoció el 27 de diciembre, a través de la Intervención General del Estado, el aumento imprevisto del déficit.

El presidente del Gobierno no ha dudado en asegurar que si hubiera creído preciso subir el IVA no le habría temblado la mano, pero precisó que se trata de un impuesto que afecta por igual a todos los ciudadanos y supone una subida de precios, y por ello, no prevé incrementarlo.

En la entrevista, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy afirma que dará la cara ante la crisis económica sin esconderse y que por ello decidió no crear una vicepresidencia económica en la formación de su Gabinete. "Con cinco millones de parados la economía es lo más importante, y quería dar una señal de que el presidente va a dar la cara y no se va a esconder". Y recalcó que, por ello, será él quien presida la Comisión Delegada de Asuntos Económicos.

LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS RESPONSABLES DE LA TERCERA PARTE DE LA DESVIACIÓN DEL DÉFICIT PÚBLICO

Las comunidades autónomas han sido responsables de 15.000 de los 20.000 millones de euros de desviación del déficit público que se ha registrado en el ejercicio 2011, según datos aún no definitivos de la Intervención General del Estado (IGAE) que ha adelantado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El déficit de las autonomías se ha situado en torno al 2,7% del PIB, frente al 1,3% previsto, mientras que el desequilibrio de la Administración central ha superado ligeramente el 5%, por encima del 4,8% esperado.

Rajoy ha señalado que la desviación en 2011 ha sido de 20.000 millones, lo que implica situar el déficit en un 8%, dos puntos por encima del 6% previsto, ya que cada punto adicional supone unos 10.000 millones de euros.

Según el presidente del Gobierno, a la desviación de 15.000 millones de las comunidades autónomas se añaden las registradas en la Administración central, unos 3.000 millones, en la Seguridad Social, 5.000 millones, y en los ayuntamientos, unos 1.500 millones.

Tanto las Comunidades Autónomas como los Ayuntamientos tendrán que "apretarse el cinturón" "como ya lo han hecho en España familias y empresas".

ESFUERZOS NECESARIOS PARA MANTENER EL ESTADO DEL BIENESTAR

Según Rajoy el objetivo prioritario es crear empleo, lograr el crecimiento y mantener el Estado del bienestar, sobre el cual ha dicho: "Creo profundamente en él y no está en peligro. Creo en el sistema de pensiones, en un sistema sanitario universal, público y gratuito, y en un sistema educativo que hay que mejorar". "Pero para mantenerlo -ha precisado- se necesitan dinero, crecimiento económico y empleo".

Lo primero es seguir reduciendo el déficit público: "es una prioridad capital si queremos recibir dinero fuera, si no corremos el serio riesgo de que no nos lo den o de pagar cifras astronómicas; por tanto, en los Presupuestos Generales del Estado que presentaremos antes del 31 de marzo, volveremos a hacer una reducción del gasto público".

Rajoy sigue a la espera de un acuerdo entre patronal y sindicatos sobre la reforma laboral, y al respecto ha dicho: "Les pedí un esfuerzo que agradezco, pero no sé en qué terminarán las negociaciones. Tendré en cuenta sus acuerdos, pero en lo que no haya acuerdo el Gobierno hará lo que sea mejor para el interés general de los españoles".

Para el primer trimestre ha enumerado otras decisiones como una reforma estructural importante con el objetivo de crear empleo y ayudar a las pymes y a los emprendedores, que dan empleo al 80% de los que trabajan, "para que las cosas les sean más fáciles". "Vamos a hacer algunas cosas desde el punto de vista fiscal para ayudarles a que creen empleo y generen bienestar y riqueza".

ANTES DEL 15 DE FEBRERO PRESENTARÁ EL PLAN DE REESTRUCTURACIÓN DEL SECTOR FINANCIERO

El Gobierno presentará antes del 15 de febrero un plan de reestructuración del sistema financiero que conllevará un nuevo proceso de fusiones. Rajoy ha asegurado que no se creará un "banco malo" (que consiste en agrupar en una entidad los activos problemáticos del sistema financiero) y ha explicado que el procedimiento elegido no será gravoso para los contribuyentes.

Según Rajoy, el plan obligará "al saneamiento de las entidades financieras, a su transparencia y a un nuevo proceso de fusiones de entidades" para que las resultantes tengan un tamaño adecuado, sean solventes y, sobre todo, "para que vuelvan a dar crédito a las pequeñas y medianas empresas y a las familias, sin lo cual no habrá recuperación".

AMÉRICA LATINA UNA PRIORIDAD DEL GOBIERNO

El presidente del Gobierno ha garantizado que América Latina es una "prioridad capital" de su Ejecutivo, ha recordado que España es el segundo país inversor en la región y se ha puesto como objetivo mantener "las mejores relaciones" con la comunidad iberoamericana. Según ha apuntado, ése fue el primer mensaje que trasladó al nuevo ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo.

"Creo que podemos hacer muchísimas cosas juntos, en un mundo cada vez más abierto, cada vez más global", ha recalcado.

Mariano Rajoy, ha avanzado que su intención es que su primer viaje oficial al extranjero tenga como destino Marruecos, país que espera visitar "en un periodo de tiempo relativamente breve".

Al margen de este viaje, ha recordado que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, visitará Madrid el próximo lunes.

Espera recibir también próximamente al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y a la presidenta de turno de la UE, la primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt.

El 30 de enero Rajoy se desplazará a Bruselas para participar en su primer Consejo europeo; "aunque eso ya no sé si calificarlo de viaje al extranjero", ha bromeado. Se trata de una cita clave en la que, según el presidente del Gobierno, tendrá ocasión de explicar sus reformas.

En la cumbre europea los socios comunitarios analizarán cómo cada país cumple los requisitos de déficit público y hablarán de "crecimiento económico y empleo y de las medidas que hay que tomar" para lograr esos objetivos, ha añadido.