Rajoy denuncia la "mezquindad" de Mas por utilizar a los funcionarios para la consulta

Pide que se deje trabajar a la Justicia en los casos de corrupción

Mariano Rajoy

nacional

| 26.10.2014 - 10:47 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha criticado hoy el "acto mezquino" que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, comete pretendiendo involucrar a los funcionarios catalanes en la consulta alternativa del 9 de noviembre.

"No sé lo que se pretende hacer ahora, pero tengo la sensación de que se trata de un acto profundamente antidemocrático", ha dicho Rajoy, en su discurso de clausura de la intermunicipal del PP, sobre el proceso de participación que quiere celebrar Mas en lugar de la consulta soberanista que ha suspendido el Tribunal Constitucional.

Un proceso, ha recordado, "donde los miembros de las mesas van a ser voluntarios, donde las papeletas las cuentan, las hacen, las fabrican y las ponen nadie sabe dónde aquellos que están en una determinada posición".

Y "donde además no se le quiere dar a nadie instrucciones por escrito y se traslada la responsabilidad en un acto mezquino a los funcionarios públicos que no tienen por qué soportar una situación como esa", ha denunciado.

Rajoy ha cerrado su discurso con un compromiso que, como ha recordado, lleva meses repitiendo: "En España, al menos mientras yo sea presidente del Gobierno, se va a cumplir la ley".

CORRUPCION: PIDE QUE SE DEJE TRABAJAR A LA JUSTICIA

El presidente del Gobierno ha admitido hoy que han sucedido "algunas cosas" que no le hubiera gustado que se hubieran producido, en referencia sin citarlas a las últimas imputaciones por casos de corrupción, y ha pedido que se deje trabajar a la Justicia para esclarecer estos hechos.

Rajoy ha rechazado la idea de que la corrupción sea generalizada porque "algunas cosas", ha dicho, no representan a los 46 millones de españoles ni "al conjunto de España".

"Eso no lo voy a aceptar, por más que a algunos les gusten hacer según qué cosas", ha advertido.

Ya el pasado viernes en Bruselas, el presidente del Gobierno expresó su respeto a las decisiones judiciales en asuntos como el caso Bárcenas y garantizó que el Ejecutivo seguirá ayudando a la Justicia para castigar a los culpables y reconocer a los inocentes.

Según explicó, el Gobierno está adoptando todas las medidas a su alcance para evitar que estos hechos vuelvan a ocurrir con un paquete legislativo que ya se está debatiendo en el Congreso.