Rajoy descarta subir de nuevo impuestos, aunque "nada es para siempre"

Rajoy considera conciliable ir reduciendo el déficit público sin hacer una nueva subida de impuestos

Sarzkozy pide "sangre fía" ante las decisiones de las agencias de medición de riesgos

España apoyará la tasa sobre las transacciones financieras que propone Francia

Rajoy a ETA: "el Estado de Derecho no está ni estará en suspenso"

nacional

| 16.01.2012 - 20:21 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que no pretende incluir una subida de impuestos en los Presupuestos de 2012, porque la reconducción de la situación es "perfectamente compatible" con una política que no incluya más subidas de impuestos en los próximos meses, aunque, tal y como ha dicho, "en la vida nada es para siempre". Por su parte, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, pidió mantener "la sangre fía" frente a las decisiones de las agencias de medición de riesgos y acometer las medidas necesarias ante "la crisis sin precedentes" que sufre Europa. Sarkozy insistió en que si España e Italia no tienen éxito en mejorar la situación de sus economías, todos los países de la eurozona se verían afectados.

En una rueda de prensa junto al presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, Rajoy al ser preguntado sobre si el Gobierno incluirá una subida de IVA en los Presupuestos de 2012, sostuvo que ya se han subido los impuestos lo "suficiente". De hecho, ha afirmado que le gustaría bajar los impuestos, aunque no es probable ni en el actual contexto económico ni en los próximos meses, pero sí en el futuro", ha dicho, tras confiar en que poder hacerlo cuando la economía vuelva a crecer y a generar puestos de trabajo.

De hecho, Rajoy ha asegurado que al Gobierno en general y a él "personalmente" le costó mucho tomar la decisión de subir el IRPF porque no cree en una economía con impuestos elevados. "Pero no cabía otra alternativa", ha señalado, tras mostrarse "absolutamente convencido" de que a los españoles no le gustó esta decisión.

Rajoy ha enmarcado la subida de impuestos en una situación económica "muy complicada" que exigía medidas de este tipo, porque la alternativa era "no hacer nada", lo que hubiera supuesto un "pésimo mensaje" para los mercados. Además, ha recordado que la subida es temporal y se ha mostrado "absolutamente convencido" de que el cambio fiscal, junto a otras decisiones que ya se han tomado y a las que se tomarán en el futuro, ayudará a que España recupere su posición de crecimiento y creación de empleo para poder bajar los impuestos.

De hecho, ha asegurado que no debe haber "ni un español" que no sepa que la premisa básica del PP es reducir el déficit, cumplir los compromisos europeos y seguir adelante con su "clara apuesta" por las reformas estructurales, como la financiera, después de apoyar algunas medidas del anterior que Gobierno que, para Rajoy, eran un poco "tímidas". "Hay que hacer más cosas", ha enfatizado.

RESTA IMPORTANCIA A LA REBAJA DE S&P

Por otro lado, el jefe del Ejecutivo coincidido con Sarkozy al restar importancia a las rebajas de calificación acometidas por la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's el pasado viernes, aunque ha resaltado la conveniencia de estar atentos a los datos económicos."Nos importan mucho lo que dice y hace todo el mundo", ha señalado, tras resaltar el buen resultado de la subasta del Tesoro del jueves y recordar que este lunes no se han producido cambios "importantes" en los diferenciales de deuda, que sigue por debajo de los 350 puntos básicos.

En este contexto, ha apostado por una Europa que actúe "con rapidez, agilidad y realismo" mientras que cada país marca su "propio camino". "Este Gobierno ya lo ha hecho", ha indicado, tras recordar las actuaciones del Ejecutivo para reducir el déficit y sacar adelante las reformas estructurales.

"Tenemos clara la idea", ha sentenciado, después de considerar que si los países cumplen y hacen "las cosas bien" y el Consejo Europeo actúa "con rapidez, realismo y sentido común" se superará la crisis económica. "Y no en mucho tiempo", ha vaticinado.

SARKOZY PIDE "SANGRE FRIA" ANTE LAS AGENCIAS DE RATING EN UN MOMENTO DE "CRISIS SIN PRECEDENTES"

Por su parte, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, pidió mantener "la sangre fía" frente a las decisiones de las agencias de medición de riesgos y acometer las medidas necesarias ante "la crisis sin precedentes" que sufre Europa. "Hay que reaccionar a estas decisiones con sangre fía. Esto no cambia nada", afirmó Sarkozy.

Según el jefe de Estado francés, los países europeos tienen que concentrase en "reducir el déficit, reducir el gasto y mejorar la competitividad de nuestra economía" y reaccionar con "sangre fría", y "no volvernos locos porque una agencia haya hecho una rebaja" de la calificación de la deuda. Tanto Francia como la eurozona en su conjunto deben reducir el déficit, recortar el gasto y mejorar su competitividad para volver a encontrar el camino del crecimiento.

Sarkozy ha elogiado las "valientes" medidas adoptadas por el Gobierno de Mariano Rajoy e insistió en que si España e Italia no tienen éxito en mejorar la situación de sus economías, todos los países de la eurozona se verían afectados. "La implicación de la economía de Francia con la economía española, la igual que con la economía italiana, hace que seamos solidarios", añadió. En esta línea, el mandatario francés subrayó que las implicaciones entre los países de la unión monetaria son tales, que si Francia tiene un problema, también lo tendría la economía alemana.

RAJOY PIDE QUE ESPAÑA MANTENGA UN PUESTO EN LA DIRECCIÓN DEL BANCO CENTRAL EUROPEO

Además el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dejado claro que España quiere mantener un puesto en el Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) una vez que el 31 de mayo cese en su puesto José Manuel González-Páramo. Rajoy ha explicado que su petición cuenta con el aval del país vecino.

En paralelo ha anunciado que España apoyará la imposición de una tasa sobre las transacciones financieras, aunque haya que estudiar "algunos detalles" para que no se traslade a los consumidores. Se trata, como ha recordado Rajoy, de una iniciativa por la que Sarkozy ha dado "mucha batalla" y que contará con el "apoyo político" del Gobierno español.

"Vamos a estar opinando, planteando y ayudando a construir este gigantesco proyecto común que se llama Europa", ha recalcado Rajoy que este martes recibirá en la Moncloa al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

EL ESTADO DE DERECHO NO ESTÁ EN SUSPENSO NI LO VA A ESTAR

En relación a otros temas el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado, tras las recientes detenciones de miembros de ETA en Francia, que "el Estado de Derecho no está en suspenso" y no lo va estar, y ha subrayado que lo que tiene que hacer la banda terrorista es dar el paso definitivo y disolverse. Rajoy ha hecho esa advertencia junto al presidente francés, Nicolas Sarkzoy, después de la reunión que ambos han mantenido en el Palacio de la Moncloa.

Rajoy ha agradecido el apoyo de París en la lucha contra ETA. Y ha aprovechado para subrayar que aunque él ya dijo, el pasado 20 de octubre, que le parecía "muy bien el anuncio de cese definitivo" de la violencia por parte de ETA, "el Estado de Derecho no están en suspenso ni en Francia ni en España".

"Mientras ETA siga existiendo, es una organización terrorista y sus miembros son miembros de una organización terrorista", ha advertido. Sobre las detenciones de este fin de semana, Rajoy ha subrayado además que los detenidos iban armados y "habían hecho acopio de explosivos y pistolas" en las últimas fechas.

Sarkozy, por su parte, ha destacado la "importancia" de las detenciones para Francia porque los investigadores tienen "elementos" que permiten pensar que los detenidos pueden tener "explicaciones que dar" sobre el asesinato del gendarme francés Serge Nérin, última víctima mortal de la banda, el 16 de marzo de 2010.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha defendido que los responsables de los asesinatos de ETA, tanto en España como en Francia, "han de rendir cuentas", y ha garantizado que no habrá "más Pirineos" en la cooperación entre ambos países en esta materia.

"Siempre podréis contar con la República francesa para erradicar" el terrorismo de ETA, garantizaba Sarkozy al Rey después de que éste le impusiera el Toisón de Oro, la más alta condecoración que concede la Corona española, que ha querido reconocer la colaboración que Sarkozy ha prestado a España, sobre todo en la lucha contra ETA.

"Los que han asesinado en España han de rendir cuentas, pero los que han asesinado en Francia rendirán cuentas también", ha advertido el presidente francés.